viernes 12 de abril de 2019 - 12:00 AM

Llegamos a La Cumbre de Floridablanca

Los matachines, las ‘chirozas’, el tanque del Acueducto y las cumbias le dan a La Cumbre un importante protagonismo. ¡Acompáñenos a conocer las caras amables de este sector!
Escuchar este artículo

La Cumbre es una especie de ‘ciudad dentro de la ciudad’. Y no es un juego de palabras, es una realidad.

De hecho el barrio está integrado por 27 sectores que se levantaron justo en la zona más alta de Floridablanca.

Y desde allá, en esa cima, se cuenta con un amplio movimiento comercial, en donde funcionan grandes empresas y microempresas.

También el barrio cuenta con su propia sede de la Registraduría; existe una buena cantidad de centros educativos; y dispone de polideportivos que no solo son sedes de emocionantes campeonatos de interbarrios sino que además son puntos de encuentros de las barras del Atlético Bucaramanga.

Hay sucursales bancarias y la gente se abastece de centros de acopio y de varias tiendas y almacenes.

Algo más: Por estos lados hoy se levanta lo que será uno de los santuarios más importantes de la región.

¡Quienes viven allí argumentan que tienen de todo para vivir bien!

De igual forma, en La Cumbre se realizan las ferias empresariales y artesanales más importantes de todo el ‘municipio dulce’.

Otros atractivos

Y si bien toda esa agenda engalana a las calles de La Cumbre, hay que decir que uno de los aspectos que mayor causa efervescencia entre sus pobladores es el derroche cultural y artístico que les ofrecen los matachines y las ‘chirozas’.

Más de medio siglo lleva la tradición cultural que deja ver a pintorescos personajes recorriendo las cuadras del sector. Todos ellos divierten a chicos y a grandes, y se han convertido en impulsadores del arte en Santander y en Colombia entera.

La representación de seres mitológicos y carnavalescos, engalanados con disfraces de personas o animales, llegó a este barrio gracias a un inolvidable gestor cultural que dejó una gran huella en La Cumbre: Don Antonio Reyes (q.e.p.d.)

Él, proveniente de Boyacá, introdujo en el vecindario la costumbre de disfrazarse en diciembre y así alegrar la Navidad de muchos.

Otra de las notas características de La Cumbre, que ha logrado sobrepasar incluso la región y el país, es la particular celebración de la cumbia, que en este sector tiene un fulgurante ritmo musical y ha alcanzado a caracterizar un particular estilo de ese baile folclórico.​​

En este recorrido tampoco podemos dejar de mencionar al emblemático tanque elevado de agua, que durante cerca de 50 años ha sido un monumento del sector de La Cumbre.

La gigantesca torre se aprecia desde grandes distancias y hasta ha sido parte de famosas postales que promocionan la mejor cara de Floridablanca.

Esta imagen y otras positivas son las que queremos reflejar en esta visita comunitaria que, por supuesto, se complementa con el civismo de su comunidad.

BARRIOGRAFÍA

Nombre: La Cumbre.

Fecha de fundación: Su creación data de un periodo que va desde 1952 hasta 1957.

Fundador: Luis Ramírez (q.e.p.d.)

Comuna a la que pertenece: Ocho.

Población: Según el último censo, allí viven 81 mil 510 personas. El dato no incluye a los residentes en los edificios construidos de manera reciente.

Estratos: 2 y 3.

Delimitación: Por el oriente colinda con los barrios García Echeverri y Villa Alcázar; por el occidente se comunica con Altos de Bellavista; por el norte, con el barrio Panorama; y por el sur, con un grupo de terrenos privados.

Organismo cívico: La Junta de Acción Comunal, presidida por Luis Eduardo Jaimes Olarte.

Algunos planteles educativos: El Instituto Técnico Industrial José Elías Puyana, sede C; el Colegio Gonzalo Jiménez Navas y el Instituto La Cumbre, entre otros.

Seguridad: Está garantizada con la Nueva Estación de Policía de La Cumbre.

Sitios tradicionales: El Tanque del Acueducto Metropolitano y, además existe un sencillo nacimiento de agua.

Organismos culturales: La Corporación Recreativa y Cultural de Santander, así como la Fundación de los Matachines y las ‘Chirozas’.

Centros religiosos: Se cuenta con la Capilla de San José. En la actualidad está en construcción el Santuario Arquidiocesano de Nuestra Señora de Guadalupe, que se levanta en donde alguna vez funcionara la Parroquia Nuestra Señora de la Providencia. El sacerdote a cargo es José Miguel León.

Principales problemas: Es evidente el mal estado de la capa asfáltica; es pésimo el servicio de bus; y los usuarios de los servicios públicos se quejan por las exageradas tarifas. Ni hablar de los cobros del Impuesto Predial, los cuales ‘están por las nubes’.

El ayer

Fue en 1952 cuando el sector comenzó a gestarse como tal. Por estos lados existía en ese entonces la finca de ‘El Carmen’, que tenía cultivos de tabaco e incluía trapiches y potreros.

Dicha hacienda estaba sobre una extensa colina llamada ‘La Sabana’.

Toda esta zona era de propiedad del turco Abraham Hazbún.

Él vendió parte del terreno a la institución religiosa Pío XII y otra a Don Luis Ramírez, quien luego decidió ‘lotear’ una amplia parte de Floridablanca para conformar el barrio; de hecho, a él se le atribuye la fundación oficial de La Cumbre.

En 1957 comenzaron a llegar los primeros pobladores en serie al lugar.

Al principio al barrio lo llamaban ‘Laguna’, pues una quebrada colindaba por estos lados. Sin embargo, con el paso del tiempo el nombre actual de La Cumbre tomó la suficiente fuerza.

Los vecinos de este populoso barrio fueron personas de bajos recursos económicos, oriundas de la provincia de García Rovira, a quienes se les fueron sumando otros venidos de diferentes regiones del Departamento.

Uno de los ‘emblemas’ de La Cumbre es su imponente tanque de almacenamiento de agua potable, el cual tiene más de 27 metros de altura.

Este recipiente, que fue construido en 1972, sirve para que propios y extraños logren ubicarse en la ciudad.

El dato

La Fundación Chirozas de La Cumbre y de Santander, Chicusan, ha sido invitada en más de una ocasión a participar en los Carnavales de Barranquilla.

Hablan los vecinos del sector

Jorge Ramón Suárez: “La Cumbre es rico en cultura gracias a la pintoresca tradición de los matachines y las ‘chirozas’, una tradición arraigada en nuestro barrio desde hace más de cincuenta años”.

Maribel Berrío: “Con la presencia de la nueva estación de Policía y la acción de los frentes de seguridad, nuestra comunidad hoy vive tranquila y en medio de un ambiente de sana convivencia”.

Édgar Barón: “Aquí son icónicos los personajes carnavalescos por sus diseños, máscaras y demás atuendos. Trabajamos con los jóvenes las figuras de zancos, percusión y viento”.

Idelfonso Gómez: “Este es uno de los barrios más tradicionales del área metropolitana, que cuenta con una buena oferta de servicios y, sobre todo, con una comunidad trabajadora y honrada”.

Luis Alfonso Salazar: “Me agrada mucho de este sector que es una zona de gran economía, donde se destacan empresas y microempresas dedicadas a la confección y al calzado, entre otras artes”.

Alexánder Quintero: “Resalto a la comunidad que reside en La Cumbre. Se trata de gente emprendedora, pujante, echada pa’lante y que salió adelante a punta de unión y civismo”.

Los matachines, las ‘chirozas’, el tanque del Acueducto y las cumbias le dan a La Cumbre un importante protagonismo. ¡Acompáñenos a conocer las caras amables de este sector!

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad