martes 25 de mayo de 2021 - 6:10 PM

Iniciativa de reforestación en inmediaciones de Santurbán es nominado en premio medioambiental

Con este proyecto se han plantado al menos 1.783 árboles en los ecosistemas de bosque alto andino en inmediaciones del páramo de Santurbán en Santander y Norte de Santander.

'Árbol de La Esperanza- Bono Memorial' es una iniciativa de Organización La Esperanza, compañía que ofrece el desarrollo de soluciones exequiales. Esta idea surgió con el propósito de reemplazar las ofrendas flores por árboles como parte de los rituales para preservar la memoria y rendir tributo a la vida de los seres queridos.

Diego Montes, gerente general de Organización La Esperanza, explicó que estos árboles son sembrados en los bosques alto andino que rodean el páramo de Santurbán.

El proyecto surgió en el año 2018 cuando diferentes organizaciones dieron vida al Fondo de Agua de Norte de Santander con la Alianza Biocuenca, que ejecuta programas de conservación de estos ecosistemas claves para las fuentes hídricas que abastecen a más de 2 millones de personas en Santander y Norte de Santander.

La iniciativa 'Árbol de La Esperanza- Bono Memorial' se fue fortaleciendo e incluso se convirtió en una forma de homenajear a las personas en vida. "Fuimos ampliando el concepto para diferentes situaciones, para exaltar a alguien por ejemplo en su cumpleaños o aniversario, con el fin de sustituir las flores", comenta Montes.

Lea también: Infografía: Colombia, segundo país con mayor biodiversidad.

Resultados

Se tiene un registro de al menos 1.783 árboles plantados hasta la fecha, que contribuyen de esta manera con la regulación hídrica de cerca de 17.000 metros cúbicos de agua por año. Cada año se espera aportar 10 metros cúbicos de agua más.

Miembros de Alianza Biocuenca son quienes reciben los recursos para hacer la siembra y el acompañamiento de los árboles nativos hasta que están suficientemente robustos. En caso de que el árbol muera, es reemplazado. Se han plantado diferentes especies, entre las que se encuentran el arrayan, roble, eugenia, aliso, pinos, sauco, alcaparro, entre otros.

El equipo técnico es el que decide qué árbol instalar, pues depende de las necesidades y características de cada lugar para no generar daños al ecosistema.

Lea también: Comunidad paramuna pide reuniones de concertación.

Aunque se pueden donar árboles de forma individual, en algunos casos ha sido posible la creación de bosques en homenaje a una persona. Por ejemplo, bosque Cascada de Recuerdos agrupa 15 árboles, el bosque Sendero de Ilusión 80 árboles y el bosque Pasos de amor 200 árboles.

Estas zonas, en la mayoría de casos, son de difícil acceso. Pero en algunas ocasiones ha sido posible programar rituales. "El primer bosque se hizo en honor al padre de la directora de Alianza Biocuenca, quien falleció cuando recién empezaba el programa. Ella invitó a todos sus allegados a que regalarán un árbol y luego hizo una visita con todos ellos. Es algo muy sanador".

"Uno de los objetivos es exaltar la memoria de las personas a las que se les rinde tributo, sin importar la ocasión. También se busca generar vida al garantizar agua para las futuras generaciones. Es una plataforma que busca generar conciencia ambiental en cada uno de nosotros y facilita que cualquier persona acceda a su deber y derecho de participar en iniciativas de preservación", resalta Montes.

A través de la web www.contigoacadapaso.com se ingresa a la pestaña 'Árbol de La Esperanza' para adquirir y regalar un árbol. Al llenar la información, se elige el lugar donde se desea ubicar el árbol y a qué ecosistema beneficiar. Si se indica la opción Nororiental Sur el aporte irá al páramo de Santurbán en jurisdicción de Santander. De esta manera, se reforestará las cuencas del río de Oro y el Suratá.

Lea también: Hunden proyecto que prohibía la minería en los páramos del país.

Otras opciones permiten contribuir a ecosistemas de Norte de Santander, como la cuenca del río Pamplonita. También se podría impactar el páramo de Guerrero de Cundinamarca, cuya protección está siendo impulsada por Bavaria. Próximamente se beneficiará a la Sierra Nevada de Santa Marta.

Una de las innovaciones de este programa es que las personas pueden hacer seguimiento al estado del árbol gracias a un sistema de georreferenciación. En la plataforma se despliega un mapa que permite ubicar el árbol sembrado y visualizar datos como el nombre de la persona homenajeada, motivo y especie.

Premio

Gracias a esta labor, la iniciativa 'Árbol de La Esperanza- Bono Memorial' fue nominado en la octava edición de los Premios Latinoamérica Verde, que galardona a los mejores proyectos sociales y ambientales de nuestro continente. El programa es uno de los tres finalistas en la categoría agua de los premios, entre un total de 12.514 participantes de este año.

"Es un gran orgullo. Al crear la plataforma solo pensamos en la región, sin esperar que fuéramos a tener esta trascendencia. Somos conscientes de que esto se podría replicar en otros ecosistemas parecidos, solo se necesitarían aliados con entes encargados de hacer las labores de conservación", finalizó Montes.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad