jueves 28 de mayo de 2009 - 10:00 AM

¿Qué pasará con los buses de la ciudad?

Todo un ‘revolcón’ se avecina para la ciudad y el área, cuando el próximo 22 de diciembre (fecha prevista) ingresen a las calles 131 buses nuevos de Metrolínea y ese mismo día salgan de circulación 588 buses convencionales del actual servicio público.

 

Eso significará otros dos cambios: que se definan las rutas alimentadoras que llevarán los pasajeros hasta las estaciones de Metrolínea y que se concreten las rutas complementarias, es decir, las 50 rutas que quedarán funcionando de las 128 actuales.

Y aunque faltan seis meses para que el sistema funcione según la fecha que ha fijado la administración municipal, Metrolínea y la entidad Área Metropolitana de Bucaramanga están pendientes de socializar con la comunidad ese nuevo mapa de rutas.

Al respecto, el gerente de Metrolínea, Félix Francisco Rueda y la directora del Área, Alfa Gélvez, aseguraron que ya tienen definidos los trayectos, pero que están revisando su funcionalidad sobre el terreno real.

'Creemos que en septiembre socializaremos toda esta información con la comunidad, para que conozca con tiempo las rutas. Diseñaremos mapas con colores para que todas las personas los entiendan', dijo Rueda.

Por su parte, los operadores del transporte Metro 5 Plus y Movilizamos confirmaron que los jefes de tráfico de sus empresas han asistido a reuniones con el Área para estudiar esos trayectos y que confían en que la autoridad de tránsito los dará a conocer pronto. 

Futura operación de Metrolínea tiene preocupados a conductores de transporte público 

69 buses alimentadores

Pese a que todavía no hay una información definitiva, Vanguardia Liberal indagó a Metrolínea y obtuvo un mapa sobre la ubicación de los trayectos que funcionarán en teoría a partir del 22 de diciembre.

La ruta troncal, que utilizará los buses más grandes conocidos como articulados, irá desde la Avenida Quebrada Seca por la carrera 15 hasta Lagos II en la autopista a Floridablanca.

Las rutas pretroncales, que usarán buses medianos conocidos como padrones, incluyen la carrera 27, el par vial de las calles 10 y 11, La Cumbre y Bucarica.

Las rutas alimentadoras, que emplearán buses similares a los actuales, irán a Ciudad Valencia, Lagos I, Bellavista, Cañaveral, Limoncito, casco antiguo de Floridablanca, Versalles, El Bosque, Palomitas y Equilibrio, además de El Carmen, San Bernardo, Provenza, Inem, Fontana, Diamante II y San Luis.

De las rutas complementarias, es decir, las que funcionarán con buses convencionales, el proyecto y el Área aún no han suministrado información.

Metrolínea asegura que cuando el sistema opere a plenitud, es decir, cuando se integre a Piedecuesta, la carrera 33, Girón, la Ciudadela Real de Minas y el Norte de Bucaramanga, el número de rutas convencionales se reducirá de 50 a 24.

Pendiente: ‘parcheos’ y paradas

Como los buses alimentadores rodarán por las calles de los barrios donde no hay infraestructura de Metrolínea, esta Redacción indagó si existe un rubro para mejorar la malla vial y así no exponer los vehículos nuevos a un temprano deterioro.

El Gerente de Metrolínea reconoció que aunque existe un presupuesto, en diciembre esos ‘parcheos’ no estarán listos. Según explicó, está pendiente que el Municipio y la Gobernación firmen un convenio con el proyecto por $32.000 millones, de los cuales $13.000 millones serán invertidos en rutas alimentadoras.

Según sus proyecciones, el convenio quedaría firmado en julio, luego procedería a desarrollar una licitación y hasta diciembre o enero no comenzarían los ‘parcheos’ donde pasarán los alimentadores.

Sobre la ubicación de paradas en los barrios para la llegada de esos buses, el Directivo aseguró que tiene pendiente gestionar ante las Oficinas de Planeación de los municipios para que, vía concesión, firmas comercializadoras de avisos construyan las paradas, a cambio de exhibir publicidad.

¿Y el control de operación?


Metrolínea tiene la misión de controlar los tiempos y trayectos de sus buses. Para ello, debe contar con un Centro de Control de Operación, es decir, un centro computarizado con información en tiempo real, que para diciembre debía estar instalado en el edificio administrativo de Metrolínea.

Cabe recordar que el pasado 15 de mayo, cuando se adjudicó la licitación de la Estación de Transferencia de Provenza, Metrolínea dejó por fuera de ese contrato la construcción del edificio administrativo. ¿Entonces, qué sucederá con el Centro de Control?

Al respecto, el gerente de Metrolínea, Félix Francisco Rueda, aseguró que tramitan un crédito por $4.000 millones, para con ello construir la estructura y amoblarla. 'Como en diciembre no está listo el edificio, entonces ubicaremos el Centro de Control de Operación de forma temporal en las oficinas de Tisa (operador del recaudo), ubicado en la calle 54 con carrera 28'.

¿Y la salida de los buses convencionales?

Metrolínea y los operadores del transporte coinciden en que hasta el 21 de diciembre funcionarán las rutas convencionales y sus respectivos buses. Pero, ¿para dónde irán el 22 de diciembre los 588 buses convencionales que tienen que salir de la ciudad? Cabe recordar que los operadores tienen que ‘desvincular’ los buses más nuevos para que funcionen en el área rural o intermunicipal y ‘chatarrizar’ los vehículos más antiguos.

Gabriel Saavedra, subdirector de tránsito del Área Metropolitana, explicó que se está buscando qué entidad haría el proceso de ‘chatarrización’, pero que cada operador de transporte debe estar al tanto de cómo hará la desvinculación de las flotas.

Carlos Rodríguez, gerente del operador Movilizamos, y Freddy Alexánder Cubides, presidente de Cootrausan e integrante de Metro 5 Plus, coincidieron en que analizan las estrategias de cómo harían tal desvinculación, de manera que no afecte a las familias transportadoras.

¿Y los pasajeros del portal?


Aunque Metrolínea tenía prevista la primera operación desde la Avenida Quebrada Seca hasta el sitio conocido como Papi Quiero Piña, donde estaría ubicado el Portal de Floridablanca, el Gerente del Proyecto, Félix Francisco Rueda, explicó que será hasta Lagos II de forma temporal porque para diciembre no estará construido el portal.

'La transferencia para los pasajeros que iban a llegar al Portal, la harán entonces en Lagos II mientras el constructor Consorcio Integrado edifica la estructura', apuntó.

 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad