jueves 30 de abril de 2009 - 10:00 AM

Medicamentos son utilizados para drogarse y abortar

Para sentirse como ‘Superman’, con los nervios de acero y con una fuerza tal que podría tirarse de un segundo piso y pensar que nada le pasaría, Julián* tenía la solución perfecta: una pequeña píldora cuyo valor no excedía los $1.200 era la que le abría la puerta a estas y otras sensaciones que, dependiendo de la cantidad y de otras sustancias que usara para acompañar el ‘viaje’, le brindaban un efecto de hasta 12 horas de duración.

Algunas las conseguía por medio de amigos, pero otras como el Clonazepam eran adquiridas por él mismo en las droguerías, sin que la carencia de fórmula médica fuera un obstáculo.

Y es que para acceder a las ya famosas ‘pastillitas’, sólo era necesario ir al lugar indicado. Según Julián, en el tiempo que consumió ese medicamento conoció dos farmacias en Bucaramanga donde incluso 'todavía es posible comprar la pepa como si fuera cualquier dulce'.

Eso sí, afirmó que no a cualquier persona se las venden: 'Con el tiempo, uno empieza a conocer dónde no le ponen problema, pero en las droguerías también aprenden a identificar el tipo de personas a las que no les piden la fórmula porque ya son sus clientes fijos'.

Aunque Julián ya salió de su adicción que lo llevó a consumir hasta ocho pastillas de estas en una sola noche, no es el único que ha usado de manera ‘creativa’ los fármacos producidos para tratar trastornos de epilepsia, ansiedad, depresión e incluso, problemas de tos.

Fernando* fue otro de los casos conocidos por esta Redacción. Él reconoció que junto a su grupo de amigos, se idean cualquier excusa para comprar el mismo medicamento de Julián, pues 'es una pastilla chiquita pero logra ponernos bien locos'.

Por eso, no tienen problema alguno en conseguirse una fórmula de alguien cercano que puedan presentar en varias farmacias, para que, con diferentes justificaciones, logren acceder a la dosis requerida.

Si bien, de este problema pocos se atreven a hablar, tanto para los mismos jóvenes como para el gremio farmaceuta de la capital santandereana, este comercio ilegal se ha convertido en una situación casi normal, a tal punto, que ellos mismos fueron quienes le facilitaron a Vanguardia Liberal la ‘radiografía’ de aquellos medicamentos que son destinados principalmente para doparse y abortar.

lista
Los medicamentos más solicitados

• Clonazepam

Antiepiléptico, sedante, miorrelajante y ansiolítico. Coadyuvante en el manejo de ataque de pánico y fobia social. Es un apoyo en las terapias de comportamiento y en casos de ansiedad generalizada.
Su uso popular: Para drogarse.
 
• Misoprostol
Ayuda en la prevención y tratamiento de la úlcera gástrica o duodenal resistente a la terapia convencional, y para el reflujo gastroesofágico.
Su uso popular: Abortos.

• Oxitocina
Actúa sobre la musculatura del útero al final del embarazo, durante el parto y el postparto, ayudando con las contracciones uterinas y la dilatación.
Su uso popular: Abortos.

• Diazepam
Tranquilizante, relajante muscular, hipnótico suave.
Su uso popular: Para drogarse.

• Clorhidrato de metilfenidato
Estimulante del sistema nervioso central, es útil en trastornos de hiperactividad y déficit de atención, somnolencia diurna y pérdida del tono de los músculos voluntarios.
Su uso popular: Para drogarse.

• Morfina
Analgésico agonista.
Su uso popular: Para drogarse.

• Dihidrocodeína
Es usado para tratar casos de tos irritativa, nerviosa, por estado catarral o posgripal, laringitis, faringitis, tos ferina, bronquitis, enfisema y tuberculosis pulmonar.
Su uso popular: Para drogarse.

• Antiinflamatorios no esteroideos
Son fármacos principalmente antiinflamatorios, analgésicos y antipiréticos.
Algunos de ellos son el ácido acetilsalicílico (Aspirina), el ácido propílico (Ibuprofeno, Naproxen), el ácido enólico (Piroxicam).
Su uso popular: Para drogarse, al combinarlos con alcohol o gaseosa de cierta marca.

LISTA
Consecuencias del uso indiscriminado


1 Paranoia.
2 Disminución del ritmo cardiaco.
3 Depresión.
4 Convulsiones debido a la suspensión del medicamento.
5 Reducción de la respiración.
6 Agresividad.
7 Dependencia.
8 Tolerancia a la droga que se consume, lo cual motiva que las personas utilicen dosis mayores para lograr el efecto inicial.
9 Incremento peligroso en la temperatura corporal.

mercado negro de medicamentos no ayuda

Si bien la mayoría de medicamentos utilizados para abortar o drogarse hacen parte de la lista de productos controlados, es decir, que se comercializan bajo prescripción médica, al momento de acceder a ellos poco o nada se cumple esta norma.

De acuerdo con el farmaceuta Álvaro Peña, cuando algunas farmacias desean vender productos controlados sin necesidad de inscribirse al Invima, tienen un as bajo la manga: comprar dichos productos en el mercado negro de medicamentos.

Es así como los fármacos que circulan de manera libre y a los cuales tienen acceso los jóvenes de la ciudad, tienen su origen en robos a depósitos de medicamentos y en el contrabando proveniente principalmente de Ecuador y Venezuela.

'Cuando la droguería tiene la respectiva autorización para la venta de medicamentos controlados, debe hacerse responsable de llevar al día el inventario de estas sustancias y de exigir la fórmula médica con el respectivo registro del médico. Quienes venden sin cumplir con estas normas, es porque sus productos definitivamente son ilegales', expresó Peña.

LA VOZ DEL EXPERTO
Francisco de Paula Gómez / Presidente Asociación de Laboratorios Farmacéuticos de Investigación


'Nunca un laboratorio o un profesional de la salud prescribe los medicamentos para que la persona se suicide o los utilice de manera indiscriminada para fines que nunca se tuvieron en mente al momento de su creación, pero sí es conocido que algunos individuos aprovechan los efectos que producen ciertos fármacos', expresó Francisco de Paula Gómez, presidente Asociación de Laboratorios Farmacéuticos de Investigación.

'El único interés de los laboratorios farmacéuticos es aportar una cura. Lo demás, depende de la responsabilidad de cada usuario, sin embargo, sí insistimos en que exista un manejo responsable de entidades y ciudadanos para que no continúen estos abusos', concluyó.

Al mismo tiempo, Gómez manifestó que un caso claro, reciente y preocupante que refleja el doble uso de las medicinas es el de los antigripales con efedrina y pseudoefedrina como compuestos activos eran.

La decisión de controlar la venta de antigripales se tomó después de comprobar que estas dos sustancias estaban siendo utilizadas para la fabricación de éxtasis.

'Aceptamos la preocupante producción de sustancias ilícitas con estos principios activos, sin embargo, restringirlos no es la solución al problema, tanto para este último caso, como los otros que ya se han vuelto comunes, considero que las autoridades son quienes deben realizar un proceso permanente de información para que las personas conozcan las consecuencias de estos abusos', aseguró.

¿Qué pasa con los controles de las autoridades?


De acuerdo con Leonel Robles, jefe de medicamentos del departamento, 'existe una normatividad nacional, la resolución 1403, que estamos haciendo cumplir en los establecimientos de Bucaramanga y su área en cuanto a la venta y distribución de medicamentos de franja violenta y monopolio del Estado'.

Al hacer cumplir dicha norma, las entidades deben contar con una autorización por parte de la Secretaría de Salud para que puedan comercializar estos fármacos, además de tener la obligación de requerir al paciente la fórmula original. Esta nunca debe quedar en manos de pacientes.

'El caso que se está presentando, según la información que nos están dando a conocer, es que existen establecimientos que lo que manejan es un mercado negro', afirmó Robles.

En el área metropolitana existen 40 droguerías autorizadas para el expendio de medicamentos controlados. Los demás establecimientos que comercialicen estos productos de manera ilegal, se exponen a sanciones que pueden acarrear el cierre del lugar y procesos penales.

De la misma manera, el Funcionario ratificó que las autoridades realizan de manera continua las inspecciones respectivas; sin embargo, 'en los controles nunca hemos encontrado nada porque existen todo tipo de mañas para ocultar evidencias. Sólo en una ocasión encontramos en una droguería unas cinco pastillas de fenobarbital de origen venezolano, pero no han sido hallazgos mayores'. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad