miércoles 18 de diciembre de 2019 - 10:20 AM

Más de 60 internos de la Cárcel Modelo le apostaron a la educación

El patio ocho de la Cárcel Modelo de Bucaramanga, conocido también como “Nuevos Horizontes” se transformó el lunes pasado en un espacio de celebración. Con una pequeña ceremonia de graduación se reconoció el esfuerzo y dedicación que 66 internos, de los más de 3000 que permanecen en el centro penitenciario, entregaron en su proceso de formación.
Escuchar este artículo

Docentes y estudiantes de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia, Unad, llevaron a cabo los dos proyectos en los que se vincularon los reclusos. Con ellos se buscaba, según Laura Cristina Gómez Ocampo, rectora del claustro universitario, darles algunos recursos para que se puedan reintegrar a la sociedad con facilidad cuando salgan de prisión.

“Con el proyecto “construyendo oportunidades” quisimos proporcionarles a los internos herramientas para que puedan enfrentar las situaciones que se les presenten... En el caso del curso de inglés “new horizons” se buscó desarrollar competencias de lectura, escritura y comunicación básicas del nivel A1”, comentó la rectora.

Construyendo oportunidades

Para Larry Alexander Jacome Bautista la cárcel se ha convertido en la oportunidad perfecta para acercarse a la educación. Desde que ingresó hace 22 meses al centro penitenciario no ha dejado pasar ninguno de los cursos que le ofrecen y ha aprendido sobre carpintería, panadería, cuidado del medio ambiente, entre otros aspectos.

“Yo nunca había estudiado. No sabía ni leer, ni escribir y aquí he podido aprender de todo”, mencionó el interno.

Ante la cercanía de su liberación, pues termina su condena por el delito de extorsión en siete meses, se unió de manera voluntaria al proyecto “construyendo oportunidades” de la Unad. “En esta ocasión aprendí que uno debe trabajar para vivir bien y no hacerle daño a los demás. Este diploma que recibí se lo dedico a mi esposa y a mis dos hijos”, comentó con orgullo y una pequeña sonrisa.

Más de 60 internos de la Cárcel Modelo le apostaron a la educación

Le puede interesar: La Navidad se vive sobre ruedas en un taxi de Bucaramanga

Como él otros 50 presos se formaron durante los últimos dos meses y medio. Gloria Helena Gómez Arenas, decana de la escuela de ciencias sociales, artes y humanidades de la Unad, explicó que los participantes abordaron temas como reconstrucción de las redes de apoyo, proyecto de vida y orientación vocacional. La instrucción fue dada por siete practicantes de la facultad de psicología en los diferentes patios del centro penitenciario.

“Cuando las personas pierden su libertad, la realidad en la que vivían continúa avanzando y cambia. Entonces en el momento en el que salen se pueden encontrar con una realidad muy distinta y a veces tensionante...por lo que buscamos enseñarles a desarrollar recursos que les permitan adaptarse y disminuir la posibilidad de que vuelvan a delinquir”, afirmó la especialista.

New horizons

De los 66 internos que le dijeron sí a la educación, 15 se volcaron a estudiar inglés. Entre ellos se destaca Jorge Andrés Duarte Meneses, quien cautivo con su alegría y la canción “I don’t want to miss a thing” de Aerosmith a sus compañeros durante la ceremonia de graduación.

“Me vinculé al curso para recordar eso que ya había aprendido en una academia en 2002. Los conocimientos que obtuve en esta ocasión me servirán para buscar un trabajo o viajar al extranjero. Allá tengo a un hermano”, comentó el recluso.

Los jóvenes que recibieron formación en inglés hacen parte del patio Nuevos Horizontes en dónde se someten a un proceso de desintoxicación y rehabilitación de las drogas dentro de la cárcel.

Lea también: Bucaramanga reconocerá dos barrios más en próximos días

Héctor Andrés Sánchez, uno de los instructores del curso comentó que el proyecto contó con ocho sesiones y se ejecutó en dos meses aproximadamente. Asimismo recalcó que los reclusos contaron con tareas adicionales para reforzar sus habilidades en el dominio de la lengua extranjera durante su tiempo libre.

“En el curso se les enseñaron aspectos básicos como los saludos, la presentación personal y las descripciones... la acogida fue muy buena, desde el primer momento los internos estuvieron motivados y con ganas de aprender”, destacó Sánchez.

El proceso educativo de los jóvenes continuará en el 2020 y se centrará en que avancen de nivel en inglés y abarquen otros elementos que les faciliten comunicarse con los demás.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad