lunes 11 de mayo de 2020 - 2:00 PM

Joven con discapacidad mental fue abandonado en clínica psiquiátrica de Bucaramanga

El pasado 6 de mayo, dos jóvenes llegaron en taxi a la clínica Isnor en Bucaramanga. Uno de ellos, con discapacidad mental y problemas físicos, fue abandonado por el otro hombre quien, con la excusa de recoger los documentos del paciente, se sube al taxi y se va del sitio.
Escuchar este artículo

La denuncia la hizo la gerente del instituto del Sistema Nerviosos del Oriente, Isnor, Carmen Irene Gómez, quien explicó que necesitan identificar al menor para poder prestarle atención médica de calidad.

“El chico debe tener cerca de 20 años, por su parte física. Tiene un retardo severo, no habla, las manos no las usa bien, camina con dificultad, tiene recogido el cuerpo y está desnutrido gravemente. Está prácticamente en abandono. Lo estamos cuidando, pero necesitamos identificarlo para determinar si tiene patologías de base. No sabemos qué tipo de medicamentos requiere”, explicó Gómez.

Ese miércoles el joven fue llevado a la clínica por otro hombre. Cuando la recepcionista de Isnor le solicitó los datos del paciente, el hombre aseguró que los tenía en el taxi, por lo que salió del lugar, se montó en el taxi y no regresó.

El centro médico especializado en Salud Mental, con un video donde se ve el rostro de la persona que abandonó al paciente en la institución y las placas del taxi, contactó a la Policía para poder hacerle seguimiento al caso.

“Estamos esperando que el conductor del taxi se presente ante nosotros o la Policía para que nos ayude a identificar al joven y a su familia. Ya dimos aviso al Icbf y estamos gestionando la revisión de huellas, pero por la pandemia todos los tramites están demorados”, comentó la gerente.

En la clínica atienden a pacientes con trastornos mentales agudos, por lo que no es correcto, según Gómez, que un paciente con estas condiciones esté en este lugar porque el caso es abandono y desnutrición. Nosotros lo estamos atendiendo como se debe, lo tenemos en custodia. Pero lo que él necesita es atención en casa, cuidado, que lo ayuden a asear.

“No sabemos tampoco si la madre del joven está de acuerdo porque quien lo lleva es otro joven. No sabemos si el taxista es cómplice. Realmente queremos saber si tiene EPS, si tiene alguna patología, para poder atenderlo de la mejor manera”, dijo la funcionaria.

La directora de Isnor aseguró a Vanguardia que en medio de esta situación está agradecida de que al joven lo dejaran en el centro médico y no en la calle, porque de lo contrario es probable que se hubiera muerto.

“Él está feliz en la clínica. Sobre todo después de comer, porque estaba muy desnutrido, estaba aguantando hambre. Lo tenemos en una habitación, viendo televisión, caricatura, porque es un niño. En esas condiciones él no hubiera sobrevivido en la calle”, dijo.

Quien tenga información para dar con el paradero de la familia del menor o tenga algún dato que permita identificar al paciente puede comunicarse con Isnor al teléfono: 6432364 ext 141 , 123, 115; 3174372631; 3185159276; 6432364 ext 101 y 153.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad