martes 29 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

Tras ser legalizados, 16 barrios reclaman inversión a la Alcaldía de Bucaramanga

Las comunidades esperan obras para la mitigación de riesgos como deslizamientos, e inversiones para hacer adecuaciones como la construcción de andenes. El Gobierno Municipal indicó que se destinarán recursos para atender las necesidades más urgentes.
Escuchar este artículo

Sin carreteras, sin andenes, ni parques, tampoco salones comunales, y hasta con serias dificultades para acceder a servicios públicos como agua potable y transporte, estas son algunas de las precariedades que existen en los 16 barrios que legalizó la Alcaldía de Bucaramanga entre 2016 y 2019.

Con este reconocimiento formal, dichas comunidades esperaban con ilusión que de forma automática se emprendieran proyectos de desarrollo y obras de equipamiento comunal por parte del Municipio.

Lea también:

Líderes cívicos señalan que, luego de tales legalizaciones “no se han visto beneficios ni ningún progreso”. En varios vecindarios están a la espera de la ejecución de obras de mitigación, y en otros sectores los habitantes esperan ofertas para acceder a programas o subsidios para mejoramiento de vivienda.

Son múltiples las precariedades que sufren estas poblaciones. Un especialista en ordenamiento territorial consultado por Vanguardia considera que “con estas legalizaciones se están malgastando recursos, y no se atienden realmente las necesidades”.

Dos reconocimientos, y con fallas de agua

El caso de Portal de Los Ángeles es un claro ejemplo de la poca efectividad que han tenido las formalizaciones de asentamientos humanos de los últimos años. A pesar que este vecindario ya recibió dos reconocimientos de la Alcaldía de Bucaramanga, hasta la fecha sus cerca de 1.200 habitantes tienen problemas por desabastecimiento de agua.

Desde hace más de cinco años solicitan soluciones para su situación, pero ninguna de las dos últimas Administraciones Municipales pudo garantizar el debido suministro del líquido que requieren estos cientos de bumangueses.

Aneris Albarracín, presidenta de la JAC de Portal de Los Ángeles, manifestó que “no tenemos redes principales de acueducto. Nos abastecemos a través de una pila pública, que tiene tubos de poco diámetro y que no tienen la suficiente capacidad. Cada ocho días nos quedamos sin agua por este problema, y duramos hasta tres días sin el servicio”.

La líder comunal recuerda con exactitud que “la primera legalización la recibimos el 22 de julio de 2015, y después se hizo una nueva regularización el 1 de diciembre de 2017, para lo cual incluso nos tocó pagar de nuestros bolsillos un estudio de topografía que costó $2 millones 600 mil.

“...Y hasta la fecha no hemos visto ningún beneficio. Nos falta la pavimentación, no hay andenes, no tenemos salón comunal, y el parque debe ser arreglado”, agregó Albarracín.

“Más de $20 mil millones invertidos”

Juan Manuel Álvarez, abogado especialista en derecho urbano y ordenamiento territorial, señala que “legalizar por hacerlo y ya no genera ningún desarrollo para estas comunidades.

“Lo que debe existir es un proceso y una inversión integral, tal y como lo establece el Compes 3604 de 2009, que pide todo un plan complementario para la atención del barrio o asentamiento”, agregó este experto.

Además de que no se genera un progreso real, Álvarez advierte que en este tipo de formalizaciones se están invirtiendo recursos públicos que finalmente se pierden y no generan ningún impacto en tales poblaciones.

“El dinero invertido en los estudios de amenaza y riesgo se perdió, porque hay que volverlos a realizar. Todos los estudios de riesgo se llevaron a cabo entre 2014 y 2015, ya no sirven porque perdieron vigencia y no se ejecutaron las obras requeridas; hay que hacerlos nuevamente... más de $20 mil millones ha invertido la Alcaldía en estas legalizaciones”, dijo este especialista en ordenamiento territorial.

Este jurista sugiere que el Municipio debe hacer cambios “estructurales, porque no está bien planteado este problema desde el POT (Plan de Ordenamiento Territorial), no está bien la división político administrativa, tampoco la política de legalización de asentamientos... Es decir, hay que darle un vuelco al tema, o de lo contrario seguirá el desangre de recursos”.

¿Qué dice el Municipio?

Julián Silva, secretario de Planeación de la Alcaldía de Bucaramanga, indicó que el Gobierno Local sí intervendrá dichos barrios con inversiones y proyectos, pero aclaró que “no será de forma inmediata... Lo que normalmente hacemos es comenzar a invertir de a poco, y ver a través de qué programas y fuentes de financiación se pueden complementar las obras.

“Hay distintos caminos por los cuales estos vecindarios podrán acceder a recursos de inversión. Una de las bolsas que hay es la de los Presupuestos Participativos, existe dinero priorizado para asentamientos y también contamos con recursos del Proyecto Estratégico de Espacio Público”, agregó el funcionario.

Silva dijo que, luego de dichas legalizaciones el siguiente paso es “ejecutar programas de mejoramiento integral de vivienda y de barrio, luego mejoramiento del espacio público, y dependiendo de los recursos del Gobierno Nacional se abren más posibilidades para invertir”.

De acuerdo con lo anunciado, la actual Administración Municipal proyectó legalizar 25 asentamientos más.

“Estamos viendo en dónde hay que invertir con mayor urgencia, si se trata de espacio público, equipamiento comunitario u obras de mitigación del riesgo, y de acuerdo con la disponibilidad de recursos se invertirá”, explicó el Secretario de Planeación.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad