domingo 09 de junio de 2019 - 12:00 AM

La ‘Bucaramanga’ del ayer: El swing de las damas de alta sociedad que fueron campeonas de golf

El tiempo es como un río, formado por hechos e impulsado por una corriente de recuerdos. Vanguardia, a través de las fotografías del ayer, recorre con esta sección esos torrentes de historias que fluyeron en la otrora capital santandereana. ¡Acompáñenos hoy a un nuevo viaje por el túnel del tiempo! En esta oportunidad nos trasladamos al antiguo Club Campestre, cuando varias damas de la alta sociedad decidieron imprimir su propio swing en los campos de golf.

El atuendo era particular y algo incómodo. Consistía en una amplia ‘falda-pantalón’ sujetada a la pierna por encima del tobillo y con cintas elásticas.

Sujetar el palo de golf no era una tarea fácil con semejante indumentaria. El tema era delicado ya que en este deporte es clave el grip, pues de él dependen los efectos que tiene la bola al recibir el golpe.

En ese entonces el Club Campestre quedaba en Cabecera del Llano, en donde hoy funciona el Club Unión.

Eran los finales de década de los 40 y los inicios de los años 50. Los premios en los torneos de mujeres profesionales de golf escasamente alcanzaban para cubrir los gastos de las competencias.

Lea también: La ‘Bucaramanga del Ayer’: Una corona, un barrio y una gran obra

¿De qué hablamos?

Obviamente del gran capítulo que escribieron las mujeres en los torneos de golf de Bucaramanga.

Durante la mitad del siglo pasado se decía, de manera errada, que esta inusitada pasión de las mujeres por esta disciplina no era más que un “capricho” de las damas de la alta sociedad.

Pese a ese comentario malintencionado y alimentado por los ‘machistas’ de la época, nuestras invitadas de hoy supieron demostrar que eran capaces de tener su propio swing; es más, convirtieron ese movimiento particular que hace el golfista al golpear la bola en un sello ‘con estilo de mujer’.

No podríamos hablar de una creación de la Unión de Mujeres Golfistas de Bucaramanga, de manera específica, pero sí podemos recordar que ellas fueron unas auténticas campeonas.

La verdad es que la historia del golf femenino en Bucaramanga se fue escribiendo a la sombra de las competencias que fue protagonizando el género masculino. Incluso hoy, cuando el golf santandereano goza de gran prestigio, es difícil encontrar a una mujer golfista profesional que obtenga tantos beneficios económicos por este deporte como un hombre de su mismo nivel.

Le puede interesar: La Bucaramanga del ayer: ‘Lea’ la historia del inolvidable Ladislao

Sin embargo, en Bucaramanga, grandes mujeres contribuyeron en la consolidación del golf de ellas en los niveles nacional y mundial.

En este recuento es preciso mencionar a Doña Lucila Carreño de Arias, quien hoy bordea los 92 años de edad, y fuera una gran campeona, especialista en el icónico Hoyo en 1.

Su hija, Lucy Arias, recuerda que desde niña creció en los campos de golf del viejo Club Campestre, pues su progenitora se la pasaba compitiendo en cuanto torneo se organizaba.

Doña Mariela Valderrama fue otra de las señoras que escribió la gran historia de este deporte en Bucaramanga. Ella se casó con Pablo Molina, quien fuera un gran campeón. Cuentan que él fue el que le enseñó los mejores trucos del golf.

Los aportes de estas mujeres al desarrollo del golf profesional de nuestra ciudad son indiscutibles.

Ellas escribieron una bella página del ayer, gracias a sus potentes y eficientes jugadas. Además, demostraron que podían ser grandes amas de casa y al mismo tiempo campeonas del llamado deporte de la precisión.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad