jueves 19 de febrero de 2009 - 10:00 AM

Las huertas ocultarían descomposición social

Desde hace ocho años, vecinos del barrio Santa Ana cercaron parcelas sobre una loma en Altos de Villabel, para cultivar productos de la canasta familiar.

Sin embargo, la descomposición social llegó hasta el punto de que estas huertas, que benefician la economía de la comunidad, son utilizadas como refugio por los consumidores de estupefacientes.

'Lamentablemente la juventud está descarriada y ocupan cualquier espacio disponible para consumir', explica Alicia Calderón, una mujer de 66 años, residente del sector.

'En Floridablanca, en los barrios Altos de Bellavista, Bellavista, Santana, Villabel, La Cumbre, Caracolí, El Carmen, Zapamangas, Villa Luz, El Reposo y alrededores, sobran los viciosos y atracadores. Es urgente que alguien haga un control social porque los ciudadanos de bien estamos desprotegidos', señala Maritza Gutiérrez, de 22 años.

Este año, la ruta de bus que cubre Caracolí y Villabel ha sufrido tres atracos.

Jorge Rueda, presidente de la Junta de Acción Comunal de Altos de Villabel, señala que además de servir de refugio para los drogadictos, el terreno resulta erosionado y con las lluvias podría provocar inundaciones.

Asegura que por detrás de las huertas hay una escalera que también resulta un peligro.

Escalera peligrosa


'Ese paso entre Santa Ana y Altos de Villabel es peligroso en todo momento, incluso durante el día', asegura Carlos Enrique Sánchez, presidente de la Junta de Acción Comunal de Santa Ana.

'Cuando los jóvenes salen del colegio Metropolitano corren mucho peligro, no se puede transitar por ahí', puntualiza.

En Altos de Villabel no cuentan con un frente de seguridad que permita a la gente alertar de los conflictos al resto de la comunidad.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad