domingo 18 de junio de 2023 - 12:00 AM

¡No aprendemos! Borrachos al volante han dejado 22 heridos este año en Bucaramanga

Un aumento del 769 % en infracciones de tránsito relacionadas con conducir bajo los efectos del alcohol en Bucaramanga da cuenta de una práctica que se ha vuelto común. Aunque también se ha redoblado el esfuerzo para realizar operativos contra conductores borrachos, la cifra sigue siendo problemática y prueba de ello son los 22 casos con heridos reportados hasta principios de junio de 2023. Hasta el Director de Tránsito resultó agredido por un ebrio al volante.

Comprometidos con la verdad

Sabemos que te apasiona estar bien informado y que quieres seguir conectado con el periodismo independiente, de calidad y las buenas historias. Por eso, te invitamos a considerar adquirir una suscripción digital.

¡Mira esta propuesta exclusiva para ti!

Beneficios
  • Acceso ilimitado a www.vanguardia.com y contenido EXCLUSIVO para suscriptores.
  • Versión digital del periódico impreso, acceso a las últimas 30 ediciones.
  • Boletín electrónico con recomendaciones de nuestros editores.
  • Sopa de letras y sudokus interactivos.
  • Videos, fotogalerías e infografías.
  • Mejor experiencia de lectura con menos publicidad.
  • Descuentos en productos y experiencias a través del Club Vital.
Suscríbete por 12 meses y te damos 15
OFERTA ESPECIAL
Precio regular: $179.500 Paga: $118.800
Suscríbete
*No incluye periódico impreso
OFERTA ESPECIAL
Paga 12 meses y te damos 15 Precio regular: $179.500 Por $118.800
Suscríbete
*No incluye periódico impreso

Si tienes acceso a la suscripción digital pero no parece cargar correctamente el contenido, refresca tu acceso aquí.

Nuestra mejor noticia

En Vanguardia queremos que te mantengas bien informado. Te invitamos a considerar ser suscriptor digital y seguir conectado con el periodismo independiente y de calidad, investigaciones, buenas historias y todos nuestros contenidos.

¡Mira esta propuesta exclusiva para ti!

Beneficios
  • Acceso ilimitado a www.vanguardia.com y contenido EXCLUSIVO para suscriptores.
  • Versión digital del periódico impreso, acceso a las últimas 30 ediciones.
  • Boletín electrónico con recomendaciones de nuestros editores.
  • Sopa de letras y sudokus interactivos.
  • Videos, fotogalerías e infografías.
  • Mejor experiencia de lectura con menos publicidad.
  • Descuentos en productos y experiencias a través del Club Vital.
Suscríbete por 12 meses y te damos 15
OFERTA ESPECIAL
Precio regular: $179.500 Paga: $118.800
Suscríbete
*No incluye periódico impreso
OFERTA ESPECIAL
Paga 12 meses y te damos 15 Precio regular: $179.500 Por $118.800
Suscríbete
*No incluye periódico impreso

Ya tengo mi suscripción:

o ingresa

Ingresar

Olvidé mi contraseña

Límite de dispositivos diarios alcanzado

Has alcanzado el límite de dispositivos diarios desde los cuales acceder a nuestro contenido.

A eso de las 6:30 de la mañana, Orlando Cala salió de su casa en el barrio Cabecera del Llano, de Bucaramanga, para darle un paseo a su perro. Como todas las mañanas, se fue en ‘chanclas’ y sin celular. Era sábado 20 de mayo.

Una cuadra después, en la carrera 38 entre calles 52 y 53, un hombre a bordo de un carro Mercedes Benz lo arrolló. “Allí transitan muchos borrachos manejando. Ese día pasó un milagro, porque si doy un paso más, me parte en dos. Quedé atrapado entre el carro y el árbol. Cómo pude me liberé”, cuenta la víctima, un arquitecto de 62 años.

Lea también: Día sin carro y sin moto en Bucaramanga y su área: estas serán las alternativas

Cala noto al conductor consternado y atorado en el vehículo. El hombre le pidió ayuda y la persona a la que atropelló fue quien logró auxiliarlo.

“Ahí me di cuenta que estaba borracho. Le quité el cinturón, abrí la puerta y lo ayudé a salir. Él miraba el carro y comenzó a llamar a alguien. Se iba alejando poco a poco, la verdad pensé que se iba a volar. En ese momento llegaron los agentes de tránsito y el señor les dijo que había sido un microsueño”, narra Cala.

Los agentes hicieron el croquis del accidente y procedieron a tomarle la prueba de alcoholemia que arrojó grado uno, lo que significa que tenía en su cuerpo entre 40 y 90 miligramos de etanol, el equivalente a consumir tres cervezas aproximadamente.

Por el accidente, a Orlando Cala le dieron 17 días de incapacidad y debe someterse a un examen especializado para revisar su espalda. Por los días de invalidez, el arquitecto perdió un contrato para una obra, en la que estima iba a ganar cerca de $5 millones al mes. Además, indica que tiene estrés pos traumático y ya no quiere caminar por la zona. “Me da miedo sacar al perro. No paso de la esquina”.

El pasado jueves, 15 de junio, a casi un mes del accidente, Cala decidió conciliar con el conductor que lo atropelló por el delito de lesiones personales y recibió la suma de $4 millones.

“El conductor y su abogado están apelando porque dicen que el procedimiento de la prueba se hizo mal. Este viernes le entregan el carro. Lo iba a demandar por intento de homicidio pero me dijeron que eso era perder tiempo. Me faltó fue aplaudirlo por atropellarme, porque me afectó mi vida y no ha tenido ni la delicadeza de preguntar cómo estoy”, indica el arquitecto.

Como este hombre, otras 21 personas han resultado heridas en medio de accidentes de tránsito causados por conductores en estado de embriaguez, en lo que va del 2023. Aunque los accidentes y los heridos han disminuido un 25 % en comparación con el año anterior, cada fin de semana las autoridades de tránsito reportan nuevos casos.

Por ejemplo, el ocurrido en la madrugada de ayer, cuando un conductor que dio grado tres en la prueba de alcoholemia agredió al director de Tránsito de Bucaramanga, Carlos Bueno.

El agresor intentó sobornar a los funcionarios para hacer caso omiso a su infracción, la más grave de su tipo que es castigada con una multa de casi $28 millones y 10 años sin licencia.

Ante el cumplimiento de la Ley, el hombre se molestó y golpeó al Director. Por esta razón fue capturado y tendrá que responder por el delito de agresión a servidor público.

Más casos

Una búsqueda rápida en la versión digital de Vanguardia da cuenta de los casos. El 12 de junio un motociclista en aparente estado de embriaguez arrolló a otras tres motos en el Viaducto Alejandro Galvis Ramírez. El 11 de junio, en dos puntos diferentes de Bucaramanga, dos borrachos chocan contra árboles.

En la madrugada del 27 de mayo el conductor de una lujosa camioneta, en aparente estado de embriaguez, estuvo a punto de arrollar a varios agentes de tránsito que realizaban operativos en el Parque San Pío. El conductor desobedeció la orden de pare y huyó del lugar.

Gracias a la colaboración de la Policía, el hombre que se fugó fue perseguido y detenido.

El 21 de mayo un sargento del Ejército, en comprobado estado de embriaguez, arrolló a dos agentes de la Policía que apoyaban los controles de Tránsito en la calle 33 con carrera 32.

Estos casos, más el de Orlando Cala, ocurrieron en menos de un mes en las vías de Bucaramanga.

¿Por qué el aumento?

De acuerdo con el director de Tránsito, Carlos Bueno, el aumento no significa que hayan más infractores sino que obedece a más operativos.

“Las infracciones en lo que lleva del año han subido más del 700 % con respecto a la misma fecha en 2022. Hemos realizado controles permanentes de alcoholemia No solo hacemos la prueba sino que inmovilizamos vehículos abandonados cerca de los bares en la madrugada. Esas medidas salvan vidas”, dijo.

Las cifras de accidentes y heridos han disminuido un 25 %, y no se han registrado fallecidos por este tipo de imprudencias.

Sin embargo, el funcionario insiste en que no hay que bajar la guardia, porque los ciudadanos que conducen borrachos no solo ponen en riesgo su vida sino la de personas inocentes.

“Vamos a traer más alcoholímetros y los controles seguirán. Hemos encontrado gente muy osada que pone en peligro su vida y la de los demás. Pero también hemos visto, cada vez más, a gente enfiestada dentro de los carros, haciendo uso de los servicios de conductor elegido”, contó el director.

No olvide las sanciones

Si piensa salir a comer, y en medio de la cena se toma dos cervezas, mejor entregue las llaves. Desde diciembre de 2013 está vigente la Ley 1696 que endurece los castigos para los conductores que mezclen alcohol con gasolina.

Si es sorprendido por primera vez estas son las sanciones.

-Si registra grado cero de alcohol (entre 20 y 39 miligramos de etanol): le suspenderán la licencia por un año, su vehículo será inmovilizado por un día, deberá pagar 90 salarios diarios legales vigentes -SDLV- ($3.480.000) y 20 horas de trabajo comunitario.

-Si registra grado uno de alcohol (entre 40 y 90 miligramos de etanol): La licencia del conductor será suspendida por tres años, el vehículo será inmovilizado por tres días, la multa será de 180 SDLV ($6.960.000) y deberá pagar 30 horas de trabajo comunitario.

-Si registra grado dos de alcohol (entre 100 y 149 miligramos de etanol): El conductor quedará con la licencia suspendida por cinco años, el vehículo será inmovilizado por 6 días, la multa será de 360 SDLV ($13.920.000) y deberá pagar 40 horas de trabajo comunitario.20

-Si registra grado tres de alcohol (150 miligramos o más de etanol): La licencia será suspendida por 10 años, el carro será inmovilizado por 10 días, la multa será de 720 SDLV ($27.840.000) y deberá pagar 50 horas de trabajo comunitario.

En lo que va del 2023 se han sancionado a más de 100 conductores ebrios en Bucaramanga.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Image

Periodista egresada de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Miembro del equipo digital de Vanguardia desde 2014 y de la Unidad Investigativa desde 2018.

Desde estos espacios ha participado en trabajos premiados en Santander y Colombia.

Desde 2019 hace parte de la red nacional de chequeadores con NoSeaPingo, de Vanguardia.

@bridgesdani

dpuentes@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad