martes 22 de noviembre de 2022 - 12:00 AM

Las grietas dejaron sin casa a 45 personas en Bucaramanga

Las autoridades investigan las causas del repentino colapso estructural de seis viviendas en el barrio Cordoncillo 2, en Bucaramanga. Familias que vivieron allí por más de tres décadas tuvieron que dejarlo todo atrás para salvar sus vidas.

El viernes pasado me desperté y me di cuenta que había una dilatación en los muros, en el patio; ahí todavía tenemos la lavadora. En la noche mi hermana se dio cuenta de otras grietas que aparecieron en su cuarto. El sábado la casa ya comenzó a temblar y ladearse. Los muros se partieron y las columnas se separaron de las paredes”.

Este testimonio es de Fernando Castillo, uno de los 45 ciudadanos que resultaron damnificados en el barrio Cordoncillo 2 de Bucaramanga, en donde repentinamente colapsaron de forma parcial seis viviendas el pasado fin de semana.

Lea también: Esta es la agenda de la ‘1ra Cumbre de Páramos’ que se desarrollará en Bucaramanga

Decenas de personas tuvieron que dejar atrás sus comodidades, muebles y enseres para poner a salvo sus vidas y proteger su integridad. Las autoridades ordenaron el desalojo de las seis casas afectadas y que en estos momentos están en riesgo inminente de caerse.

Le sugerimos: El próximo 24 de noviembre comenzará el paso de rutas convencionales por la carrera 15 de Bucaramanga

Las viviendas quedaron tan debilitadas, de acuerdo con el concepto de los expertos, que los afectados ni siquiera alcanzaron a sacar electrodomésticos o muebles. Varias personas permanecen, como especie de vigilantes, en los frentes de las casas para evitar que los ‘amigos de lo ajeno’ ingresen a robar lo que les quedó.

Vanguardia visitó la vivienda en donde aparecieron las primeras grietas. Es, quizá, la estructura más afectada en el vecindario. La mitad de esta vivienda literalmente se hundió. En plena sala se formó una especie de grada, con más de tres centímetros, a raíz de tal hundimiento. Los marcos de las puertas se rompieron y desencajaron. Medimos fisuras con más de cuatro metros de longitud, que atravesaron la pared de lado a lado.

$!Las grietas dejaron sin casa a 45 personas en Bucaramanga

“Esta emergencia empezó el lunes de la semana pasada. Me desperté y vi una grieta muy pequeña en la sala. Ya el miércoles me desperté de lado por el hundimiento, la cama estaba inclinada. Se hundió mi cuarto, la sala y la cocina. Este desastre estaba anunciado. Desde hace más de dos años venimos solicitando a las autoridades estudios y obras en la zona”, indicó Juanita Fernández, otra de las propietarias que resultó damnificada.

$!Las grietas dejaron sin casa a 45 personas en Bucaramanga

“Las redes se hicieron hace más de 40 años”

Actualmente las autoridades investigan qué originó este desastre en dicho vecindario, localizado en la Comuna 8, en cercanías del barrio Los Canelos.

Duván Cárdenas Cárdenas, vicepresidente de la Junta de Acción Comunal, JAC de Cordoncillos 2, señaló este lunes que “al parecer la emergencia está relacionada con filtraciones a las viviendas. Las redes de alcantarillado y acueducto que se construyeron en el barrio existen desde hace más de 40 años, estamos hablando de tuberías que ya cumplieron su vida útil y deben renovarse”.

Estas posibles fallas en las redes de servicios públicos fueron señaladas por todos los afectados, e incluso por parte de las autoridades consultadas por Vanguardia, como la principal hipótesis preliminar del origen de la emergencia.

“En 2017 notificamos al Municipio y la CDMB los riesgos existentes. Como ninguna entidad se responsabilizó ni actuó, interpusimos una acción de tutela. En sentencia de primera instancia, el juez ordenó estudios, pero ambos organismos apelaron. En segunda instancia se ratificó la primera sentencia y así fue que procedieron a realizar estudios de riesgo y diseños para las obras de mitigación. Pero desde 2020 nos dicen que se están gestionando los recursos”, relató José Morales Gamboa, presidente de la JAC de Cordoncillo 2.

$!Las grietas dejaron sin casa a 45 personas en Bucaramanga

Hablamos de un vecindario formalmente constituido, en donde actualmente existen 85 viviendas en ladrillo y cemento. Varias de ellas son viviendas multifamiliares, en donde viven hasta tres núcleos de familias.

“Existe el riesgo de un posible efecto dominó, y que las afectaciones se extiendan y desestabilicen otras viviendas del barrio. Se requieren intervenciones con urgencia”, advirtió Duván Cárdenas Cárdenas, vicepresidente de la JAC.

Por ahora, y mientras el Municipio desembolsa las ayudas para arriendo prometidas, el salón comunal del vecindario fue habilitado para refugiar a las familias que lo perdieron todo. Entre los damnificados hacen ollas comunitarias para calmar el hambre. Atraviesan dificultades e incomodidades en hábitos cotidianos como ir al baño y lavar prendas de vestir, entre otras necesidades básicas.

$!Las grietas dejaron sin casa a 45 personas en Bucaramanga

¿Qué dicen las autoridades?

Desde la semana pasada el Municipio se puso al frente de este problema. Además de brindar ayudas como frazadas, las autoridades avanzan en las labores de investigación para determinar con exactitud qué pudo ocurrir.

“Desde hace rato estamos pendientes y haciendo seguimiento en Cordoncillo 2, nunca pensamos que pudiera haber una afectación en ese punto. El pasado viernes visitamos la zona y ese mismo día habilitamos el ágora comunal como albergue”, informó Luis Ortega Martínez, coordinador de la Unidad Municipal de Gestión del Riesgo, sobre la atención de los damnificados.

El funcionario aseguró que, dentro de aproximadamente una semana, estarían disponibles los subsidios para arriendo que se prometieron a las familias afectadas.

“Ya estamos trabajando con las empresas de servicios públicos. Por parte del Acueducto se encontró una fuga, no en la red matriz, sino al interior de las viviendas, en las redes domiciliarias. En algunas viviendas se incrementó inexplicablemente el valor del recibo del agua, lo cual es indicio de posibles afectaciones internas y pérdidas, que fue lo que en principio pudo causar esta afectación”, explicó Ortega Martínez.

Por parte de la CDMB se aseguró que desde 2020 se realiza seguimiento a la situación de riesgo que enfrenta este vecindario, y se informó que “el pasado viernes acudimos al llamado de los líderes comunitarios, visitamos la zona y le reportamos las afectaciones al Municipio, para que de manera inmediata se iniciaran acciones con las empresas prestadoras de servicios”, Jesús Sánchez Sánchez, coordinador de Gestión del Riesgo de la CDMB.

Conforme con lo explicado desde la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, los resultados del estudio realizado en 2020 sugirieron, entre otras necesidades, “la revisión de las redes externas e internas de las viviendas, para determinar la existencia de posibles filtraciones, ya que en una de las zonas se encontró flujo permanente de agua; esto se lo reiteramos a Empas y al Acueducto”, precisó Sánchez Sánchez.

El coordinador de Gestión del Riesgo de la CDMB agregó que en estos momentos se gestionan recursos para la ejecución de obras de mitigación en dicho vecindario.

Vanguardia trató de obtener un pronunciamiento por parte de la Empresa Pública de Alcantarillado de Santander, Empas, pero hasta el cierre del presente informe no hubo ninguna respuesta.

$!Las grietas dejaron sin casa a 45 personas en Bucaramanga

Wilson Almeyda Remolina, líder del Área de Distribución del Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, respondió que “ya hicimos la revisión de las redes y la red matriz del acueducto no tiene fugas. Lo que sí se registraron fueron fugas al interior de las viviendas, debido a la inestabilidad del terreno. Cerramos el suministro a seis viviendas, en donde identificamos fugas con equipos técnicos”.

El funcionario aseguró que actualmente el personal del Acueducto inspecciona el barrio diariamente, con el fin de detectar posibles filtraciones en otras viviendas y tomar medidas de manera oportuna.

“El talud del barrio se debe estabilizar de manera urgente. Cada empresa y autoridad debe asumir su responsabilidad. Estamos en constante comunicación con Gestión del Riesgo. Tenemos un monitoreo permanente, con revisiones diarias en el barrio, para descartar e identificar más filtraciones”, indicó Almeyda Remolina.

¿Qué pide la comunidad?

$!Las grietas dejaron sin casa a 45 personas en Bucaramanga

Fernando Castillo, damnificado:

“La casa fue una herencia de papá. En ella también vivía mi hermana y sus tres hijos, mi mamá y otro hermano. Nos cambió la vida este desastre. Pedimos que se investigue y se determine cuál es la entidad responsable”.

$!Las grietas dejaron sin casa a 45 personas en Bucaramanga

Juanita Fernández, damnificada:

“Tenía 30 años viviendo en mi casa, la pague con mucho esfuerzo. Así como pagamos impuestos, exigimos respuesta de las autoridades. Necesitamos que se realice una investigación y que se contraten las obras de mitigación para el barrio”.

$!Las grietas dejaron sin casa a 45 personas en Bucaramanga

Duván Cárdenas Cárdenas, vicepresidente de la Junta de Acción Comunal:

“Han venido varias veces técnicos a solucionar percances, pero son como remiendos. Estas tuberías, de acueducto y alcantarillado, ya se debe cambiar por completo. El sector sufre de mucha humedad en las viviendas”.

$!Las grietas dejaron sin casa a 45 personas en Bucaramanga

José Morales Gamboa, presidente de la JAC de Cordoncillo 2:

“Los estudios de amenaza y riesgo que se hicieron no encontraron fallas geológicas en el sector o afectaciones similares. Se trata de tuberías obsoletas. Por escrito se solicitó, tanto a Empas como al Acueducto, la reposición total de las redes”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
José Luis Pineda Arenas

Periodista egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro del equipo de Área Metro en la versión impresa de Vanguardia desde 2016, y apoyo en la elaboración de contenidos digitales y transmisiones en directo.

@JosLuisPineda18

jpineda@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad