domingo 21 de abril de 2019 - 12:00 AM

La ‘Bucaramanga del ayer’: Hoy, la legendaria glorieta de la Puerta del Sol

El tiempo es como un río formado por hechos e impulsado por una corriente de recuerdos. Vanguardia, a través de las fotos del ayer, recorre con esta sección esos torrentes de historias que fluyeron en la otrora capital santandereana. ¡Acompáñenos hoy a un nuevo viaje por el túnel del tiempo! En esta ocasión nos trasladaremos a la época de la extinta glorieta de la Puerta del Sol.

Lo único que queda de la extinta Glorieta de la Puerta del Sol de Bucaramanga es su bella pileta, diseña por Miguel Vicente Rueda.

Esa fuente, que durante años se ubicó en el centro del gigante ‘round point’, hoy se encuentra en la Casa de Bolívar de la calle 36.

En las fotografías de la ‘Bucaramanga del ayer’ evocamos este histórico intercambiador de vías que estaba justo a la entrada a la ciudad, a finales de los años 60.

Tenía en el centro la referida fuente de piedra. La pileta tuvo sus inicios en el legendario Parque de La Concordia, justo en donde funcionara la cárcel municipal.

En ese entonces, años 60 y 70, en la Puerta del Sol no existían tantas edificaciones. Además, había poco flujo vehicular, tal y como lo podemos apreciar en los registros gráficos que ilustran esta nota periodística.

Si bien el ‘rompoi’ que hoy reseñamos tuvo un diseño sencillo, de manera extrema, en su tiempo fue ideado en una plaza de la ciudad española de Madrid.

Su construcción se pensó como un referente de la entrada y salida de la meseta de Bucaramanga, tanto para la vía a Floridablanca como para Girón.

Nuestra glorieta, al igual que las de los modelos de otras ciudades europeas, pretendía ser el denominado ‘Kilómetro Cero’ de la carretera que conducía a la Capital de la República. Es obvio que ese límite se perdió con el desarrollo y el crecimiento vertiginoso que tiempo después tuvo el área metropolitana.

La glorieta, a decir verdad, fue una ‘pequeña’ obra vial trazada por la Dirección de Tránsito de la época para mejorar el paso de vehículos que se movilizaría hacia la antigua vía a Floridablanca y después al gigante Viaducto García Cadena.

Contrario de lo que podría pensarse, la rotonda no fue planeada por arquitectos de tradición. La de la Puerta del Sol fue esculpida por ingenieros de vías, egresados de la única facultad del país que formaba en ese entonces a este tipo de profesionales: la de Tunja, Boyacá.

En este punto estratégico de la meseta fueron muy famosos varios puntos que la rodeaban. Por ejemplo, cerca a ella estaba la icónica Estación de Gasolina ‘La Turbay’, que se ubicaba en la esquina de la carrera 27.

Por estos lados también se vieron durante varios años dos canchas de tenis, las cuales estaban cerca de lo que hoy llamamos Conucos.

Para entonces, solo existían las primeras torres y a la entrada de Bucaramanga la adornaba la hermosa Glorieta, la cual quedó sepultada bajo el frío pavimento del progreso.

Y es que la glorieta fue arrasada para hacer más ágil la movilización y descongestionar las vías bumanguesa a través de un sistema de semáforos, que finalmente colapsó con el incremento del parque automotor del área metropolitana.

Tras varios gobiernos locales, el 26 de septiembre de 1997 se inauguró el Intercambiador que hoy existe en la zona: Se trató de un conjunto de puentes y vías anexas que se levantaron sobre la otrora glorieta de la cual no queda vestigio alguno, salvo la linda pileta que hoy está en la Casa de Bolívar.

Dato adicional: ¿Y cómo es el término exacto?

‘Glorieta’, ‘rompoi’, ‘rotonda’, en fin... ¿Cuál es la determinación exacta?

En algunas regiones de Colombia es muy usada la palabra ‘rompoi’, que tiene su origen en la expresión inglesa ‘round point’. Se dice que este último es el término exacto, pues ese tipo de vía circular se construyó por primera vez en Inglaterra. A Bucaramanga el uso de la palabra ‘glorieta’ nos llegó del francés; y también utilizamos el término ‘rotonda’, que procede de Italia.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad