domingo 26 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Mujer cuenta el ‘calvario’ que vivió, incluso después de su separación

“No te quedes callada, denuncia si fuiste agredida” es un espacio que abre Vanguardia pensando en las mujeres que han sido agredidas, discriminadas, abusadas o vulneradas. Buscamos visibilizar los casos que se “normalizaron” por miedo o porque no se denunciaron a tiempo, para demostrar que sí se puede hacer algo para defenderles sus derechos.

La ruptura de la relación de pareja para una persona, suele ser una experiencia profundamente dolorosa. De este tema, precisamente, trata el caso que hoy se expone en nuestra edición.

Sandra Milena Fontecha Pabón, magíster en Psicología Clínica, terapeuta familiar y de pareja, y docente de la Facultad de Psicología Universidad Pontificia Bolivariana, explicará -a propósito de esta historia- qué hacer y cómo lo ocurrido puede influir en el modelo de crianza cuando hay hijos de por medio.

La historia

Según la protagonista de esta historia, ella se casó muy enamorada y segura del compromiso, pero su matrimonio duró tan solo nueve años.

“Al principio todo era bonito, nos tratábamos con mucho respeto. Nunca hubo violencia física, pero emocionalmente sí me maltrató. Todo cambió cuando me invitó a tomar un café y con una actitud muy fría me dijo que se le había acabado el amor, finalizó dándome las gracias por el tiempo compartido. Fue terrible oír esto y luego darme cuenta de que sus llegadas a media noche no eran por reuniones de trabajo como me afirmaba”, sostuvo.

Lea también: Mujer acusó a su esposo de violación en Bucaramanga

No obstante, recordó que las palabras de quien era su pareja, le pusieron el autoestima por el piso; tanto así que desde ese día no trabajó tranquila. Lloraba constantemente, se le acabó hasta el sueño y las ganas de comer.

“Él me hizo sentir culpable de casi todo. Empezó a buscarme defectos y hablaba cosas malas de mí. A quienes trataron de ayudarnos les decía que yo era culpable de su desamor, porque no le servía, no lo atendía y me había dedicado a los hijos. Él era una víctima”, subrayó.

Al cabo de unos siete meses, el cuerpo de la mujer tenía menos peso y para conciliar el sueño debía ingerir pastillas. Nunca perdió la esperanza de recuperar su hogar, de hecho aseguró que “le rogué muchas veces, le insistí que buscáramos ayuda profesional. Cuando le hablé de cómo sufren los hijos con una separación, se molestó, me mandó a callar”.

Cuando ella creyó que ya había vivido un completo ‘calvario’, lo encontró con otra persona, era la mujer con quien él tenía pensado organizar un nuevo hogar pero justo en la misma casa donde vivían. Reconoció que soportó tanto, hasta que la depresión la llevó a tener malos pensamientos, como suicidarse.

En voz de la experta

La psicóloga Sandra Milena Fontecha Pabón afirmó que dado los síntomas que la mujer manifestó en el relato, es pertinente iniciar un proceso psicoterapéutico para manejar los sentimientos de dolor, rabia, soledad y de ansiedad que se pueden producir por la ruptura de la relación y más cuando desde la mirada de ella, todo iba muy bien.

“Para las personas suele ser difícil superar el duelo por la pérdida de una relación, si no existe una explicación de parte de la otra persona. Sin embargo es posible, en terapia, encontrar posibles explicaciones a lo que venía pasando al interior de la vida de la pareja y que no se advirtieron a tiempo para resolverlas”, precisó la experta.

Desde la familia, la ayuda que se le puede brindar a quien más está sufriendo es acompañamiento, no juzgar, no descalificar el sentimiento de dolor; por el contrario, todas las personas tienen derecho a sentir dolor, tristeza, quizá desilusión e incertidumbre porque su proyecto de vida en pareja cambió totalmente.

Estos son los momentos precisos para que la familia se muestre incondicional, valide sus sentimientos, le vincule a espacios de compartir, pero también hay que respetar los momentos en que ella quiere estar sola.

Lea también: Mujer admite que su esposo la obligó a apartarse de la familia

“Es importante llamarla, estar en contacto, preguntarle cómo quiere ser acompañada y apoyada en este momento de la vida”, aclaró la psicóloga.

Y agregó que los amigos son una significativa red de apoyo emocional, y pueden ser valiosos para orientar en los procesos que vienen luego de una separación.

Hijos afectados

La experta aseveró que la ruptura de la relación de pareja siempre tendrá un efecto en la vida emocional de los hijos, si los hay; por tanto, la mejor manera de sobrellevar esta situación es explicarle lo ocurrido, sin que se afecte la imagen del padre ni de la madre.

Se vuelve conveniente preguntar a los hijos sobre lo que piensan y sienten, enfatizar en que se acaba la relación de pareja pero no la relación padres-hijo. Y pedirle que no tome partido en la situación.

“Es posible que los hijos vean a la mamá triste, mal humorada, a veces sin ganas de hacer actividades pero ellos deben entender que eso es normal cuando se acaba una relación”, acotó Fontecha Pabón.

La edad de los hijos

Cabe resaltar que lo que se conversa con los hijos depende mucho de la edad que tienen. No es lo mismo tratar este tema con niños pequeños, que en la etapa de niñez intermedia o con adolescentes, por esta razón se sugiere acudir a un psicólogo.

En otros palabras lo que se quiere decir es que para que lo vivido no repercuta en el modelo de crianza, lo recomendable por la experta consultada por Vanguardia es acudir a un proceso terapéutico; ya que así se fortalecerán aspectos de la esfera personal, se identificarán aspectos de la relación de pareja que no se atendieron a tiempo, pero sobre todo será guiado para que no repitan la historia.

Lea también: Madre se arrepiente de no denunciar el abuso de su hija

Un proceso terapéutico puede hasta demostrarle a la madre que no necesariamente los hijos repetirán la historia.

¿Existió algún maltrato?

Teniendo en cuenta que durante su relato la mujer aludió un posible maltrato emocional, Fontecha Pabón afirmó que desde lo que muestra la ley 1257 de 2008 en su capítulo I y artículo 3, “puede inferirse que hay un presunto maltrato psicológico. Es necesario establecer mediante un peritaje psicológico, ya que identifica situaciones que conllevaron a este tipo de maltrato y la afectación del mismo en distintas dimensiones de la vida de la mujer”.

Si desea que conozcamos su caso, no olvide llamarnos al 6300700, extensión 2804, o escribirnos al correo electrónico ialbis@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad