martes 10 de agosto de 2021 - 12:00 AM

Iniciarán vigilancia centinela en colegios y universidades de Bucaramanga

Con este programa se pretende identificar los cambios en la situación epidemiológica de las instituciones educativas, de manera temprana, para implementar los cercos y activar los sistemas de alerta. Epidemióloga resuelve dudas sobre el retorno escolar.
Escuchar este artículo

Entre la Alcaldía de Bucaramanga y la Universidad Industrial de Santander, UIS, se avanza en la firma de un convenio interadministrativo para la implementación de un programa de vigilancia centinela, que consiste en realizar tamizajes periódicos en colegios y universidades.

Para esto se utilizará la prueba RT-PCR en muestras de saliva, un método que puso en marcha la UIS para realizar la identificación de casos de infección por COVID-19 y que, hace pocos días, recibió concepto favorable por parte del InstitutoNacional de Salud, INS.

Los requisitos para poder acceder a este tipo de muestra es no haber consumido alimentos o bebidas, fumado o cepillado los dientes al menos una hora antes.

Esta prueba facilitará el diagnóstico de la infección, dada la simplicidad del proceso. Además, tiene mejor aceptación y menores costos, en comparación con la prueba PCR de hisopado nasofaríngeo, especialmente en población infantil y en grupos poblacionales que requieren muestras seriadas.

Lina María Vera Cala, decana de la Facultad de Salud de la UIS, explicó que con esta iniciativa se avanzará en un monitoreo de estudiantes, docentes, directivos docentes y personal administrativo de las instituciones, para mantener vigilancia permanente de la aparición de casos de SARS-CoV-2 en el contexto educativo.

“Esto es un acompañamiento que vamos a brindar. Esto es parte de la estrategia de hacer un retorno seguro de la educación principal, que es fundamental en estos momentos para nuestros niños, niñas, adolescentes y jóvenes, quienes son los que han estado más tiempo guardados. El sector educativo fue el primero en cerrar y es prácticamente el último en retornar”, subrayó Vera Cala.

Entre tanto, los colegios y las universidades, que ya están contactados, tendrán el compromiso de alistar el plan de respuesta. Una vez se empiecen a detectar casos, tendrán que establecer -junto con la Secretaría Local de Salud- las medidas e intervenciones.

“Con esto lo que vamos a lograr es cortar cadenas de transmisión casi que inmediatamente, que es lo que ha faltado en el país. Nosotros nos comprometemos a entregar los resultados en máximo 72 horas, de manera que, rápidamente, si sale un caso podemos aislarlo y avanzar con el cerco epidemiológico, esto permitirá que no volvamos a hacer aislamientos o cuarentenas en este sector”, acotó.

De acuerdo con la Decana de la Facultad de Salud de la UIS, se espera que al finalizar este mes o principios del próximo, el programa de vigilancia centinela en colegios y universidades se ponga en marcha.

Sin embargo, desde la UIS, se exiende la invitación para que todas las instituciones y entes territoiales de Santander, que también quieran implementarlo realicen la respectiva solicitud.

Lea también: Con Delta, Santander debe acelerar ritmo de vacunación

Por su parte, Juan José Rey, secretario de Salud de Bucaramanga, comunicó que el proyecto ya tiene su certificado de planeación y los recursos apropiados que se acercan a los $300 millones.

“En principio lo que queremos es fortalecer una capacidad muy importante que tenemos en la UIS, con el fin de estar detectando cualquier tipo de circulación del virus en cualquiera de las instituciones educativas. Las pruebas RT-PCR en saliva nos facilitará el proceso con los niños, porque con ellos es muy complicado el hisopado nasofaríngeo”.

De acuerdo con el funcionario, se esperan hacer alrededor de 35 mil pruebas durante los próximos tres o cuatro meses con lecturas que van a estar en dos o máximo tres días.

Pruebas RT-PCR en muestras de saliva

La Universidad Industrial de Santander, UIS, a través del Laboratorio Central de Investigaciones, LCI, realizó validación secundaria y verificación de desempeño de la prueba RT-qPCR para diagnóstico de infección por SARS-CoV-2 en muestras de saliva.

El estudio, que recibió concepto favorable del Instituto Nacional de Salud, se llevó a cabo entre abril y mayo de 2021, y estuvo a cargo de los profesores investigadores de la UIS: Luis Miguel Sosa, Laura Andrea Rodríguez, Lina María Vera Cala, Myriam Oróstegui, Martha Lucía Díaz, Mayra Jaimes y Anyela Lozano; así como de los profesores Leonelo Bautista de la Universidad de Wisconsin y Ruth Aralí Martínez de la Universidad de Santander.

Este grupo de científicos llevó a cabo la estandarización, evaluación de la sensibilidad analítica y validación de un ensayo RT-qPCR para la detección de los genes E y N del virus SARS CoV-2 en muestras de saliva de personas sintomáticas y asintomáticas. Se obtuvieron muestras pareadas de saliva e hisopado nasofaríngeo de 413 participantes, encontrando como resultados que el análisis sobre la validez diagnóstica de la muestra en saliva mostró una sensibilidad del 91,18% (IC95% 81,78 - 96,69) y una especificidad del 100% (IC 95% 98,94 - 100,00).

Lina María Vera Cala, decana de la Facultad de Salud de la UIS, manifestó que “el hecho de que el INS haya validado nuestra prueba de PCR en saliva es de un gran impacto en el control de la epidemia, no solo en los santandereanos sino en todo el país porque podemos, eventualmente, atender el diagnóstico de otras regiones. Esto disminuye costos en la toma de la muestra, lo cual potencialmente va a disminuir el costo de la prueba y, lo más importante, disminuye molestias para el paciente, porque no es una prueba invasiva”.

Retorno escolar: Preguntas a un epidemiólogo

Teniendo en cuenta la dudas de algunos padres de familia, sobre el retorno a clase, Vanguardia habló con Myriam Oróstegui Arenas, epidemióloga y profesora Emérita de la UIS.

¿Es conveniente que los menores de edad regresen ya a los colegios?

En las últimas semanas en la ciudad se empieza a percibir un descenso en el número de casos diarios, también se presenta la disminución del porcentaje de ocupación de camas UCI. Aún lejos de decir que podemos estar tranquilos por la situación epidemiológica, ha surgido la amenaza de la circulación de la variable Delta. Esta variante se caracteriza por tener un crecimiento exponencial de los casos. Un par de casos y en dos o tres semanas ya se tendrá otro brote. Esta nueva amenaza, obliga a reforzar aún más las medidas preventivas y ahora más que nunca, a no bajar la guardia.

Conociendo el impacto que tiene en la población estudiantil la falta de asistencia a las instituciones, se puede iniciar este regreso en la modalidad de alternancia escolar, pero bajo ciertas condiciones que garanticen que estas ofrecen un ambiente seguro con el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad.

¿Qué condiciones son?

-Definición de las burbujas escolares y delimitación de los espacios en donde se realizan las actividades escolares, de manera tal que se conserve al menos la distancia de un metros entre uno y otro estudiante. Esto en la práctica, define el aforo máximo que debe tener cada aula o espacio escolar.

-Asegurar que la institución tenga establecido un sistema de detección de casos que se activa de manera muy precoz, permitiendo que se identifiquen los casos, bien sean sintomáticos o asintomáticos y los contactos estrechos. Esto para que se realice el rastreo y se hagan los cercos epidemiológicos que correspondan. Esta no es actividad de un solo día, sino que debe ser permanente y debe ser sostenida a través de todas las actividades escolares y todos los días.

-Garantizar que en todos los espacios cerrados de las instituciones en donde se realicen las actividades educativas exista una adecuada ventilación natural, mediante la ventilación cruzada, lo cual implica mantener puertas y ventanas abiertas y renovación del aire circulante.

-Mantener las condiciones que permitan el correcto lavado de manos y garantizar los suministros para el aseo de la institución y la desinfección de las áreas que lo requieran.

-Las instituciones deben tener muy claro, las circunstancias en las cuales, por el comportamiento de la infección COVID-19 en la institución, se debe decidir aislar una burbuja, o cerrar un colegio.

¿Cuáles son las recomendaciones que se deben tener con los menores al momento de enviarlos al colegio?

Los padres juegan un papel muy importante en el regreso seguro de los escolares. Se espera la corresponsabilidad de ellos en el sentido de cooperar estrechamente con la institución educativa, de forma tal que, por ejemplo, se reporte de manera oportuna la presencia de síntomas en el niño, o la ocurrencia de casos en el entorno familiar, asumir las medidas de autoprotección ya conocidas, pues son el ejemplo más cercano y permanente que los niños tienen y se constituyen en el modelo a seguir.

Los niños deben asistir al colegio con los tapabocas y saber usarlos correctamente, los más grandes podrían usar la máscara y la careta o protector facial. Para ellos va a ser relativamente normal usarlos en la institución educativa, si han visto a sus padres usarlos. No se puede pretender que toda la responsabilidad de mantener el entorno seguro sea de los maestros y la institución.

En aquellas familias en donde las condiciones socioeconómicas no lo permitan, las instituciones educativas deben garantizar el suministro de estos elementos. De igual manera los maestros y directivos de los colegios son corresponsables en la prevención de la ocurrencia de casos dentro de las instituciones educativas.

Finalmente, todos deben ser educados para el reporte oportuno de los síntomas.

Hay percepción de que los menores no respetan las medidas de autocuidado, ¿cómo se puede manejar?

En niños muy pequeños, usualmente menores de 4 años, es posible que ello ocurra y que sea frecuente en los momentos de juego. Sin embargo, muchos de ellos ya han aprendido en su ámbito familiar a practicar, por ejemplo, un buen lavado de manos y a usar el tapabocas como es debido.

Los niños menores de 2 años no usan tapabocas, así que su vigilancia y acompañamiento para el lavado de manos y la higiene respiratoria es muy importante.

Y, ¿en los adolescentes?

Los grupos de chicos adolescentes posiblemente requieran estímulos permanentes y reforzamiento de las campañas educativas para contrarrestar su espíritu aventurero y en algunos casos su baja percepción del riesgo. Mensajes como los de evitar las 3 C, son muy importantes: evitar sitios concurridos, evitar lugares cerrados y evitar el contacto cercano, deben recordarse siempre.

Con ellos, estimular el sentido de la corresponsabilidad con sus compañeros y sus familias puede lograr que se asuman comportamientos duraderos de autocuidado.

¿Un colegio podría terminar siendo un foco de contagio?

Sin lugar a dudas, un colegio puede volverse un “foco de contagio”, como lo puede ser un partido de fútbol, una misa, un concierto, un bar y muchas otras actividades que implican gritar, cantar o hablar en voz alta. Aunque un colegio probablemente implica menos riesgo.

Afortunadamente, el hecho de que la población de un colegio sea cerrada hace que sea más fácil detectar un brote, mientras que en los otros escenarios un brote es más probable que ocurra, pero imposible de detectar ya que se hace muy poco esfuerzo para detectar este tipo de situaciones.

¿Qué mensaje se le puede dar a la población?

Es importante recordar que los adultos pueden transmitir el Coronavirus a los niños, y los niños a los adultos, aunque esta situación es menos frecuente. Que los niños pueden sufrir COVID-19 en menor proporción que los adultos, pero que también en ellos pueden ocurrir casos severos que lleven a un niño a una UCI, o a morir por esta causa, o a experimentar complicaciones post COVID que pueden comprometer seriamente su salud.

Debido a que las vacunas protegen de manera diversa y a que no protegen 100% contra la infección, es de suma importancia para el control de la transmisión, que la población vacunada no se relaje y siga manteniendo las medidas de autocuidado.

De igual manera es indispensable insistir en la importancia de la realización de las pruebas, ya que ellas han bajado en aproximadamente 43% en promedio en las últimas semanas, debido a que la población ya no quiere hacérselas. Además, es importante el rastreo de casos y sus contactos y el aislamiento, como medidas ya probadas para disminuir la transmisión.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Ingrid Paola Albis Pérez

Periodista egresada de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro de Vanguardia desde 2010. Trabajó con Q’hubo Barrancabermeja en 2016 cubriendo temas judiciales. En la actualidad es reportera de la sección Área Metro, apoya en la elaboración de contenidos digitales y transmisiones en directo y es la encargada de la campaña ‘No te quedes callada, denuncia si fuiste agredida’ donde se manejan temas de violencia contra la mujer.

@PaolaAlbis

ialbis@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad