Publicidad

Bucaramanga
Domingo 13 de agosto de 2023 - 12:00 PM

La educación oficial se rajó en Bucaramanga y en Santander

Los retos para los colegios públicos son enormes en Santander. Las más recientes pruebas evidenciaron una caída en los puntajes promedio de las áreas de lectura crítica y ciencias naturales de los estudiantes de los colegios oficiales.

Compartir
Imprimir
Comentarios

Compartir

Los resultados en el puntaje promedio de las Pruebas Saber 11 entre los estudiantes de los colegios públicos y privados del Departamento muestran la brecha existente entre los dos tipos de instituciones.

En el año 2022, el puntaje global promedio de los estudiantes de colegios oficiales fue de 262, mientras el de los no oficiales fue de 285. Es decir, se presentó una diferencia de 23 puntos en los resultados, donde los estudiantes del sector no oficial tienen los mejores desempeños.

Además, mientras el 4,4 % de los estudiantes del sector oficial alcanzaron nivel de inglés B1 o B+, en el sector no oficial esta proporción de alumnos fue del 18,2 % en 2022.

Los datos, que están consignados en el más reciente Informe de Calidad de Vida del Departamento, elaborado por el programa Bucaramanga Metropolitana Cómo Vamos, BMCV, reflejan los grandes retos en materia de educación que tiene la región para brindar condiciones que mejoren la calidad de vida de los jóvenes.

Por otro lado, la tasa de tránsito inmediato a la educación superior presentó una disminución de 0,2 p.p. entre 2020 y 2021.

En Santander, en 2021, solo el 45,6 % de los estudiantes que se graduaron de educación media, pudieron acceder a la educación superior.

Se requiere del trabajo conjunto entre el sector público-privado y la academia para generar oportunidades de acceso a la educación superior en los jóvenes, que se traducen en oportunidades formales que contribuyan a su bienestar social y económico.

Voces de los expertos

Para la pedagoga Marina Sánchez, “es preocupante la brecha educativa en Santander. La verdad, se evidencian grandes diferencias, entre otras cosas, porque los estudiantes que asisten a instituciones educativas privadas en la región tienen un acceso más amplio a recursos y oportunidades académicas en comparación con aquellos que asisten a los colegios oficiales”.

Lo anterior sin hablar de la infraestructura educativa: “en cuanto a recursos, se ha observado que las instituciones privadas cuentan con bibliotecas bien equipadas, laboratorios modernos y tecnología de avanzada, mientras que las instituciones oficiales luchan por ofrecer los mismos recursos debido a limitaciones presupuestales”.

“Además, la calidad del profesorado también es un factor determinante. Las instituciones privadas atraen a docentes altamente calificados y con experiencia, que a menudo reciben mejores salarios y beneficios”, añadió.

A juicio del educador José Manuel Gómez, “estas disparidades se reflejan en los resultados académicos de los estudiantes. Los de instituciones privadas tienden a obtener mejores calificaciones y puntajes más altos en los exámenes estandarizados, lo que les brinda una ventaja competitiva en el acceso a educación superior y oportunidades laborales”.

Según Johanna Cárdenas Acevedo, directora del programa BMCV, “a pesar del reconocido incremento en 2021 de las tasas de cobertura bruta en transición, básica primaria, básica secundaria y media; el departamento tiene el reto de enfocar y direccionar las políticas públicas de educación en la reducción de la tasa de reprobación y la tasa de deserción que son las posibles características que están desencadenando la brecha existente en la región entre la tasa de cobertura bruta y neta, donde obtiene mayor ventaja la tasa bruta”.

Lo oficial vs. lo privado

1. La educación oficial en Bucaramanga y en Santander es financiada en un 80 % por el gobierno y, por lo tanto, es benéfica para los estudiantes; en cambio, la educación privada es financiada por los padres de los estudiantes, quienes deben pagar onerosas matrículas y otros costos asociados.

2. Calidad educativa: La educación privada en la región tiende a tener una reputación de ofrecer una formación de mayor calidad en comparación con la pública. Esto se debe a que las instituciones privadas a menudo tienen más recursos, personal docente altamente calificado y programas educativos más innovadores.

3. Las clases en la educación oficial tienden a ser más grandes, con un mayor número de estudiantes por aula. En cambio, las instituciones privadas suelen tener clases más pequeñas, lo que permite una atención más personalizada y un mejor seguimiento del progreso de cada estudiante.

4. Las instituciones privadas casi siempre tienen una infraestructura más moderna y mejor equipada en comparación con las públicas. Esto puede incluir laboratorios, centros de documentación, instalaciones deportivas, internet y tecnología educativa avanzada.

5. Mientras que la educación oficial está abierta a todos los estudiantes que cumplan los requisitos de edad y residencia, las instituciones privadas pueden tener procesos de admisión más selectivos. Esto significa que los alumnos deben cumplir con ciertos criterios académicos o pasar por un proceso de entrevista para ser admitidos en una institución privada.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por Euclides Kilô Ardila

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad