domingo 27 de octubre de 2019 - 12:00 AM

La Bucaramanga del ayer: Hoy, la Parroquia de San Francisco

El único deber que tenemos con la historia es el de escribirla. Fiel a esa consigna, cada domingo plasmamos en letras de molde el pasado de la capital santandereana. Para ello escudriñamos el ‘álbum de los recuerdos’ y recopilamos esos detalles que ennoblecieron el ayer de nuestra ciudad. Hoy evocamos la historia de la Parroquia de San Francisco.
Escuchar este artículo

San Francisco de Asís, el fundador de la ‘Orden Monástica’ y quien predicara la doctrina de la fraternidad, inspiró el templo que en esta edición nos transporta a un nuevo recorrido por el ‘túnel del tiempo’ hacia la ‘Bucaramanga el Ayer’.

Y es que la iglesia que rememoramos está atada a la llegada de los Franciscanos a la capital santandereana. Ellos iniciaron su misión evangelizadora a comienzos del siglo pasado.

Para ubicarse en la ciudad, los sacerdotes escogieron un terreno que en su tiempo se conoció como el ‘Llano de la Mutualidad’, en donde se proyectó un gran proyecto habitacional.

Según explican los historiadores, la posición que tiene la iglesia, la cual se ve un tanto atravesada con respecto a los puntos cardinales, es simbólica.

En palabras de la Comunidad Franciscana, “refleja la lucha entre la luz y la oscuridad, ya que de oriente a occidente nace y se oculta el sol”.

A través de los vitrales, ubicados a los laterales del templo, luces incandescentes se reflejan en las bancas. La escena, según los fieles que asisten allí, los conecta más con su fe, con su espiritualidad y con Dios.

Lea además: Otra historia de la Bucaramanga del Ayer

La construcción

Con la presencia eclesiástica, el sector se pobló y se fue consolidando hasta inscribir el registro del monasterio en letras de molde en la partida de bautismo de la iglesia e incluso en el barrio que adoptó su nombre: San Francisco.

La historia cuenta que el 14 de marzo de 1937 llegó a nuestra ciudad la primera comunidad de frailes. Sin embargo, fue hasta el 16 de mayo de ese año cuando se adecuó el convento.

El lugar fue el ideal pues estaba muy cerca del Parque ‘Camacho Carreño’, que queda justo en la glorieta en donde se ‘besan’ los bulevares Bolívar y Santander.

El lugar no tardó en convertirse después en otro de los sitios de atracción de la sociedad bumanguesa.

Este terreno también llegó a ser famoso porque en sus amplias lotes siempre se acondicionaban los circos que pisaban la tierra bumanguesa.

Otro recuerdo más: El pesebre del Padre Casas, un ícono de la comunidad católica de la época en Bucaramanga, era una de las notas predominantes en la Navidad de San Francisco. El desaparecido cura abría sus puertas de la carrera 24 con calle 17, para que la gente apreciara la majestuosidad de su Nacimiento.

Muy cerca de la casa del sacerdote también funcionó la Concentración Escolar República del Perú, que llegó a ser el plantel más grande del Municipio.

No obstante, habría que decir que fue solo hasta el 8 de octubre de 1944 fue cuando se puso la primera piedra del templo.

Tal y como ocurre con muchos de los centros religiosos, los frailes se unieron a los vecinos para organizar bazares, rifas y demás eventos cívicos para conseguir recursos económicos y sacar adelante la edificación.

Para su construcción se utilizó una arquitectura algo ‘gótica’, la cual incluyó una técnica constructiva que se basó en la implementación de ventanales o vitrales para dar el paso de la luz al interior del recinto y así reflejar la adoración con una buena iluminación.

El 16 de diciembre de 1952 se trasladó el culto al templo, construido y el 17 de mayo de 1975 el entonces arzobispo de Bucaramanga, Monseñor Héctor Rueda Hernández consagró la parroquia.

El colegio fue fundado en febrero 1941 y su primer Rector fue el hermano Fray Emilio Bautista. Fue el tercer colegio de la Provincia.

El 17 de octubre de 1960 fueron aprobados los estudios oficialmente y en noviembre del mismo año egresaron sus primeros bachilleres.

El 8 de diciembre de 1968 otra vez Monseñor Héctor Rueda Hernández inauguró solemnemente la Parroquia de San Francisco de Asís. Asistió el padre provincial Fray Francisco María Roldán. El 17 de mayo de 1975 fue consagrado el templo ante el Vaticano.

Finalmente la construcción del actual convento estaba terminada a comienzos de 1983. Su solemne bendición e inauguración tuvo lugar el 20 de mayo de 1984, por el Ministro Provincial Fray Darío Correa Gómez.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad