lunes 10 de junio de 2019 - 12:00 AM

Lluvias mantienen limpio el aire que respiran los bumangueses

A partir de las últimas mediciones, el Área Metropolitana de Bucaramanga le da un parte de tranquilidad a los ciudadanos, a quienes se les venía advirtiendo la posibilidad de sufrir afecciones de salud derivadas de la polución atmosférica.

Los efectos de los agentes contaminantes del aire sobre la salud de las personas que habitan en el territorio metropolitano, en estas últimas semanas, se han mantenido con las alarmas apagadas. La baja concentración de material particulado PM 2,5, entre el 10 y el 31 de mayo, dan cuenta de que la calidad del aire mejoró considerablemente.

Los datos arrojados en los monitoreos diarios, a través de las cinco estaciones que fueron instaladas por el Área Metropolitana de Bucaramanga, AMB, localizadas en el Instituto Caldas, la Escuela Normal Superior y el Colegio de Nuestra Señora del Pilar, en Bucaramanga; Acualago, en Floridablanca; y Secretaría del Adulto Mayor, en Girón, muestran que en los últimos 21 días de mayo se respiró aire de buena calidad, tras cumplirse con los estándares nacionales que se encuentran establecidos en la resolución 2254 de 2017, del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Lea también: Por primera vez Bucaramanga registró aire “dañino” para la salud

El ingeniero Óscar Mauricio Rojas Figueredo, coordinador de Calidad del Aire del AMB, explicó que las precipitaciones han sido un factor determinante para lograr estos indicadores.

“Las condiciones meteorológicas actuales han cambiado, permitiendo que los contaminantes se dispersen de una manera más adecuada. Las lluvias también han permitido que las concentraciones de material particulado bajen un poco. La dirección y velocidad del viento, así como la radiación solar son otras variables que influyen en la dispersión de contaminantes”, subrayó Rojas.

Planes de control

A pesar de las buenas estadísticas, para contrarrestar la mayor emisión de material particulado en el área metropolitana, la Subdirección Ambiental del AMB reconoció que mantiene los planes de seguimiento y control a las fuentes móviles dentro del perímetro urbano, teniendo en cuenta que son las que más influyen en los episodios de contaminación atmosférica.

“Vamos a ampliar la operatividad a cada uno de los municipios del área. Realizaremos mediciones de manera simultánea en cada uno de los puntos. Las fuentes fijas también están incluidas dentro de nuestro plan de acción, se ha efectuado seguimiento permanente y requerimientos de acuerdo con lo que establece la norma frente al sector industrial”, precisó el funcionario.

El AMB continuará emitiendo informes periódicos sobre los niveles de contaminación atmosférica en tres de los cuatro municipios que conforman el área metropolitana; teniendo en cuenta que durante el primer semestre del año se alcanzaron niveles alarmantes, tanto así, que la capital santandereana, por primera vez, registró aire “dañino” para la salud de toda la población.

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad