sábado 18 de octubre de 2008 - 6:47 AM

Los bumangueses se sienten desprotegidos

En Bucaramanga, la comunidad se siente desprotegida ante la acción de ladrones, vagos y demás sujetos inescrupulosos que deambulan por la ciudad a sus anchas.

Aunque los organismos de vigilancia diseñan sus planes de contingencia para tratar de frenar la ola delincuencial, la gente en la calle siente que este municipio es muy inseguro.

Ladrones que toman rutas de buses para robar a los pasajeros, innumerables expendios de drogas alucinógenas y mendigos que han convertido calles céntricas en ‘ollas’, son sólo algunas de las razones que hacen sentir al bumangués como potencial víctima.

Es tal la situación, que hace apenas dos días una banda se robó un cajero automático ante la mirada estupefacta de la comunidad y de las propias autoridades.
Pese a los esfuerzos de la Policía, los ciudadanos sostienen que para nadie es un secreto que los actos delincuenciales en lugar de disminuir, aumentan.

Un sondeo elaborado por la firma Perspectiva, concluyó que 71 de cada 100 bumangueses no creen que nuestra capital sea segura. Este índice va a la par con el sondeo hecho esta semana por Vanguardia Liberal, en el cual nuestros lectores ratificaron que esta ciudad dejó de ser la capital calmada de tiempo atrás.

Esta percepción se deduce al escuchar los  testimonios de la propia comunidad, de algunas estadísticas de la Policía y de las voces de los representantes de los Frentes de Seguridad Local de los barrios.

SU TESTIMONIO CUENTA

Lo invitamos a que proponga formas para combatir el delito, iniciativas que dependiendo del tema, saldrán en nuestras ediciones. Los interesados pueden comunicarse a través del teléfono No. 6300700, extensión: 1113.

LA VOZ DEL EXPERTO

Para el sociólogo Jerónimo Manzano, profesor de la Universidad Nacional, la gente se siente insegura por algo real: 'los delitos que ven a diario'.

A su juicio, las cifras de inseguridad en nuestra capital no siempre corresponden al temor de la gente de ser víctima. Y aunque no todas las personas que son víctimas de un delito lo reportan a las autoridades, en el fondo está la sensación de que por la ciudad no se puede caminar.

Al referirse al sondeo de opinión realizado por Vanguardia Liberal, que deja clara la percepción de inseguridad de los bumangueses, señaló que 'en parte esta es una herramienta que debería permitirle a la Policía saber qué puntos de la ciudad son neurálgicos y cuáles delitos preocupan a la gente, así como dónde hay que fortalecer las acciones de prevención.
¿Qué hacer?

'Para poder bajar el índice de los actos delictivos en la ciudad que se han incrementado en los últimos años, la Policía necesita duplicar el número de uniformados en Santander e incrementar en al menos 800 efectivos su personal en Bucaramanga'.

El experto además señala a la justicia por permitir que los ladrones se estén burlando de la autoridad. La razón: la justicia es muy 'lenta y laxa' frente a la acción de los delincuentes, por lo que el trabajo que su personal queda en ceros.

LISTA
Frentes de acción de la delincuencia


1. ASALTOS A HOGARES: En los primeros 10 meses del año, oficialmente se registraron 210 asaltos. Las zonas más ‘atracadas’, según la Policía, son: Comuneros, La Ciudadela y el Centro, (incluyen la Quebradaseca con 15, la calle 36 con 15 y las calles 33 y 34, entre carreras 16 y 18.

2. ALUCINÓGENOS: La venta de cocaína, marihuana y basuco se convirtieron en el principal cáncer para los jóvenes. En sectores plenamente identificados por los Frentes de Seguridad Local, como la vía de acceso a Palogordo, el barrio La Juventud; la carrera 22 con calle 30, del barrio Antonia Santos, El Parque del Girardot y los asentamientos de La Cumbre y Regadero; se consiguen este tipo de productos.

3. ASESINATOS: Dicen las estadísticas del Departamento de Policía Santander que, en los primeros seis meses del año se registraron 98 homicidios. Aunque el dato no precisa en cuáles barrios ocurrieron estos hechos, se sabe que Ciudad Norte ha sido el área más afectada por este delito y que los conductores de buses y taxis resultaron ser los más sacrificados.

voces ciudadanas

Juan Fernando Sarquez:
'Esta ciudad se volvió insegura hasta más no poder. Hay gamines, ladrones y cuanto malandrín puede. Uno recorre la ciudad y la ve llena de indigentes agresivos'.

Leidy García:
'La inseguridad está asociada al desempleo. Una ciudad sin oportunidades laborales, es un ‘caldo de cultivo’ para los ladrones'.

Javier Páez:
'Siento que la ciudad es insegura, pero no es tanto por la autoridad policial, sino por la falta de compromiso. Se me ocurre que falta mayor compromiso ciudadano para denunciar a los ladrones'.

Enrique Navarro:
'Uno no camina tranquilo por las calles. Siempre se va a la defensiva, porque en cualquier momento lo atracan'.

Élbert Rodríguez:
'La ‘Bucaramanga Segura’ de la que hablan las autoridades es pura carreta. Aquí existe mucha delincuencia'.

Junior Pitre:
'Es insegura, pero no tanto como dicen. Lo que pasa es que mientras una ciudad crece, se disparan sus índices delincuenciales pues aparecen las desigualdades'.
 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad