martes 27 de enero de 2009 - 10:00 AM

La Alcaldía efectuará jornadas de sensibilización a comerciantes

La Alcaldía de Piedecuesta, a través de la Secretaría de Gobierno, iniciará una campaña de sensibilización en los establecimientos comerciales, con el propósito de que se cumpla a cabalidad la prohibición del consumo de cigarrillo en espacios cerrados.

Para ello, visitarán regularmente los bares, cafeterías, restaurantes, tabernas, casinos, y demás establecimientos, recordándoles a los propietarios y consumidores los efectos nocivos del cigarrillo.

'Nuestro objetivo es inicialmente proteger a las personas que no fuman, ya que son los más afectados por el humo que producen los fumadores; además, buscamos reducir el consumo del cigarrillo en los menores de edad', expresó Orlando Soto Uribe, secretario de gobierno de Piedecuesta.

De este modo, la Administración Municipal espera que la sociedad piedecuestana tome conciencia sobre la importancia de dejar de fumar y que los comerciantes acaten la norma evitando así ser sancionados.

Este programa de sensibilización también estará enfocado al control que ejercen los establecimientos de consumo de bebidas alcohólicas para evitar el ingreso de menores de edad.

'Proteger la integridad de los menores, esa es la prioridad del gobierno municipal, con el fin de reducir el consumo de sustancias alucinógenas y de bebidas alcohólicas', agregó Soto.

Según las autoridades municipales, esta es la mejor manera de luchar contra la conformación de grupos delictivos juveniles y de prevenir la explotación sexual de menores de edad.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad