domingo 23 de junio de 2019 - 12:00 AM

La Bucaramanga del ayer: La historia del edificio del Banco de la República

Todos tenemos cierta inquietud por el pasado. Y de uno u otro modo, esta sección periodística hace cada semana un viaje por el túnel del tiempo para recordar cómo era la ‘Bucaramanga del ayer’. Hoy recordamos la historia de otro sitio icónico: el edificio del Banco de la República.

Algunos edificios, además de ser hitos de la arquitectura o de la ingeniería colombiana, guardan un particular significado para la historia, son espacios que le cambian la cara a una zona específica de la ciudad.

En el corazón del Centro Bucaramanga hay una de esas edificaciones que se convirtió en una especie de referente del ayer. Hablamos del edificio del Banco de la República.

Lea tambien: La ‘Bucaramanga del Ayer’: Una corona, un barrio y una gran obra

Para evocar sus inicios es preciso recordar que gracias a la Ley 25 de 1923, que autorizó el establecimiento de sucursales de ese banco en diferentes ciudades del país, fue posible contar con una de sus agencias en la capital santandereana.

Y fue en esa década de los años 20 cuando la directiva de esa corporación dispuso la apertura de la primera oficina regional en nuestra tierra. La agencia local se creó, de manera específica, el 21 de septiembre de 1923, fecha en la que suscribió el acta de instalación de la junta designada para la organización de la oficina, la cual estaba integrada por Pedro Elías Novoa, Antonio Barrera y Clímaco Silva.

La apertura tuvo lugar en un local adquirido a Don Antonio Barrera, miembro de la junta organizadora, en el cruce de la carrera 8ª con calle 5ª, según la nomenclatura de la ciudad en esa época y que corresponde hoy a la carrera 13 con calle 35.

La oficina continuaba funcionando en ese lugar al tomar el carácter de sucursal en 1927.

Pero más tarde el banco debió pensar en un nuevo edificio y para ese efecto adquirió, en 1931, un lote ubicado en lo que es hoy la esquina suroriental de la calle 35 con carrera 18.

La construcción fue contratada en 1932 con la casa barranquillera Cornelissen & Salcedo y terminada en 1935.

Siete años después, el crecimiento de la sucursal exigió una ampliación del edificio a lo largo de la carrera 18, obra que fue ejecutada por la firma Larsen & Robledo.

Para la década de los años 50 este edificio volvió a ser insuficiente, así que a finales de 1951 la Junta Directiva Local ya recomendaba la construcción de uno nuevo. De esta forma, entre 1953 y 1955, fueron adquiridos los terrenos que en la actualidad ocupa el edificio del banco, en la esquina de la calle 35 con carrera 19.

A esta estructura, que salvo algunas modificaciones interna conserva sus características originales, fueron trasladadas las dependencias bancarias durante los primeros meses de 1963.

El actual edificio del Banco de la República fue diseñado y construido entre 1961 y 1963 por Pradilla González y Charria Limitada. Se inauguró en mayo de 1963. Está localizado en la esquina noroccidental del Parque de Santander y su nomenclatura exacta es: carrera 19 No 34 -47.

Cuenta con una plataforma de tres pisos, con terrazas perimetrales y una torre de oficinas con ocho pisos adicionales, las cuales suman 9.159 m2 construidos en un terreno de 1.169,69 m2.

Servicios

El Banco de la República presta servicios de cambio de efectivo al público y servicios de tesorería a los bancos comerciales.

También ofrece servicios culturales, como préstamos bibliotecarios, talleres, conferencias y exposiciones en el Centro Cultural que hace parte de la Red Nacional de Bibliotecas.

Desde 1991, en la fachada principal del edificio está instalada la escultura “Estrella”, del maestro Édgar Negret, gracias a un contrato de comodato con el Departamento Administrativo de Planeación Metropolitana.

En el vestíbulo de doble altura, área destinada para la atención a público, se encuentra una amplia escalera de caracol y está exhibida la escultura “Sin Título”, del maestro Eduardo Ramírez Villamizar.

Como muestra del compromiso del Banco de la República con Santander, recientemente se concluyó la modernización de las áreas de servicios y las adecuaciones para la accesibilidad de personas en condición de discapacidad a la zona bancaria.

Además, en el interior del edificio se exhibe una colección de obras originales de los artistas santandereanos Beatriz González, Saturnino Ramírez y Máximo Flórez.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad