miércoles 26 de febrero de 2020 - 12:00 AM

No hay control sobre las ‘chiquitecas’

La realización de fiestas ilegales para menores de edad es un fenómeno preocupante, porque son espacios aprovechados por personas inescrupulosas para sumergirlos en la drogadicción y el alcoholismo. En el área metropolitana solo se tiene el dato de una ‘chiquiteca’ denunciada en el último año.
Escuchar este artículo

“No sabemos nada”. Esta fue la respuesta más común de las autoridades del área metropolitana de Bucaramanga al ser cuestionadas sobre el fenómeno de las llamadas ‘chiquitecas’.

Estas fiestas que, en su mayoría, son organizadas bajo la clandestinidad, convocadas por redes sociales y organizadas por mayores de edad, persisten. Las autoridades admiten que generalmente no se realizan controles, porque no hay denuncias, información o indicaciones exactas de lugares donde se llevan a cabo.

Sin embargo, hace menos de tres semanas, precisamente, funcionarios de la Alcaldía de Floridablanca y la Policía Metropolitana de Bucaramanga descubrieron un evento de estos. Fue organizado en el salón comunal de La Cumbre, y no solo encendió las alarmas; también mostró un panorama bastante desalentador que deja ver lo vulnerables que son los niños y jóvenes.

Allí fueron encontrados cerca de 200 menores, entre los 9 años y 17 años. Muchos, por no decir que casi todos, no tenían el permiso de sus padres, pero sí contaron con el dinero suficiente para pagar la boleta y entrar al recinto. No se trataba de un evento con entrada libre.

Entre muchas otras cosas, la organización garantizaba diversión total en un lugar “seguro”, acceso a sustancias psicoactivas (pastillas sintéticas, marihuana, cocaína...) y a licor (a muy bajo precio). La seguridad corría por cuenta propia, por eso varios de ellos estaban armados con navajas y cuchillos de todos los tamaños.

Claro que lo registrado en el sector de La Cumbre, que a más de uno dejó sin palabras, no ocurre solo allí. También se da en muchos otros escenarios del área urbana y rural de Floridablanca, Girón, Piedecuesta y Bucaramanga, donde se alquilan salones sociales, salones comunales, fincas, casas y hasta apartamentos para ilegalmente citar a estudiantes de colegios públicos y privados.

Los que logren pagar su entrada beberán hasta emborracharse y mientras las luces estén apagadas nada les impedirá tener acercamientos sexuales entre ellos mismos, si así lo desean.

Por lo menos así lo aseguran algunas personas, quienes una vez se hizo público el hallazgo en Floridablanca rompieron silencio.

Lea también: Acción de tutela ordenó reubicación de estudiantes del colegio El Carmen

Una fuente, por ejemplo, quien pidió reserva de su nombre, señaló que quienes han tomado estas fiestas como un negocio bastante lucrativo, “hacen las citas por Whatsapp o grupos cerrados de Facebook para que no sean fácilmente detectados por los padres o las autoridades. Hay boletas que las cobran a $30.000, $50.000, $80.000 o un poco más”.

“Uno se pregunta un niño de 12 años de dónde saca tanto dinero. Algunas niñas que van allí utilizan ropa demasiado pequeña, sobre todo minifaldas, blusas escotadas y shorts. De verdad, la forma en cómo se visten rompe cualquier esquema y nos pone a pensar en el futuro de nuestra sociedad y en dónde están los padres que son los que en últimas pagan esas prendas”, acotó.

Precisamente algunos menores de edad comentaron a las autoridades que existe un “código de vestuario”, relacionado con juegos de alto contenido sexual.

“Conocemos muchos juegos que implican consumo de licor y drogas...”, explicó la fuente.

Alto riesgo

La gravedad del asunto, aseguran padres de familia, recae en la falta de control en este tipo de actividades, que conlleva a que los menores se expongan a riesgos.

No hay límites. Por lo menos así lo denunciaron otras personas, quienes aseguraron que existen fiestas donde se debe ingresar con manillas. Es decir, “los muchachos van y las reclaman a donde se les cite, puede ser en un centro comercial o cualquier otro lugar público. Cuando ya pagan la entrada, se les entregan todas las indicaciones y una manilla, a veces son de colores porque dependiendo del valor pagan por ‘x’ o ‘y’ servicio”.

No tienen información

Vanguardia, a partir de las indagaciones realizadas en los cuatro municipios del área, pudo establecer que por el momento ninguna autoridad programa periódicamente intervenciones para acabar con estas “rumbas”, donde ser menor de edad es el único requisito.

Según información suministrada, esto sucede porque no hay identificados sitios o registros; por tanto, se le sugiere a todos los ciudadanos que conozcan de algún caso, denunciar a tiempo para tomar las acciones pertinentes.

Claro que para combatir este fenómeno lo que se desarrollan son campañas en las diferentes instituciones educativas durante todo el año. A los estudiantes se les sensibiliza sobre el uso correcto de las redes sociales y de la internet; asimismo, se les previene del consumo de drogas y alcohol.

No obstante, se promueven espacios culturales y deportivos para que los menores, a través de las diferentes escuelas municipales, tengan un mayor aprovechamiento de su tiempo libre efectuando procesos en las áreas que más les llame la atención.

Lea también: Estupefacientes y licor en chiquiteca de La Cumbre

¿Qué acciones se harán en floridablanca?

El secretario del Interior de Floridablanca, Jaime Ordóñez, aseguró que tras lo ocurrido en La Cumbre se pudo confirmar la realización de ‘chiquitecas’ en la localidad.

“Ya tomamos cartas en el asunto. Hemos citado a todos los presidentes de Juntas de Acción Comunal que tengan en poder el manejo de los salones comunales, para recordarles qué tipo de actividades son las permitidas en estos lugares y sus responsabilidades. Esta reunión será este 26 de febrero”, precisó.

Por otra parte, el funcionario aseguró que se articulan esfuerzos con la Policía Metropolitana de Bucaramanga para implementar planes educativos y de disuasión, con el fin de que la drogadicción y el alcohol no toquen las puertas de las instituciones educativas y de los espacios que utilizan los menores de edad.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad