martes 21 de julio de 2009 - 10:00 AM

Muy Bonita, así fue nuestra fiesta

Todo brilló ayer, desde el sol que irradió la tarde bumanguesa, hasta el talento artístico que encendió el sentimiento patrio. Ni hablar de los juegos pirotécnicos que, al caer la noche, iluminaron el cielo bumangués al ritmo de una fiesta que se vio como la ciudad: ¡Muy Bonita!

Fue una jornada emotiva, tanto o más que la que vivieron miles de colombianos dentro y fuera del país. Había que ver la Plaza Cívica ‘Luis Carlos Galán Sarmiento’, a la que no le cabía ni un tinto.

La carrilera, la chirimía, la carranga, las orquestas tropicales, la salsa, el merengue, los bambucos y el vallenato, entre otros, hicieron que todos los santandereanos crearan una polifonía de voces y celebraran, hasta más no poder, el Día de la Independencia en torno a nuestra riqueza cultural y nuestra diversidad.

Bucaramanga no se podía quedar atrás y, por supuesto, fue uno de los 1.064 municipios de Colombia que se unieron a la celebración, al igual que las 24 embajadas en el exterior y los dos consulados.

Artistas de diversos géneros cantaron en Bucaramanga. Malalma, Karoll Márquez, la Orquesta de Cámara Juvenil Pentagrama, Oro Antología, los ganadores del Mono Núñez, Ensamble Bicentenario, el Tocayo Vargas, Mauricio Rivera y RH+, entre otros, fueron los encargados de ponerle el ritmo a este inolvidable 20 de Julio.

Vanguardia Liberal estuvo en el concierto y captó los mejores momentos de esta gran celebración. Veamos:

Homenaje  al maestro alfonso guerrero


Durante el Gran Concierto Nacional que se vivió ayer en la Plaza Cívica Luis Carlos Galán Sarmiento, se le rindió un merecido homenaje a un gran artista santandereano, que tiene en su voz los ecos del bolero, del bambuco, de la cumbia, del pasodoble, del cha cha cha y, en general, de todos los ritmos que expresan las buenas cualidades del alma.

Nos referimos al maestro Alfonso Guerrero García, el hombre que ha engrandecido la música colombiana como intérprete, compositor, arreglista y director de aires andinos, tropicales e internacionales.

No fue un reconocimiento cualquiera, fue el agradecimiento de un pueblo a un hombre que, desde pequeño, ha sido grande  en la música. A los 8 años, según recuerdan los que lo conocieron en esas viejas épocas, él ya posaba sobre sus hombros ese armazón que regala el entrañable sonido del beso de cuatros cuerdas con el arco de la música.

Este gran artista nació en la capital santandereana  hace 76 años. Él recuerda que fue su padre, el desaparecido Juan Guerrero, quien sembró en su corazón la dulzura del sonido. Motivado por ese respaldo integró su primer grupo musical, compuesto por los famosos Hermanos Pico.

En 1948 ya estudiaba en el Conservatorio Departamental de Música, el cual dirigía el maestro Luis María Carvajal. Allí se perfeccionó en el violín y estudió el clarinete. En ese tiempo se convirtió en el clarinetista de la Banda del Departamento, en donde también interpretó el saxofón.

Luego hizo parte de las orquestas Claridad, Aída y Panamérican, se escribía sin la ‘a’..
En 1958, él conformó su propio grupo, el cual llamó Alfonso Guerrero y sus satélites, en donde simplemente ratificó que la palabra música se escribía con la calidad y la firma ‘A.F’.

Llegó 1952 y el maestro Guerrero hizo su entrada a la ‘Rondalla Bumanguesa’, la misma que le ha hecho tocar los más altos tonos de su triunfo artístico.
Nueve años después remplazó en la Dirección de esa agrupación al legendario maestro Gilberto Moreno, quien al morir le dejó la herencia de lo que sería su plataforma musical.

El maestro dice que las mejores melodías las ha entonado al lado de su esposa, Doña Graciela Vega, quien le regaló las mejores ‘composiciones’ de su vida; es decir, sus hijos: Isabel Hortensia, Martha Graciela, Carmen Elisa, Mario Alberto, Germán Alfonso, Juan Carlos y Víctor Javier.

Guerrero García ha ganado infinidad de premios por su importante difusión musical, de los cuales destacamos el de ‘Ciudadano Meritorio’, el del ‘Festival del Mono Núñez’ y el del ‘Faraón de Oro’.

Entre sus composiciones más célebres se destacan el bambuco, ‘Germán Andrés’; los ritmos caribeños ‘La Danza Beatriz’ y ‘La Hormiga Culona’; el pasodoble, ‘Málaga’; y el bolero, ‘Bella Mujer’.

Ha grabado varios discos, destacándose una bella producción titulada: ‘Sentimiento Colombiano’.
¡Qué bueno el homenaje que le rindió Colombia a esta gran artista! Y es que este hombre siempre ha sido un enamorado de Colombia, el país que, según él, se convirtió el imán de sus sentidos y sus afectos.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad