miércoles 22 de diciembre de 2021 - 2:40 PM

Médico UIS vuelve a ser catalogado como el neurocirujano joven del año a nivel mundial

Torres tiene doctorado en Biología Molecular de la Universidad del País Vasco.

Sergio Torres, un ocañero de 35 años, egresado de la Universidad Industrial de Santander, fue catalogado como el neurocirujano joven del año a nivel mundial, reconocimiento que ya había ostentado en 2019.

La Federación Mundial de Neurocirugía le dio este título después de que el galeno realizara una investigación sobre una forma de intervenir de manera profunda el cerebro.

“Este fue un estudio que hicimos cuando estaba en Pittsburgh, estudiando cirugía en base de cráneo y endoscopia endonasal en Estados Unidos.

“Fue una idea que tuve y que desarrollamos con otras personas que son neurocirujanos con bastante reconocimiento a nivel mundial en ese tipo de cirugía.

“Lo que estudiamos fue una nueva cirugía a la profundidad del cerebro que se realiza con endoscopia a través de un agujerito de la parte lateral del ojo y poder entrar al cerebro.

“Eso lo hacían antes para tumores muy superficiales pero con el endoscopio pudimos acceder a zonas muy profundas del cerebro para quitar aneurismas de la arteria comunicante posterior, drenar hematomas y tomas biopsias de tumores del tronco cerebral que es una zona muy profunda, también para cirugía de epilepsia al resecar el hipocampo.

Junto a Sergio, cuatro profesionales de la salud, expertos en neurocirugía, fueron merecedores de esta distinción.

“A este premio se presentan cientos de neurocirujanos menores de 40 años. La postulación debe ir recomendada por un especialista reconocido, en mi caso fue Paul Gardner, un líder mundial en cirugía de base de cráneo y endoscopia endonasal, a quien conocí durante mi año de subespecialización en esta área de la neurocirugía”, le relató Torres a Semana.

Sergio ha logrado avances importantes en su investigación, como resultado de su tesis doctoral en biología molecular y biomedicina que hizo en España. Tiene 35 años y desde 2018 ejerce como neurocirujano.

Desde muy niño fui hábil con las manos. Hacía cometas en Ocaña, Norte de Santander, para él y para vender. Lo que estaba dañado lo arreglaba y lo que funcionaba, lo dañaba para así poder enmendarlo. Quería ser cirujano.

Siempre supo que quería estudiar en el exterior y siempre tuvo vocación para ayudar a los demás. “Me iba bien en el colegio y mi casa se llenaba días antes de los exámenes para explicarles a mis compañeros matemáticas, física, química, etc”.

Sergio estudió medicina en la Universidad Industrial de Santander (UIS) y Neurocirugía en el Hospital Universitario Donostia en España. Luego realizó un doctorado en Biología molecular y Biomedicina en la Universidad del País Vasco. También tiene estudios de Cirugía de base de cráneo y endoscopia endonasal, en Pittsburgh, Estados Unidos, y finalmente, Cirugía de Párkinson y Dolor en Liverpool.

No se considera a sí mismo como el mejor neurocirujano del mundo: “Este reconocimiento que recibí está basado en investigación y méritos académicos. Yo no me planteo ser el mejor, sino hacer todo lo que pueda por mis pacientes. He logrado más metas de las que había creído y esto es resultado de mucho trabajo y estudio”, dijo. “Sean disciplinados que tarde que temprano la disciplina vencerá la inteligencia y si en realidad quieren algo, busquen los medios y no excusas”, concluyó.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad