sábado 08 de noviembre de 2008 - 10:00 AM

Mil pensionados santandereanos deben demostrar que están vivos

Cerca de mil pensionados del Departamento no presentaron sus certificados de supervivencia correspondientes a octubre. Por eso,  la Gobernación de Santander hizo un llamado para que estas personas se acerquen a las oficinas del Fondo Territorial de Pensiones y hagan los respectivos reportes.

La idea es que presenten su certificado con previa acreditación, realizada ante notario público. De lo contrario les suspenderán de manera cautelar las mesadas de noviembre, diciembre y la llamada 'mesada adicional'.

Así lo dio a conocer el coordinador del Fondo Territorial de Pensiones de Santander, Harvey  Fernández Contreras, al tiempo que informó que la región cuenta en la actualidad con 4477 pensionados, de los cuales 3177 son responsabilidad de la Administración Seccional, l056 del Fondo de Educación Regional y 244 de la Empresa Licorera de Santander.

Ellos deben acreditar cada tres meses su supervivencia como requisito para cobrar sus pagos.

síntesis
¿Dónde acreditar?


* Las oficinas donde se debe realizar el trámite respectivo se encuentran en la  calle 48 No. 27A-48, edificio de Idesan.
* También podrán comunicarse a los teléfonos 6435105 ó 6437623, con el fin de ampliar información.
* Según el Coordinador del Fondo Territorial de Pensiones de Santander, los interesados deben tomar fotocopia de su certificado de supervivencia para que puedan obtener su respectivo 'recibido' y tengan prueba de su entrega en dicha entidad.
* Sólo así evitarán posibles pérdidas.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad