lunes 26 de enero de 2009 - 10:00 AM

Mudanzas sin traumas

Una mudanza puede enloquecer a cualquiera, y dejar en quiebra los bolsillos de un hogar. Además del trauma que a veces significa el hecho de cambiar de vivienda –sea o no en la misma ciudad-, empacar y trastear los objetos y enseres debe ser realizado de manera especial para no tener luego que lamentarse.

Consuelo de Zapata, quien, por motivos laborales, debe mudarse desde Bucaramanga a Buenaventura (Valle), asegura que el recoger sus cosas y contratar una mudanza, casi se convierte en el peor de sus dolores de cabeza.

'Es terrible; la vida de uno termina resumiéndose en cajas. Llevo 15 días empacando y aún no acabo, pero hay que hacerlo de manera organizada para que luego, al momento de desempacar, no termine lamentando platos y vajilla rota o los muebles rallados', asegura esta médico de 34 años.

Los pasos

Lo primero que debe tener en cuenta al momento de mudarse es sencillo, tampoco es algo traumático. Mudarse es cambiar, sólo tiene que tomase con calma ciertas cosas.

Lo primero que debe hacer es cotizar empresas de mudanzas y reserve un camión para la fecha del suyo. Si el servicio es local, puede costar unos 150.000 pesos, según la distancia que deba atravesar el vehículo en la ciudad.

Si es dentro del mismo departamento puede costar entre 200.000 y 300.000 pesos; pero si es entre departamentos, el costo aumenta.

A la señora de Zapata, entre Bucaramanga y Buenaventura le costó 1.000.000 de pesos; eso sí, en un camión de carga compartida, pues de manera exclusiva puede costar hasta 2.000.000.

Siempre debe hacer un inventario de sus bienes, para que no se pierdan objetos. La forma más fácil de hacerlo es recorriendo pieza por pieza anotando los objetos.

Empiece a embalar con anticipación. Aproveche de deshacerse de las cosas que no va a trasladar y busque bodegaje si lo va a necesitar.

Una mudanza es una buena oportunidad para deshacerse de lo que no utiliza.

'Regalar cosas es una enorme solución. Más grande de lo que puedes imaginar. Durante nuestra vida vamos acumulando tantas y tantas cosas, que cuando llega el momento de mudarse, tenemos tantas cosas que no podemos llevar todo. Yo regalé ropa, zapatos e incluso elementos de la cocina', agregó Lilian.
Haga un inventario de los artículos que traslada y de los que dejará guardados (no olvide anotar dónde quedó cada cosa).

Obtenga toda la documentación necesaria: salvoconducto, poder simple del dueño del inmueble que abandona (si usted es el arrendatario) autorizándolo a hacer la mudanza.

Contrate la ayuda que necesite para el día de la mudanza, o acuda a sus amigos y familiares para que puedan darle una mano.
Indague sobre el seguro para su mudanza. Generalmente se cobra el 1% del total del valor declarado sobre los bienes que se transportan.

Elementos necesarios


Para una mudanza, debe tener a la mano los elementos indispensables para evitar que sus cosas se rompan en el camino.

Llénese de cajas. Puede conseguirlas en almacenes desde 1.000 pesos en adelante. Las más grandes son una buena opción, pues permiten aprovechar el espacio.
Tenga a la mano cinta pegante, pero de la ancha, de embalar. Esta se consigue en cualquier supermercado o papelería desde 2.000 pesos. Recuerde que un rollo no es suficiente.

Para empacar objetos delicados puede usar papel cartón o plástico de burbujas.

El precio de cada metro de estos implementos está entre los 1.000 y los 2.000 pesos. Mínimo para objetos como el televisor, los cuadros y espejos, se gasta unos 10 metros.

Debe contar con marcadores gruesos para que numere las cajas y paquetes, y además le permite marcar con su nombre, teléfono y nueva dirección cada uno de los empaques.

Si quiere, en una listado, anote qué va en cada caja; esto ayuda  a que al momento de desempacar todo sea de manera organizada y más rápida.

paso a paso...
El día antes


•  Prepare una caja con las cosas que necesitará tener a mano (artículos de baño, medicinas y herramientas, por ejemplo).
•  Ubique los juguetes que irán en los bolsos de mano y prepare una bolsa con picoteo para los niños.
•  Si es propietario del inmueble que deja, tenga a mano su cédula de identidad y comprobantes de pago de contribuciones y servicios básicos, durante la mudanza.
•   Cierre las llaves del gas y agua.
•   Recoja las cosas de la lavandería, reparadora de zapatos y otros.
•   Devuelva los videos al videoclub, libros a la biblioteca, etc.
•   Descongele el refrigerador.
•   Desconecte y limpie otros dispositivos.
•   Reúna las llaves de la casa para entregarlas al nuevo ocupante o al propietario.

Sin trauma

Cambiarse de casa es una empresa compleja que involucra a todos los miembros de la familia.

Conseguir la ayuda de todos hará menos pesada la carga de los padres y, sobre todo, contribuirá a facilitar la adaptación de los niños.

Una forma concreta de hacerlo es elaborar una lista de todas las cosas que se deben hacer, asignar un responsable a cada una, pegar la lista en el refrigerador e ir tachando las tareas cumplidas.

Por último, tenga en consideración que cambiarse de casa puede ser estresante.

Esté atento a posibles efectos en los niños, otros miembros de su familia y hasta en sus mascotas para que pueda darles apoyo y tenderles una mano amiga.

lista
Embalaje


Hay sencillos trucos para que el embalaje de sus cosas al momento de mudase sea sencillo y efectivo:
•   Embalar los artículos pesados en cajas más bien pequeñas y los livianos en cajas más grandes.
•   Los platos deben ser embalados de costado, no apilados, y rellenar los huecos con papel periódico arrugado
•   Controlar que los medicamentos y artículos de tocador estén bien cerrados antes de embalarlos.
•   Etiquetar con claridad lo que contiene cada caja, y dejar bien claro aquellas que contengan elementos considerados 'Frágiles' colocando carteles en varios lados de cada caja
•   Embalar habitación por habitación, así resultará mas fácil colocar las cajas juntas en la nueva habitación y proceder a desembalarlas.
•   Dejar a mano la caja que contiene las sábanas y toallas, para encontrarlas con facilidad la primera noche en la casa nueva.
•   Evitar embalar todo en un solo día porque al cabo de unas horas lo sencillo se puede tornar un caos. Es mejor ir embalando varias cajas por día, para que al llegar el momento del traslado la mitad del trabajo ya este hecho.
•   Colocar las plantas a último momento en el camión de la mudanza o el móvil que se utilice para el traslado.
•   Hay que tener la precaución de no utilizar la cinta de embalar directamente sobre los muebles, ya que resultará difícil luego quitar el pegamento que queda al retirar dicha cinta.
•   La ropa se debe guardar en bolsas grandes, del tipo de consorcio, y la ropa más delicada en cajas.
•   Envolver los artefactos de cocina en sábanas y cobijas 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad