miércoles 24 de diciembre de 2008 - 10:00 AM

Joven herido con pólvora es atendido en clínica de Bucaramanga

La curiosidad y la imprudencia terminaron por arruinarle la Navidad y el año nuevo a un joven de 18 años que laboraba para un reconocido hotel del parque principal de Girón. El jueves pasado, Fernando Valdivieso Mantilla subió como de costumbre al tercer piso de la edificación y encontró a su paso uno de los voladores que por esta época navideña son arrojados por algunos fieles y colaboradores de la Basílica Menor San Juan Bautista con motivo de la Novena de Aguinaldos y las celebraciones religiosas.

Una parte del artefacto pirotécnico había estallado y la otra se encontraba intacta, razón por la cual, el joven trató de recuperar el material explosivo que aún se hallaba en él.

'Eran las 2 de la tarde. Como de costumbre, había huéspedes y el personal del hotel laboraba normalmente.

 De repente, escuchamos una explosión fuertísima que provenía de la zona cercana a la cocina. Todos nos asustamos y cuando vimos fue a Fernando con la mano ensangrentada', comentó una familiar del joven. De inmediato, Valdivieso Mantilla fue llevado al Hospital San Juan de Dios de Girón, donde se le brindó la atención inicial de urgencias.

El parte médico

Según Luis Eduardo Saavedra Puentes, subdirector operativo del Hospital San Juan de Dios, 'el paciente registró una herida con pólvora en su mano izquierda con avulsión (trauma) distal del primer y tercer dedo, más fractura y amputación distal del segundo. De este centro hospitalario fue remitido a la Clínica Saludcoop, lugar en el que deberá ser tratado por un especialista en ortopedia y un cirujano plástico'.

Ayer en horas de la tarde, se conoció que el joven era intervenido quirúrgicamente para tratar de reconstruir las áreas afectadas de su mano izquierda.

decreto prohíbe la pólvora

Como se recordará, el pasado 5 de diciembre la Administración Municipal expidió el Decreto 324 por medio del cual se prohíbe el transporte, fabricación, comercialización y uso de pólvora en el municipio de Girón. No obstante, la norma no prohíbe su uso en fiestas religiosas.

 De allí que la parroquia San Juan Bautista utilice algunos artefactos pirotécnicos en sus diversas celebraciones, lo que ha causado molestias a algunos ciudadanos residentes en el centro histórico de la localidad. 'Además de tener que soportar los estallidos a las 4 de la mañana, vea lo que le sucedió a ese joven. Si algún feligrés o peatón resulta quemado por alguno de esos artefactos, ¿quién responde?', señaló un habitante del casco antiguo.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad