miércoles 24 de marzo de 2010 - 7:36 PM

Mujer se amarra a un palo en el centro de Bucaramanga

Amirta  Mayorga, una vendedora de naranjadas, decidió amarrarse con cadenas a a su puesto ambulante en la carrera 17 con calle 35 en el centro de Bucaramanga.

La mujer asegura que tomó la decisión por que los funcionarios de la Secretaría de Gobierno y Espacio Público no le respetan su trabajo.

"Yo estoy pidiendo mi derecho al trabajo, de acá me llevaran muerta, lo que pido es que me dejen vender tranquila que yo tengo los permisos que pide el Gobierno" dijo Mayorga a un medio de comunicación radial.

Mayorga lleva más de 27 años trabajando como vendedora en este sector del centro y afirma que a los vecinos y comerciantes cercanos no les molesta que ella trabaje ahí, por lo que ella le pide a la Alcaldía que la dejen trabajar de una forma digna.

La vendedora de 63 años, dijo a Vanguardia.com que no se soltará de su puesto hasta que se le respete su trabajao y aseguró que de ser necesario pasaría la noche amarrada.




Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad