miércoles 11 de septiembre de 2019 - 7:29 AM

Lote abandonado en Bucaramanga se convirtió en foco de inseguridad

Padres de familia de la Escuela Normal Superior de Bucaramanga denuncian que delincuentes estarían ingresando a través de un lote abandonado en inmediaciones del centro de enseñanza.

Un grupo de padres de estudiantes de la Escuela Normal Superior de Bucaramanga denuncia que un lote ubicado por la parte posterior del centro de enseñanza, en la Avenida Quebradaseca, representa un riesgo para la seguridad de sus hijos.

Lo que antes era un concesionario de carros usados, hoy es refugio para habitantes de calle, espacio para el consumo de sustancias psicoactivas y el puente perfecto para los ladrones ingresar a la Escuela, a través del muro colindante.

En los últimos tres meses se han registrado robos dentro de la Escuela Normal Superior, por lo que los padres de familia junto a los directivos buscaron sin éxito hasta este lunes pasado, al dueño del predio.

Lea también: Suspenden la construcción de la ciclorruta en Bucaramanga

Ante la búsqueda infructuosa, la Asociación de Padres de Familia de la Escuela pintó anuncios en las paredes externas del lote con el fin de buscar contacto.

“Queríamos que el dueño apareciera para que haga los cerramientos correspondientes, que impidan que se convierta en un foco de acciones indeseables”, contó Arturo Mancilla, presidente de la Asociación de Padres de Familia de la institución educativa.

De no lograrse el objetivo, el paso a seguir sería intervenir el predio.

“La idea era entrar al lote, hacer una tarea de limpieza, desmonte y cerramiento. Si pasado el tiempo no aparece nadie, iniciaremos los trámites legales que nos permitan al consejo de padres, solicitar anexarlo a la Escuela Normal Superior, pues este espacio le serviría a los niños para tener una zona de recreación más amplia”, concluyó Mancilla.

Le puede interesar: Anuncian cierra vial por obras de Papi Quiero Piña en Floridablanca

De acuerdo con lo que se pudo establecer, este lunes lograron ponerse en contacto con los dueños de la antigua sede del concesionario, con quienes concretaron una reunión con padres y rectora este miércoles, para encontrar una solución conjunta.

En los archivos del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, el predio está a nombre de un hombre que lo vendió hace tres años. Sin embargo no se ha hecho la actualización ante ninguna de las entidades correspondientes, lo que complicó contactar a los nuevos dueños.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad