domingo 24 de mayo de 2020 - 4:24 PM

Instituciones que atienden a población vulnerable hacen milagros para 'telestudiar' en Bucaramanga

Desde la llegada del Covid-19, docentes y alumnos de todos los colegios de la ciudad hacen su mejor esfuerzo para no perder ni un segundo de clases de forma virtual. Sin embargo, las instituciones que atienden a la población vulnerable de Bucaramanga, hacen verdaderos milagros para continuar sus procesos pedagógicos.
Escuchar este artículo

Juan Crisanto García Perea tiene 35 años y desde hace cuatro dicta español en el Instituto La Libertad de Bucaramanga. Un plantel educativo que atiende a más de 1.200 estudiantes de los estratos 1, 2 y 3 en el suroccidente de la ciudad.

Reconoce que nadie estaba preparado para este cambio y que ha sido “bastante complicado la adaptación”. Para este egresado de Comunicación Social de la Universidad Pontificia Bolivariana, son múltiples las barreras que a diario se deben superar.

Analfabetismo tecnológico

La más evidente es el aspecto técnico. “El problema es que muchos estudiantes y profesores no disponen de los equipos mínimos para cumplir su labor. Tampoco del conocimiento”. Para García hay un “analfabetismo tecnológico”.

Explica que los muchachos saben usar las redes y muchas aplicaciones de entretenimiento, pero a la hora de usar la tecnología para trabajar o estudiar tienen muchas falencias. También sucede con los docentes, una adversidad que aumenta con los años.

Entre tanto, Luz Amalia Sierra, docente del Instituto San Francisco de Asís, en el norte de Bucaramanga, explicó que hay muchos niños que ni siquiera tienen un celular con internet para recibir las indicaciones del profesor.

Instituciones que atienden a población vulnerable hacen milagros para 'telestudiar' en Bucaramanga

Foto: Juan Crisanto García es docente del Instituto La Libertad de Bucaramanga

No tienen herramientas

“Estudiantes que no tienen cama, que duermen en un piso de tierra, mucho menos van a tener un celular con internet. En el colegio donde yo trabajo tenemos 10 computadores. El rector hace peripecias para que sirvan. La verdad no estábamos preparados para el telestudio”, dijo Luz Amalia.

Los colegios han tenido que adaptarse, sobre todo los que atienden a población vulnerable, para poder llegar a todos sus alumnos. Jesús Alberto Perdomo, rector del Instituto La Libertad, manifestó que a los niños que no tienen posibilidad de conectarse les han llevado el contenido de forma impresa.

“Tenemos una plataforma virtual que nos permite atender a la mayoría de estudiantes. Sin embargo, reconocemos que hay niños que no tienen los recursos y necesitan un tratamiento especial. A ellos hemos llegado hasta sus casas y les hemos entregado el material impreso. Nuestros docentes mantienen comunicación constante con ellos para apoyarlos en su proceso formativo”, expuso Perdomo.

Instituciones que atienden a población vulnerable hacen milagros para 'telestudiar' en Bucaramanga

Foto: Luz Amalia Sierra es docente es en Instituto San Francisco de Asís.

Aumento en los casos de estrés

No obstante, esto ha generado otra adversidad que los docentes deben superar. En el caso de Juan Crisanto, él tiene más de 230 estudiantes de los grados sexto, octavo y décimo. Esto significa, que debe atender los requerimientos de sus alumnos y de sus padres de forma virtual.

“Prácticamente no hay un momento de la semana en que no reciba mensajes al Whatsapp o al correo de situaciones del colegio. Es agotador mentalmente pues estás disponible para trabajar 24 horas al día, siete días a la semana”.

Situación similar atraviesa Luz Amalia, quien debe atender a más de 180 niños de estratos 1 y 2, que en muchos casos no saben manejar la cámara del celular para enviarle el contenido acordado.

“Educación no tenemos, estos procesos formativos no contribuyen en nada. Lo único que generan es un estrés en los estudiantes, en el personal docente y en los padres de familia que hacen su mejor esfuerzo para ayudar a sus hijos”.

El contenido no está adaptado para lo digital

Asimismo, Kevin Parra, estudiante del grado 11 del Instituto Promoción Social en el barrio Transición de Bucaramanga, dice que estar encerrado le ha generado mucho estrés y es lo que menos le ha gustado del telestudio.

Además, el joven entregó pistas sobre una de las barreras más complejas del actual sistema educativo. “Se me ha dificultado el aprendizaje, me hace falta el contacto visual para poder entender el material. Los profesores han hecho el esfuerzo pero es más complicado”.

Crisanto García explicó que el problema es que el contenido no está diseñado para entregarse de forma virtual. “Simplemente se hizo una migración de lo presencial a lo virtual. Pero no hubo el tiempo para construir un modelo que tenga una pedagogía efectiva”.

El rector del Instituto La libertad, Jesús Perdomo, manifestó que los docentes tuvieron 15 días para desarrollar el material y crear una estrategia para construir un sistema de educación nuevo. Reconoce que fue muy poco el tiempo, pero dice que gracias a un trabajo previo que tenían adelantado en el plantel educativo, lo han podido implementar con éxito.

No hay expectativas para regresar

Si bien hay muchas dificultades que se deben superar a diario para enseñar a los niños más vulnerables de la ciudad, la presencia del Covid-19 podría generar una mayor deserción escolar si se toman las decisiones equivocadas o apresuradas el próximo semestre.

Luz Amalia es consciente de las dificultades de la educación virtual, pero reconoce que un retorno a las aulas generaría aún más inconvenientes.

“Decidir regresar es apresurado. Muchos padres preferirían no enviar a sus alumnos al colegio por miedo a contagiarse. Una situación similar afrontarían los docentes. Es complicado, pero se debe generar una estrategia que mejore la calidad de la educación y disminuya los niveles de estrés en la población”.

Por su parte, Jesús Alberto dice que es normal que los padres quieran que sus niños regresen a clase. “Muchos de ellos tienen que trabajar y no hay con quién dejar a los menores. Pero por ahora no hay las condiciones dadas de bioseguridad para que esto sea así. Además, parte de nuestro personal docente se encuentra en el grupo poblacional que más riesgo de mortalidad tiene por el Covid-19”.

Los alumnos en cambio opinan diferente. Es el caso de Mariana Ramírez estudiante de octavo grado en un colegio del sur de la ciudad. “A nosotros nos hacen falta los amigos del colegio, jugar con ellos y se aprende más en el salón que en un computador”. Kevin, por su parte, dice que él también prefiere volver, eso sí tomando medidas de precaución.

Instituciones que atienden a población vulnerable hacen milagros para 'telestudiar' en Bucaramanga

Colegios y Universidades no volverán a las aulas antes de agosto

En la noche del pasado martes, la ministra de Educación, María Victoria Angulo, manifestó que los colegios públicos y privados continuarán trabajando a distancia hasta el 31 de julio.

A partir del primero de agosto se podrían dar una apertura gradual para el regreso de las niñas, niños y adolescentes a las aulas de clase bajo un modelo de alternancia”, es decir, unos días se harán clases presenciales y otros se realizarán desde casa”, manifestó la jefe de la cartera.

“Esto se debe a que tenemos que mantener el número de grupos y horarios, ya que es necesario pensar en el impacto que tendría para los estudiantes regresar a las aulas en términos de transporte, en los tiempos de las distintas cohortes y en las dinámicas de cada municipio”, explicó la ministra.

Por ahora, a estudiantes y profesores no les queda otra que asumir el reto y enfrentar las dificultades.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad