sábado 15 de diciembre de 2018 - 12:01 AM

Indignación por irrupción de protesta en la Sagrada Familia

La protesta de universitarios, que el pasado jueves se realizó en la capital santandereana, finalizó en una polémica arremetida contra una de las catedrales más emblemáticas de la ciudad: la Sagrada Familia. Denuncias por consumo de drogas y de alcohol, además de daños causados al interior de la iglesia, se registraron durante dicha manifestación.

¿Sacrilegio contra la Sagrada Familia? Muchos feligreses califican como una “profanación”, la arremetida que sufrió el pasado jueves esta emblemática catedral de la capital santandereana.

Actos de vandalismo y de robo se registraron antenoche al interior de dicha iglesia, cuando una manifestación de universitarios irrumpió en el templo religioso, a eso de las 6:00 p.m.

Daños contra las instalaciones, consumo de sustancias sicoactivas, y tratos denigrantes contra los fieles que se encontraban en la catedral a esa hora, hacen parte de los actos vandálicos que suscitaron tal disgusto en la comunidad religiosa.

Lea también: Video: Así quedó la Sagrada Familia tras manifestación estudiantil en Bucaramanga

“Unas personas encapuchadas ingresaron a la catedral, en el mismo momento que los feligreses se disponían a compartir una eucaristía”, informó el Brigadier General Manuel Vásquez, Comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga.

Denuncian agresiones

Tras irrumpir en la iglesia, los manifestantes se encerraron al interior del templo, con el fin de evitar el accionar de las autoridades. Según aseguran colectivos de universitarios, tal acción se realizó para impedir el “maltrato” de la Fuerza Pública.

Dicha acometida contra la Sagrada Familia generó un momento de ‘shock’ para los participantes de la misa, a tal punto que varias personas de la tercera edad recibieron asistencia médica por parte de las autoridades.

Le puede interesar: Rifirrafe entre Petro y el Ministro de Defensa por acciones del Esmad en las marchas

Incluso, una ciudadana tuvo que ser evacuada en camilla, a raíz de un colapso nervioso que sufrió.

“Fui a cerrar la puerta, pero me empujaron y pasaron por encima. Venían encapuchados. Nos trataron con groserías. Cuando estaban adentro empezaron a fumar marihuana, y nosotros asfixiados. Uno de los manifestantes incluso nos dijo que éramos rehenes”, aseguró una de las asistentes a dicha misa.

“Tres millones en daños”

Personas que laboran en la Sagrada Familia, relataron a Vanguardia Liberal cuáles fueron los daños causados a la catedral, como resultado de la irrupción cometida por los manifestantes.

“El CTI estimó que se causaron daños en más de tres millones de pesos. Partieron uno de los vitrales, se robaron una cámara, y afectaron varias paredes. Estas reparaciones las debe asumir la misma parroquia. Hasta ahora no hay manifestantes individualizados”, señalaron las fuentes consultadas.

No olvide leer: Universitario perdió un ojo durante enfrentamientos con el Esmad en Popayán

Representantes de la Unión Nacional de Estudiantes de Educación Superior, Unees, acotaron sobre lo ocurrido que "no fue una toma a la iglesia. Intentamos entrar para hacer un acto simbólico, en ese momento la Policía arremetió contra nosotros, por eso los estudiantes se atrincheraron dentro de la iglesia hasta que nos dieran las garantías de salir".

Dicho colectivo relató algunas de las agresiones más severas que se habrían presentado: “en medio de los golpes a uno de nosotros le pegaron en la cabeza; tiene una herida en la frente y le cogieron 12 puntos. Otro compañero también fue golpeado y lo reventaron".

Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad