martes 14 de septiembre de 2021 - 11:00 AM

Mujer con trasplante de riñón pide atención de su EPS en Bucaramanga

Hace cinco años Janeth Gómez León recibió un nuevo riñón. Su esposo fue el donante. Durante los primeros años todo iba bien, sin embargo desde diciembre fue diagnosticada con rechazo del órgano. Su familia pide atención de la EPS Coomeva.
Escuchar este artículo

En el 2016, en la ciudad de Medellín, Janeth Gómez León, quien hoy tiene 39 años, fue sometida a un trasplante de riñón. Después de enfrentarse un año a diálisis, en un acto de amor, su esposo, Luis Maldonado, decidió ser el donante.

Tras demostrar que si era compatible se realizó la operación. En la Clínica León XIII fue intervenida.

Según relata su esposo, durante los primeros años todo marchaba bien, Janeth había respondido satisfactoriamente a la cirugía y el riñón se estaba adaptando a su nuevo organismo.

Pese a ello, después del tercer año del trasplante, por protocolo médico Janeth es trasladada a Bucaramanga. Aquí una nueva IPS debía encargarse de su proceso. “Desde ese momento empezaron los problemas, la IPS no es experta en trasplantes, no conocen el procedimiento, no le enviaban exámenes, sus profesionales son negligentes”, cuenta Maldonado.

Reveló que durante un año y medio nunca le enviaron los exámenes de evaluación de un paciente renal trasplantado, además Coomeva no le autorizaba a tiempo los procedimientos ni los medicamentos.

“Ella se empezó a sentir mal, empezó a mostrar síntomas de rechazo. El médico que la atendió fue muy negligente, la unidad de ellos es muy limitada, cosa que no pasa en Medellín”, dice.

En julio pasado, al ver la salud de su esposa tan deteriorada y tras no poder combatir la falta de atención de la EPS, Luis decidió llevar a Janeth por sus propios medios a Medellín.

“Viajamos y al llegar a Medellín la llevé a urgencias. Estuvo 22 días hospitalizada, los médicos descubrieron que el riñón estaba hiperinflado y que había un rechazo”, relató.

Puede leer: Familia bumanguesa pide donantes de sangre para salvar la vida de paciente Ecmo.

Tras ese diagnóstico, los especialistas decidieron cambiarle los medicamentos y luchar porque el riñón volviera a adaptarse al cuerpo.

Desde hace dos meses, Luis ha buscado de todas las formas posibles que Coomeva le autorice esos medicamentos, que son de alto costo y necesarios para su recuperación. No ha habido una respuesta positiva.

“Tengo una tutela, una orden de desacato, una queja ante la SuperSalud por el caso de mi esposa pero no pasa nada. Ella en este momento está muy mal”, dijo Luis.

“Mi esposa tiene muchas ganas de vivir, ella es una guerrera, lo único que deseamos es que Coomeva se haga responsable de la situación”, añadió.

Ante el desespero, Luis ha decidido volver a viajar a Medellín y costear el tratamiento de su esposa de forma particular, pese a no tener el dinero. “Puse el carro en venta, necesito que la vean, ya no puedo dejarla más tiempo aquí esperando a que Coomeva decida hacer algo. Ella venía muy bien, pero el descuido médico nos tiene en esta situación”.

Coomeva le respondió a Vanguardia que desde la EPS “se ha hecho toda la gestión administrativa posible” para garantizarle el servicio a Janeth, sin embargo no han emitido una comunicación oficial respecto al caso.

Si usted desea ayudar a Janeth y a su familia a reunir los recursos necesarios para el viaje a Medellín puede contactarse con Luis Maldonado en el celular 316 452 46 10.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad