martes 26 de octubre de 2021 - 12:00 AM

Limpian las fachadas y le piden perdón a Bucaramanga

Una ardua jornada de recuperación y de embellecimiento de los negocios y de los espacios públicos, afectados por las marchas pasadas, adelantan los jóvenes en los alrededores de la UIS
y de la Comuna Tres de Bucaramanga.
Escuchar este artículo

Durante las manifestaciones del paro nacional se les veía rompiendo vidrios, pintando grafitis e incitando a otros ciudadanos a cometer actos vandálicos; ayer, en cambio, se les vio en una actitud cívica y conciliadora, con las manos en la brocha pintando y limpiando las fachadas de las casas y de los negocios que ellos mismos ensuciaron.

Hablamos de 25 jóvenes, quienes durante esas jornadas de protesta fueron sorprendidos atentando contra la infraestructura de los barrios que bordean a la UIS y que, gracias a los ‘comparendos pedagógicos’, cambiaron de actitud y se proponen resarcir el daño causado a la comunidad.

Con escobas, rastrillos y brochas, entre otras herramientas, los infractores ‘pagan sus faltas’ eliminando grafitis, sembrando árboles y limpiando la zona; lo propio hicieron en los alrededores del Monumento Ecuestre del Libertador Simón Bolívar.

“Yo soy consciente de que con mi acción insté a otros que estaban en las marchas a causar caos, y contribuí a la alteración de las brigadas pacíficas y de los cacerolazos de miles de ciudadanos que sí querían manifestar en paz sus inconformidades. Pido perdón por el daño causado”, dijo Jonathan.

“Con esto nos responsabilizamos por nuestros actos, colaborándole a la gente para que Bucaramanga se mantenga bonita”, dijo el infractor.

Vale recordar que el alcalde de la ciudad, Juan Carlos Cárdenas Rey, conminó a quienes causaron los daños a pagar, con su mano de obra, los daños causados a los vecinos y comerciantes del sector.

Los costos por afectación al patrimonio público y privado de la ciudad, durante las citadas marchas, rondaron una cifra cercana a los $1.200 millones y buena parte de esa suma tuvo que asumirla el vecindario que nada tenía que ver con esos actos vandálicos.

Hoy, tras las brigadas, las casas y las fachadas de los negocios situados en inmediaciones de la Universidad Industrial de Santander, UIS, comienzan a tener una mejor cara, luego de ser de las más afectadas durante las protestas y enfrentamientos entre encapuchados y el Esmad de la Policía.

La estrategia hace parte del programa ‘Trabajo Comunitario’ de la Alcaldía de Bucaramanga, donde los infractores del Código Nacional de Seguridad y Convivencia con multas tipo 1 y 2, pueden pagar su falta limpiando y embelleciendo los espacios públicos.

Desde febrero, cuando se dio apertura a la iniciativa, más de 600 personas han realizado trabajos de limpieza y de mejoramiento de fachadas.

BALANCE DE LOS CONTROLES
A los operativos de control adelantados por la Fuerza Pública que han permitido recuperar la seguridad, se siguen sumando acciones de intervención integral para limpiar y embellecer el sector.
Francisco Rey, subsecretario del Interior de la Alcaldía de Bucaramanga, aseguró que “en los primeros seis días de intervención de la zona se han adelantado patrullajes mixtos ininterrumpidamente, evitando que el sector sea tomado por delincuentes”.
“Llevamos más de 100 establecimientos caracterizados por nuestro equipo de Inspectores de Policía y seguimos con un trabajo de control. Hemos impartido seis ‘comparendos’ por comportamientos contrarios a la convivencia y 38 por violar reglas del tránsito”, manifestó.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Image
Euclides Kilô Ardila

Periodista de Vanguardia desde 1989. Egresado de la Universidad Autónoma de Bucaramanga y especialista en Gerencia de La Comunicación Organizacional de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro del equipo de Área Metropolitana y encargado de la página Espiritualidad. Ganador del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar.

@kiloardila

eardila@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad