domingo 17 de mayo de 2009 - 10:00 AM

‘Malos olores en el sur se van a acabar’

La emergencia sanitaria a la que nos veríamos expuestos si no se toman correctivos para garantizar un sitio final de disposición de la basura en el área metropolitana; las toneladas de químicos que llegan a las quebradas y ríos; los altos niveles de ruido, que en ocasiones superan los 75 decibeles;

la proliferación de asentamientos subnormales sin redes públicas, que arrojan desechos a la escarpa; y la erosión, que como un ‘cáncer’ carcome las entrañas de la capital santandereana, son algunos de los temas ambientales que ‘trasnochan’ a Elvia Hercilia Paéz Gómez, directora de la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, CDMB. Ella, como autoridad ambiental, advierte la importancia de unir esfuerzos entre los gobiernos y de conscientizar a la comunidad para reducir cuanto antes los altos niveles de polución y, de paso, garantizar que en un futuro los habitantes de Bucaramanga, Girón, Piedecuesta y Floridablanca respiren un aire puro.

La funcionaria recuerda, por ejemplo, que los carros son los que más contaminan la ciudad. Con mediciones hechas por su entidad, recalca que todo el tránsito automotor del área es responsable del 86% de la contaminación atmosférica, sin contar que cada vez llegan a nuestras calles más nuevos vehículos.
 
Sobre estos temas y otros, como la eliminación de los malos olores de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, habla hoy la funcionaria en la Entrevista de la Semana.

Preguntas & respuestas

Esta semana usted puso en conocimiento de la opinión pública el grave e inmediato problema que enfrentan cerca de 15 municipios santandereanos: el posible cierre definitivo de El Carrasco, a partir de septiembre. Además aseguró que no se ha definido un lugar apto para reemplazarlo. Sus declaraciones ponen en evidencia la crisis ambiental y sanitaria que se cierne sobre los santandereanos. ¿Qué ha pasado con este tema?

¿Cuáles han sido los compromisos de las autoridades locales al respecto?

El cierre de El Carrasco es una decisión administrativa que se ha venido aplazando. Hay que recordar que desde el 11 de septiembre de 2008, en Consejo Directivo de la CDMB, se tomó la determinación de buscar en conjunto opciones reales que garanticen un sitio final de disposición de la basura, teniendo en cuenta que el botadero actual estaría a punto de ser cerrado.

Ante una eventual reubicación de El Carrasco, ¿qué opción tendría la ciudad para arrojar la basura que se genera en el área metropolitana?
Hasta el momento no hay nada resuelto y es algo que preocupa, a escasos 4 meses del plazo dado por las autoridades. El Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos contemplaba algunos sitios aptos para la disposición de residuos.

¿Cuáles serían esos lugares?

Existen varios: Peñas, Chocoa y Ruitoque Bajo, en Girón; Monterredondo en Piedecuesta e incluso el propio sitio de El Carrasco, en límites entre Girón y Bucaramanga, con algunas adecuaciones.

¿Se ha tramitado alguna solicitud de licenciamiento ambiental para estos sitios?

Hasta el momento la única solicitud el respecto que ha recibido la CDMB es la del sector de Piedecuesta; sin embargo, hasta ahora todo está en estudio y se prepara una audiencia para tratar el tema.
De todas formas, el hecho de que no se haya definido nada para el futuro de El Carrasco, preocupa y merece la acción oportuna de los entes competentes para definir el plan de contingencia a seguir.

Expertos en suelos sostienen que la erosión 'despertó' y amenaza de nuevo a la meseta.
El fenómeno de la erosión continúa y requiere atención permanente; por eso la advertencia sobre la persistencia de este ‘cáncer’ para 'despertar' la conciencia de todos los estamentos comprometidos y, por supuesto, concertar estrategias que permitan la atención oportuna, no sólo en la escarpa occidental, sino en otros sectores del área metropolitana.

¿Qué ha hecho su entidad para atender este tema?

La CDMB actualiza el Plan General para el  Control de la Erosión. Es un estudio que permitirá evaluar la efectividad de las obras que se han hecho y las que se necesitan. Este informe será el insumo indispensable para continuar el trámite  del  Documento CONPES ante el Gobierno Nacional, el cual nos permitiría acceder a los $360.000 millones que se requieren para invertir en obras. Por ahora, estamos ejecutando 23 acciones de mitigación en los barrios de la escarpa occidental.

Tras un fallo del Consejo de Estado se le dio vida a la conformación de la Empresa Pública de Alcantarillado de Santander, EMPAS. Dicha entidad asumió el manejo del alcantarillado, una tarea que la CDMB venía desempeñando desde hace más de 30 años. 

¿Qué tanto le afectó esta especie de ‘divorcio’ y cómo repercutió en el control de la erosión?

Las dos entidades se afectaron presupuestalmente, perjudicando a los municipios de Bucaramanga, Floridablanca y Girón, ya que con la constitución de la EMPAS, ya no le es permitido a la CDMB efectuar grandes inversiones. Sin embargo, el citado fallo del Consejo de Estado se ha convertido más bien en una oportunidad para que la CDMB fortalezca su accionar en el tema ambiental y la EMPAS en la prestación de los servicios públicos domiciliarios. De todas formas, el control de la erosión sigue siendo una prioridad para la CDMB.

¿Por qué se están formando tantas urbanizaciones ‘piratas’ en las escarpas de la meseta de Bucaramanga? A su juicio, ¿cuál es la solución para frenar esta práctica ilegal que atenta contra la estabilidad de las escarpas?

Una razón clara es la falta de control urbano para impedir el fenómeno; es decir, falta más vigilancia por parte de las autoridades.
Sin embargo, la realidad es que no existe una suficiente oferta de vivienda de interés social ni de ingresos que les permita a las personas menos favorecidas adquirir una vivienda que dignifique su vida. 

La solución debe ser de fondo y, en ese sentido, la CDMB adelanta el proceso de formulación de un plan maestro de intervención de asentamientos humanos.
La idea es plantear soluciones reales y concretas en beneficio de todos los habitantes del área metropolitana.

La Troncal Norte-Sur, anunciada por el alcalde de Bucaramanga, Fernando Vargas Mendoza, sería la solución  a los problemas de movilidad del área metropolitana. Sin embargo las obras para su ejecución requerirán de permisos ambientales por parte de la CDMB en el tema de la utilización de algunas escarpas.

¿Qué tan adelantado va el Municipio en el tema de la solicitud de expedición de tales licencias?

Esta Troncal será una solución importante a los problemas de movilidad del área y así lo entiende la CDMB. Hasta el momento se han solicitado los términos de referencia para este proyecto, el cual incluye la construcción del Viaducto de La Novena, obra que ya cuenta con una Licencia Ambiental desde 1999.

¿Cuáles son las fuentes hídricas del área metropolitana más contaminadas?

La mayor fuente contaminada es la del Río de Oro, porque recibe las aguas negras de Piedecuesta, Girón y el Norte de Bucaramanga. Su solución es la ampliación de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Río Frío, la terminación de la Planta de Piedecuesta y la construcción de las Plantas de La Marino y del Norte. 

De manera precisa, uno de los proyectos ambientales más ambiciosos de los últimos años es ese que acaba de mencionar: el de la modernización y ampliación de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Río Frío. ¿En qué va esta obra?

Muy bien. Esta planta  trata las aguas residuales de Floridablanca y del sur de Bucaramanga.  El proyecto de modernización contempla ampliar la capacidad de tratamiento pasando de 0.5 a 1.0 metro cúbico por segundo, permitiendo atender el déficit actual de cobertura y las próximas expansiones urbanas de Floridablanca y el sur de Bucaramanga y además mitigar sustancialmente la emisión de olores ofensivos.

La CDMB destina para este frente la suma de $9 mil 420 millones, mientras que la EMPAS asigna $20 mil 880 millones.
¿Quiere decir que se eliminarán los malos olores que se desprenden de esta planta?

Sí, al menos esa es la meta. Además es una buena noticia para los vecinos de la zona, pues los expertos sostienen que los olores agresivos desaparecerán en un tiempo prudencial.

Hablando de olores, ¿qué tal es el aire que respiramos en la capital santandereana?
La contaminación del aire en promedio se encuentra en estado  'Regular'; es decir, tenemos altas concentraciones en el día, que incluso en ‘horas pico’ se elevan de manera significativa y bajas concentraciones de noche que alivian la situación, puesto que se renueva el aire.
Usted, como Directora de la CDMB, desde hace varios años promociona una figura que ha denominado ‘Ciudad Región Sostenible’.

Según lo que ha dicho se trata de una propuesta ambiental que conmina a todas las entidades a trabajar de manera rigurosa en cómo lograr una región ganadora que les garantice a sus habitantes mejores niveles de bienestar social y medio ambiente.
¿En qué va esa idea, sobre todo teniendo en cuenta la ‘oposición’ que ha tenido la idea de hacer una integración política del área metropolitana?
Es importante hacer un trabajo de prospectiva territorial, el cual permitirá visionar un mejor horizonte ecológico.

Por ejemplo, se deben formular estrategias ambientales para lograr sanear el aire que respiramos, pero esa es una tarea que debe empezar desde ya.
Hemos avanzado y el resultado es un conjunto de variables estratégicas que se articulan para crear una nueva imagen de nuestro territorio, que se fundamenta en la información, pasa por modelos avanzados de responsabilidad política, la integración regional con todas sus ventajas, mejores condiciones ambientales, una cultura ciudadana que represente los mejores comportamientos y altos ingresos repartidos bajo principios justos y equitativos. 
Ojo: debemos diseñar un plan de acción hasta el 2030, porque el futuro es consecuencia de lo que nosotros hagamos hoy.

Trayectoria profesional

Elvia Hercilia Páez Gómez

Lugar de nacimiento: Charalá, Santander.
Estudios: Contadora pública, egresada de la Universidad Santo Tomás. Especializada en el área de Alta Gerencia, de la Universidad Industrial de Santander, UIS. También cursó una Maestría en Administración de Empresas.

Cargo actual: Directora General de la Corporación Autónoma Regional para  la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, CDMB.

Cargos anteriores: Subdirectora de Administración de los Recursos Naturales de la CDMB, Directora Administrativa de la Universidad Cooperativa de Colombia, Gerente Seccional de Pensiones y Riesgos del Seguro Social, Representante del Ministerio de Educación ante el Fondo de Educación Regional de Santander, Tesorera de la Biblioteca Pública Municipal ‘Gabriel Turbay’, Auditora Interna de Cajasan y Auditora de Uconal.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad