miércoles 26 de agosto de 2009 - 10:00 AM

Jóvenes inventan el futuro de la región

Organizados, en grupos, con computadores, carteles y muestras que incluían plantas, aparatos electrónicos, animales y elementos lúdicos, al menos 150 estudiantes de colegios públicos y privados de la capital santandereana explicaron ayer sus proyectos en el Encuentro Regional de Ciencia y Tecnología.

 

En el primer y segundo piso de la Universitaria de Desarrollo e Investigación, UDI, los jóvenes explicaron cómo desarrollaron las iniciativas desde sus colegios, qué encontraron y por ello, qué aporte con ellos habría para la humanidad y el medio ambiente.

Vanguardia Liberal destaca algunos de las 25 muestras que se presentaron ayer, correspondientes a 18 colegios de la ciudad y el área metropolitana y que están avaladas por el Programas Ondas, de Colciencias.

LA VOZ DEL EXPERTO
'El nivel de conocimiento es sorprendente'


Bibiana López, directora ejecutiva de la red de universidades, Unired, entidad organizadora del Encuentro Regional, manifestó sobre las muestras adscritas al Programa Ondas: 'Uno queda fascinado del lenguaje de los niños en el tema científico. Están haciendo cosas interesantes y nos están enseñando a los adultos sobre cultura ciudadana, cultivos y mejoramiento del medio ambiente. Veo que hay procesos de investigación en todas las áreas, con miras a mejorar el medio ambiente y la calidad de vida de las personas'.

Faena: Fiestas Adolescentes

Después de dos años de indagar sobre qué es lo bueno y lo malo en las fiestas de los jóvenes, un grupo integrado por Paola Andrea Chávez, Jésica Santiesteban, Yetssing Portilla, William Oliveros, César Caballero y Érika Koop, estudiantes de último grado de la Escuela Normal Superior, decidieron socializar los resultados en su comunidad estudiantil.

Para que la actividad trascendiera de lo tradicional, los jóvenes desarrollaron un video y crearon un juego similar al Monopolio, que titularon ‘Faenopolio’, para explicarles a los de su edad que ciertas conductas como el consumo de alcohol y de drogas afectan su salud e incluso los puede llevar a la cárcel.
'La idea nació porque en nuestra época son comunes las fiestas de 15 años. Para muchos no había rumba si no había alcohol. Por eso decidimos enviar un mensaje de conciencia', dijo Paola Chávez.

Gaseosa: efectos


Dada la recurrente advertencia de que consumir gaseosa en exceso puede resultar contraproducente para la salud, cuatro estudiantes del Colegio La Merced decidieron hacer pruebas con dos gaseosas madera, clavos, papel y estómago de vaca. 'Encontramos que los efectos son muy similares a los del ácido clorhídrico. En casi todos los casos se presentó corrosión, excepto en los clavos. Eso nos sorprendió porque lo que hizo en realidad fue protegerlo', indicó Jhany Miserque.  

A su turno, su compañera María Camila Rodríguez explicó que los resultados no podrían ser llevados de forma directa a la aplicación en el ser humano: 'Podemos hablar de qué sucedió con los materiales. El comportamiento en el hombre podría ser diferente'.

Pollos: tres dietas

Yuleydis Ramírez y Luz Villabona, integrantes de un equipo de cuatro jóvenes investigadoras del Colegio La Merced, indagaron sobre los mitos relacionados con la alimentación de los pollos.
Para ello, distribuyeron a 15 pollos en tres grupos: al primero lo alimentaron con maíz, al segundo con concentrado y al tercero con una mezcla de los dos anteriores. 'Encontramos que la carne más rica es de los pollos alimentados con maíz. Sin embargo, los que adquieren mayor peso en rápido tiempo son los alimentados con concentrado', señaló Ramírez.
No obstante, Villabona apuntó: 'Eso sucede porque el concentrado incluye una hormona de crecimiento conocida como ceranol. Sin embargo, ésta no tiene efectos sobre los humanos que consumen esta carne'.

Plantas que descontaminan


Aunque existen productos químicos para recuperar los suelos contaminados, Ana Melisa Caballero, Sebastián Figueroa y Jacobo Castro, miembros de Escuelas Libres de Investigación Científica para Niños, aseguran que los mejores métodos son los naturales.
Después de realizar pruebas en un terreno de Lebrija, los chicos encontraron que los cultivos de lenteja, alfalfa y trigo capturan muy bien los elementos que deterioran los suelos. 'Esto lo probamos obteniendo muestras. Primero del terreno contaminado, luego del suelo con las plantas sembradas, y por último del mismo terreno después del efecto de las plantas', explicó Ana Melisa, de 16 años.
La joven agregó: 'Con químicos no es igual. Resulta costoso y los efectos pueden ser devastadores. Algunos pierden minerales y otros quedan estériles'.

Huerta: soluciones en casa

En vista de que su colegio carecía de plantas y que además no está autorizado para suministrar medicinas a sus estudiantes, Jorge Luis Salamanca, Nazly Johanna Martínez y José David Correa, estudiantes del Colegio Café Madrid Minuto de Dios, propusieron el desarrollo de una huerta escolar.
Además de sembrar y estudiar la hierbabuena, albaca, cedrón, stevia, menta y anís, comenzaron un proceso para disecarlas y poder elaborar aromáticas, las mismas que consumen sus compañeros cuando tienen dolor de cabeza, dolor estomacal o náuseas.
'Este proyecto lo hicimos en clases de ciencia, biología y química. La idea es que cada uno replique las  huertas en sus casas y se beneficien de las bondades de las plantas', comentó Jorge Luis Salamanca.

Lombrinaza ‘Lola’

Las lombrices, esos animalitos de tierra que resultan desagradables para muchos, son de gran utilidad para la producción de abono. Y Diana Nohemí García y Hugo Armando Pabón, estudiantes del Instituto Técnico García Herreros, no desaprovecharon la oportunidad para desarrollar un proyecto a partir de ello.
Después de estudiar que estos gusanos crecen hasta 13 centímetros, pesan entre 0,4 y 0,6 gramos, deben permanecer en medios con temperaturas entre los 10 a 27 grados centígrados y tienen una vida de hasta 16 años, los jóvenes comenzaron a cultivarlos en un recipiente de vidrio, donde los alimentan con cáscaras de plátano, de yuca y estiércol de caballo y vaca.
'Más o menos la producción del humus o abono tarda unos cuatro a cinco meses. Nosotros lo empacamos, le pusimos el nombre de ‘Lombrinaza Lola’, y los vendemos a quienes quieren utilizarlo como fertilizante', indicó Dina Nohemí García.

Reciclaje: ‘Modelando sueños’

La cantidad de papel que se escribe puede tener varios usos, por lo que varias estudiantes del Colegio Café Madrid Minuto de Dios optaron por almacenarlos en cajas y no arrojarlos a la basura.
Todo, con miras a desarrollar el proyecto ‘Reciclando y modelando sueños’, una propuesta para reciclar papel y a partir de este elaborar tarjetas, cajas, botellas y cualquier elemento de decoración.
'Esto incentiva a los compañeros a que reciclen, pero también a desarrollar una propuesta productiva que a futuro les signifique ingresos… Para el decorado usamos anilinas naturales, fique, pasto y flores… El proceso también lo desarrollamos con cartón, aluminio, vidrio y plástico', comentó María Azucena Pérez.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad