martes 23 de febrero de 2021 - 2:15 PM

Investigación Udes sobre hipertensión será financiada por Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos

La Universidad de Santander Udes, la Universidad de las Indias Occidentales en Jamaica y la Universidad de Tulane en Nueva Orleans fueron seleccionadas por el Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos, NIH, para desarrollar el proyecto Catch: ‘Estrategia basada en equipos de salud para controlar la hipertensión en el Caribe y Sudamérica’.
Escuchar este artículo

Probar la implementación de una estrategia de atención basada en equipos de salud en entornos de atención primaria en Colombia y Jamaica, para el control de la hipertensión en población mayor de 35 años, con el propósito de incorporarla en el sistema de salud, es el objetivo de este estudio financiado por los Estados Unidos.

Dicho proyecto está basado en los resultados del estudio Heart Outcomes Prevention and Evaluation 4, Hope 4, realizado en Colombia y Malasia que identificó las barreras para el adecuado control de la hipertensión arterial en el país: Costo del transporte, costo de los medicamentos y tiempo.

Lea también: Harán estudio de seroprevalencia con personal de la primera línea de atención del COVID-19.

“Demostramos que hacer seguimiento en casa de los pacientes, dar tratamiento de libre acceso, gratuito y estandarizado y reforzar los cambios de hábitos de vida, controló el 68% de la hipertensión en los municipios en donde se implementó esta estrategia. En los sectores en donde se siguió con el tratamiento corriente del sistema de salud, el control de la hipertensión fue apenas del 32%”, explicó Patricio López-Jaramillo, investigador principal del estudio y director del Instituto Masira de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Udes.

Siete departamentos para la aplicación

En toda la isla de Jamaica y en los departamentos de Atlántico, Cesar, Norte de Santander, Santander, Nariño, Cauca y Quindío, se hará la implementación de la estrategia Catch.

Allí se identificarán 40 diferentes centros de salud de atención primaria, donde se realizará la educación continuada a todo el equipo de salud y a la comunidad.

Patricio López-Jaramillo, investigador principal del estudio y director del Instituto Masira de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Udes.
Patricio López-Jaramillo, investigador principal del estudio y director del Instituto Masira de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Udes.

La propuesta es determinar si la educación incrementa el porcentaje de adecuado control, es decir, que los hipertensos lleguen a tener la presión arterial en menos de 140-90 mmHg, y compararlo con el resto de los centros de atención primaria de esos departamentos.

A largo plazo, además de disminuir costos en el tratamiento de la enfermedad, esperan disminuir los infartos y los accidentes cerebrovasculares, pues el primer factor en el mundo que explica cualquier causa de muerte y las muertes por enfermedades cardiovasculares, es la hipertensión.

“En los últimos 20 años hemos estado trabajando en epidemiología, fisiopatología y tratamiento de los factores de riesgo cardiovascular. Hace cinco años la Organización Panamericana de la Salud, OPS, declaró a Bucaramanga como la capital del control de la hipertensión arterial”, agregó el médico López-Jaramillo.

Pandemia oculta

Según el médico investigador, en medio de la pandemia por el Covid-19, la hipertensión junto a la diabetes y a la obesidad se convirtieron en una pandemia oculta.

“La gente dejó de ir a la consulta, dejó de reclamar y tomar los medicamentos y dejó de hacerse los controles. Las cifras de nuevos infartos y de accidentes cerebrovasculares están doblando lo que ocurrió en el año anterior a la pandemia”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad