domingo 15 de febrero de 2009 - 10:00 AM

Línea Amiga extiende sus programas sociales

Aunque algunas todavía conviven con el agresor o incluso temen que su ex compañero sentimental las busque para hostigarlas, ellas aseguran que ya dieron un paso: denunciaron su situación y esperan en poco tiempo lograr independencia económica.

Se trata por ahora de un grupo de 110 mujeres, las mismas que a finales del año pasado decidieron marcar al teléfono 6425000 del programa municipal Línea Amiga, que ofrece ayuda y orientación a las mujeres maltratas de la capital santandereana.

Hoy, después de tres meses de funcionamiento de la Línea, la Alcaldía de Bucaramanga anuncia programas complementarios para que estas mujeres dejen de ser víctimas, hagan valer sus derechos y se vinculen a una microempresa de la ciudad.

Así lo indicó Pilar Macías, asesora del despacho de la primera dama, quien explicó que además de la orientación, el proyecto organizará grupos de apoyo, ofrecerá terapias de psicoeducación a la familia pero sobre todo, tratará de vincularlas a una microempresa.

María del Pilar Téllez, coordinadora para Bucaramanga de la Asociación Nacional de Mujeres Empresarias y Emprendedoras, Colempresarias, indicó que la organización está vinculada a la Línea Amiga para lograr tal vinculación laboral.

'Esta semana Luz Eliana de Giraldo, empresaria del sector de las artesanías, nos solicitó contactar a tres mujeres para darles una oportunidad laboral. Lo mejor del caso es que como se trata de madera, ellas podrán trabajar desde sus casas', indicó.

‘Mi luz está en salir de la casa’

Las historias de las seis mujeres, que aguardaban la semana pasada a la espera de una oportunidad, eran todas similares. Una de ellas, quien prefirió reservar su identidad, cuenta que lleva más de 20 años cocinando para su papá, recibiendo sólo maltratos y la burla de los hombres más cercanos.

'Estuve casada y siempre quise tener un negocio. El que era mi esposo un día me dijo que tenía todo listo y me puso a administrar un bar. Una noche algo me hicieron porque mi esposo me golpeó y yo salí tratando de buscar ayuda. Fui donde un primo y él me violó. Luego me llevaron donde otro tipo que quería hacerme lo mismo', contó la mujer.

Dorkas Escobar, quien recibió serias cortadas en su rostro y espalda por parte de su ex compañero, asegura tener miedo: 'Siempre estoy acompañada porque el agresor todavía está suelto y la justicia no ha hecho nada. Siento mucho temor. Les pido a las mujeres que no esperen situaciones como la mía para denunciar el maltrato'.

Sus compañeras de grupo coinciden con la frase de Luz Stella Villamizar: 'No tengan miedo de tomar una decisión a tiempo, pensando en que ya no van a tener un hogar. Un hogar no son golpes ni maltrato'.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad