jueves 27 de junio de 2019 - 5:20 PM

La lucha que libra una mujer de la tercera edad con Parkinson por una silla de ruedas

Una adulta mayor en Santander requiere una silla de ruedas para trasladarse, pero su EPS le se la ha negado desde hace casi un año, pese a las órdenes judiciales que respaldan a la paciente con Parkinson.
Escuchar este artículo

Janeth Núñez afirma que desde hace casi un año empezó los trámites para que la EPS Comparte le entregue la silla de ruedas que requiere su mamá, Carmen Núñez, quien fue diagnosticada con la enfermedad de Parkinson hace nueve años.

La mujer explica que la EPS ha hecho caso omiso a las órdenes del Juzgado de Familia de Málaga, que las ha favorecido con fallos de acciones de tutela e incidentes de desacato. “Hace más de un mes Comparta Bucaramanga se comunicó conmigo para que yo viajara hasta allá, pero a nosotras nos queda complicado”.

Lea también: Un abuelo se encadenó para clamar por amputación a EPS

Esta humilde familia vive en Capitanejo, municipio ubicado a ocho horas de Bucaramanga. Un viaje de este tipo podría afectar la paciente de 69 años, pues la mayor parte del tiempo permanece en su casa, sus bruscos movimientos involuntarios impiden su movilidad.

“El juzgado es claro al decir que Comparta debe hacerme llegar hasta la puerta de la casa la silla de ruedas, o que si me tengo que trasladar me tienen que cubrir los viáticos. No hemos vuelto a saber nada por parte Comparta dese abril”, lamenta Janeth Núñez.

La silla de ruedas es una herramienta que facilitaría el traslado de Carmen a cualquier lugar, como a sus citas mensuales con el médico general. “Así al menos la podríamos sacar al parque o la iglesia. Con su estado actual solo la podemos tener en la casa”.

Lea también: Valeria, una lucha constante contra su enfermedad y las EPS

Tutela tras tutela

Reclamar la atención que requiere Carmen ha sido un martirio, su hija critica tener que acudir siempre a la justicia. “Tuvimos que luchar por los pañales y suplementos alimenticios que el médico solicitó en febrero, por fin nos dieron la autorización para reclamarlos en Málaga. Nos dijeron que en unos 10 días nos hacían la entrega”.

Para Janeth Núñez advierte que su mamá requiere una mejor atención, pues su salud se ha deteriorado notablemente. Cuenta que en tan solo dos meses bajó 20 kilos, por eso le recetaron los suplementos.

“Se encuentra muy delgada, no se puede alimentar por ella misma, no se puede valer por ella misma. Sufre de ansiedad de verse enferma, ella toda su vida fue muy trabajadora, sacó cuatro hijos adelante. Ella llora y se desespera”.

Lea también: La lucha de un paciente en Bucaramanga para que le retiren un catéter del riñón

Desde noviembre pasado la familia estuvo solicitando una cita con el médico internista que la debería ver a la paciente cada tres meses. Solo hasta el pasado 14 de junio la EPS les anunció que fue programada para el 26 de julio. “El año pasado este especialista dijo que mi madre debería ser remitida a un neurólogo”.

Núñez asegura que única atención que ha recibido Carmen este año es la revisión con el médico general de Capitanejo. “Él ordena los medicamentos que ayudan a controlar los movimientos por dos horas, los autorizan en Comparta y los mandamos a traer a Málaga”.

¿Qué dice Comparta?

Al ser consultados sobre este caso, un vocero de la EPS Comparta respondió que Janeth Núñez reclamó la autorización de la silla de ruedas en Bucaramanga, pero se llevó la documentación requerida a Capitanejo y ahora debe devolverlo. “Quedamos atentos a que ella envíe los originales. Tan pronto lleguen, demoraremos por lo mucho una semana en hacerla llegar a Capitanejo”.

La EPS señaló que contactó en la tarde de este jueves a la familia para comentarles lo sucedido.

Lea también: “Están esperando a que muera o pierda el trasplante”, paciente denuncia a su EPS en Bucaramanga

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad