domingo 14 de abril de 2019 - 12:00 AM

Los niños ‘pintaron’ la historia del barrio San Miguel, en Bucaramanga

Una gran obra artística, que fue plasmada por los niños de nuestra ciudad, se puede apreciar en la carrera 15, entre las calles 50 y 53. Se trata del denominado ‘Barrio Museo San Miguel’.

La pintura estimula la comunicación, la creatividad y la sensibilidad de un niño; además aumenta su capacidad de concentración.

¡Pues bien!

A través de sus pinceles varios niños bumangueses, entre ellos los del barrio San Miguel y los de algunas veredas de Bucaramanga, plasmaron un mundo lleno de colores, formas y trazos, con los cuales simbolizaron sus sentimientos y experiencias.

Sus lienzos, si bien son ‘pequeños’, conforman un gran museo al aire libre que desde ya engalana al carreteable que nos lleva a San Miguel, sector adscrito a la Comuna 6 de la capital santandereana.

Los ‘pequeños gigantes’, artistas de mi ciudad, nos regalaron con gran derroche de talento una singular galería en la carrera 15, entre calles 50 y 53.

Se trata de uno de los 21 espacios que dejan ver igual número de intervenciones artísticas en el marco del proyecto titulado: ‘Barrio Museo San Miguel’.

Al frente de esta iniciativa se encuentra Guillermo Quintero Rojas, un artista que es natural de San Gil, pero que se considera como un ‘hijo adoptivo’ de Piedecuesta.

Él recuerda que este proyecto establece puntos vivos de interacción, orientación y participación que reivindican la esencia, la identidad y el espíritu del citado sector.

Este museo al aire libre, que dispone de una inversión cercana a los $575 millones, cuenta con el apoyo del Área Metropolitana de Bucaramanga, AMB; la denominada Escuela Municipal de Arte, EMA; y el Instituto Municipal de Cultura y Turismo, IMCT.

La propuesta pretende transformar, a través de expresiones artísticas, el espacio público ubicado en la carrera 15, entre las calles 50 y 53. Y justo en uno de esos tramos está la galería que hoy enmarca a esta edición periodística.

Se trata de un gran proyecto arquitectónico en el que se embellece la zona y además se brinda seguridad con la iluminación.

Es un espacio cultural del que se espera un gran impacto, no solo porque es único en el área metropolitana sino porque además permite ver el talento de muchos de nuestros artistas.

La intervención contempla mejoras en cuanto a la movilidad peatonal, el reforzamiento de los muros y las adecuaciones del paisaje en donde se destacan las memorias del pasado, entre otros aspectos.

El ayer de mi barrio

Vale recordar que, para darle paso a este proyecto, por estos lados se derrumbaron unas casas en la administración anterior. Tal demolición fue necesaria para la construcción de un tramo de la ciclorruta.

En dicho trayecto quedaron elementos de las viviendas y se aprovecharon sus paredones para crear memorias a través del arte.

Y de manera precisa los niños se inspiraron en la fundación de ese barrio de Bucaramanga.

Es bello ver en simpáticos dibujos, propios de nuestros creativos niños, los recuerdos de una época del barrio en la que los ‘pájaros milagrosos’ surcaban los aires de San Miguel.

En algunos cuadros están los aviones que entraban y salían del antiguo aeropuerto de Bucaramanga.

Hay que recordar que el pasado de San Miguel, vecino del antiguo aeropuerto Gómez Niño, se construyó en un lote de 140 hectáreas, rodeado por las cañadas La Rosita y Loro.

Para entonces, el terreno en donde hoy está la ‘mini galería’ del recuerdo, era solo una parte de una finca llamada La Hacienda, de propiedad del médico Tréver Orozco. Hablamos de las décadas de los años 50 y 60.

Después de la fundación del barrio, las casas del vecindario se consolidaron y engrandecieron la ciudad.

Con el paso inexorable de los años, el área se pobló lo suficiente como para perderse en los aires y el tiempo.

Se fue el aeropuerto y con él huyeron las colosales aves que timonearon el cielo bumangués. Hoy allí hay una bella galería que nos recuerda ese histórico pasado del barrio San Miguel.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad