lunes 24 de junio de 2019 - 12:00 AM

Intolerancia entre vecinos del área metropolitana de Bucaramanga: en 135% aumentaron las agresiones

En el último año los casos de agresión entre vecinos registraron un incremento de 135% en Santander. El área metropolitana de Bucaramanga reportó la mayoría de enfrentamientos. Vanguardia le cuenta qué debe hacer y a dónde acudir, en caso de que tenga problemas con habitantes de su barrio.

Uno de los casos más recordados por la ciudadanía ocurrió el año pasado en Girón, en donde una persona resultó asesinada cuando le hacía reclamos a un vecino por consumir droga en frente de su casa.

Este tipo de agresiones y de enfrentamientos entre habitantes de una misma comunidad son cada vez más frecuentes en Santander, de acuerdo con las estadísticas del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

Durante el último año el índice de peleas entre vecinos se disparó de forma alarmante. Según dicha entidad, en el departamento este tipo de casos presentaron un aumento del 135%, comparando las cifras de 2017 y de 2018.

A lo largo de 2017 Medicina Legal contabilizó en Santander un total de 342 ciudadanos lesionados (235 hombres y 107 mujeres), a raíz de confrontaciones entre residentes de un mismo barrio; mientras que en 2018 dicho indicador se elevó hasta los 805 heridos (363 hombres y 442 mujeres).

Es decir, el año anterior se presentaron en el departamento 463 agresiones más con relación a la vigencia de 2017. Entre enero y marzo de 2019, se reportaron 153 casos de este tipo.

Las muertes también aumentaron

El trágico hecho que se mencionó en Girón ocurrió el domingo 4 de marzo del año pasado, en la carrera 21C con calle 26B del barrio Villa Campestre II.

Hacia las 7:45 p.m. de ese día, la víctima departía en familia al interior de su vivienda. De repente, sintió muy cerca el humo y el olor a marihuana, por ello salió de su residencia a reclamarle al sujeto que consumía droga en frente de su hogar.

El consumidor de alucinógenos respondió de forma violenta y sorpresiva, asestando dos puñaladas en el pecho de quien le hizo tal reclamo.

Los datos de Medicina Legal evidencian que las muertes por enfrentamientos entre vecinos también se incrementaron de forma significativa, durante el último año en Santander.

Mientras que en 2017 se registraron seis asesinatos, en 2018 tal cifra subió hasta los 10 homicidios. Esto comprueba que el año anterior el departamento tuvo un crecimiento del 66% en el número de muertes, por riñas generadas entre habitantes de una misma comunidad.

Las estadísticas de 2019, con corte a marzo pasado, indican que en Santander se ha registrado una muerte en la vigencia actual.

¿Cómo se generan dichos enfrentamientos?

El 90% (1.039) de este tipo de casos reportados por Medicina Legal entre 2017 y 2018 se presentó en el área metropolitana de Bucaramanga, siendo la capital santandereana el municipio que más agresiones registró durante los últimos dos años.

Estudios de la Policía Metropolitana señalan que el norte de la ‘Ciudad Bonita’, es decir las Comunas 1 y 2, es uno de los sectores de Bucaramanga con mayor índice de intolerancia entre vecinos.

Luz Mila Velázquez, edil de la Comuna 1, mencionó algunas de las situaciones que más ocasionan este tipo de confrontaciones.

“La mayoría de problemas se presenta cuando las personas ponen el equipo de sonido a elevado volumen, y salen a los garajes o a la calle a hacer escándalos. Con el consumo de drogas ocurre algo similar, y también otros roces se presentan por obras o arreglos que se hacen en una vivienda o en el andén y que le molestan al otro”, contó esta líder comunal.

Luz describió una situación de intolerancia que ella misma sufrió, en cumplimiento de su labor como Edil de dicho sector.

“Un día me fui a correr a unos muchachos que fumaban marihuana en el parque del barrio, para que los niños pudieran jugar sin problemas. Pero ellos me respondieron con groserías y me amenazaron. Lastimosamente, aunque fui al CAÍ y denuncié la agresión verbal que me hicieron, la Policía no hizo nada, ni siquiera fue a ahuyentarlos”, relató la mujer.

voz de un experto
Libardo León Guarín, profesional en sociología, explicó algunas de las causas que ocasionarían tales índices de intolerancia en Santander y el área metropolitana de Bucaramanga.
“En las ciudades y cascos urbanos cada día hay mayor población concentrada en un mismo espacio o comunidad, y por ende estamos más expuestos a que se presente algún roce o malentendido entre vecinos. De allí la importancia de solucionar los problemas mediante el diálogo”, indicó este experto.
León Guarín también entregó otro indicio, sobre el por qué la mayoría de casos se presentan en vecindarios de bajos recursos.
“En este tipo de barrios las viviendas que se fabrican o que la misma comunidad construye son muy pequeñas, extremadamente. A raíz de esta realidad, las personas no cuentan con suficiente espacio al interior de sus casas para esparcimiento, por lo cual optan por salir a departir en aceras o en la vía pública, ocasionando incomodidades para los demás pobladores”, dijo este profesional.
El sociólogo considera además, que hacen falta campañas de educación contra la violencia, y de sensibilización para promover el consumo responsable de alcohol.
Según dicho experto, “en Bogotá, hace unos años se emprendió una campaña para promover el buen comportamiento en los consumidores de bebidas embriagantes. Sería oportuno hacer algo parecido en la ciudad, ya que el licor influye en los casos de intolerancia”.
“Igualmente, pienso que se debe incrementar la pedagogía por parte de las autoridades, para generar consciencia frente a estas agresiones entre vecinos”, agregó León Guarín.
Los homicidios, por casos de intolerancia entre vecinos, se incrementaron en 66% durante 2018. Según Medicina Legal, 10 personas resultaron asesinados el año anterior en Santander.
¿Qué debe hacer y a dónde acudir?
Las autoridades recomiendan seguir los siguientes pasos, en caso de que usted tenga algún roce o disputa con alguno de sus vecinos:
1.
Trate de hallar una solución o conciliación con su vecino, mediante un diálogo sereno y calmado.
2.
Si el problema continúa, busque el apoyo de los líderes de su comunidad: Junta de Acción Comunal, en los barrios; y para el caso de edificios o conjuntos acuda al Comité de Convivencia.
3.
De no haber un acuerdo aún, informe a la Policía acerca de la molestia que causa su vecino, para que se tomen correctivos y sanciones si se requiere. Puede hacerlo acudiendo a la Inspección o CAÍ más cercano, o a través del la línea de emergencias 123.
4.
De evidenciar un comportamiento contrario a la convivencia, la Policía tendrá la obligación de imponer un ‘Comparendo’ al infractor y de exigirle que cese con las molestias o perjuicios que esté ocasionando a terceros. El Código de Policía castiga el exceso de ruido, las obras ilegales, la no recolección de excrementos de mascotas y la indebida disposición de basuras.
5.
Si el caso es muy complejo, también puede acudir a un Centro de Conciliación, para tratar de llegar a algún acuerdo con la mediación de abogados. Varias universidades ofrecen este servicio sin costo, a ciudadanos de estratos 1, 2 y 3.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad