viernes 16 de agosto de 2019 - 12:00 AM

¿No más plástico de un solo uso en Santander?

En audiencia pública realizada en la UIS se socializó el proyecto de ley que pretende prohibir el plástico de un solo uso. Sectores que producen este material y recicladores de Santander rechazaron la medida.
Escuchar este artículo

¿Qué se debería hacer con los plásticos de único uso como platos, vasos, pitillos, bolsas o botellas de agua?

Mientras un proyecto de ley busca prohibir en Colombia la fabricación, importación, venta y distribución de plásticos de un solo uso para 2021, y para 2025 los de mayor complejidad, como las colillas de cigarrillo y las bolsas plásticas, un grupo de ciudadanos en Santander está en desacuerdo con la medida.

Pérdidas económicas

German Castro, director Ejecutivo de la Federación de empresarios del plástico, Fedeplast, indicó que el problema de la contaminación por residuos plásticos se debe a la falta de tecnología, a la optimización en el proceso de reciclaje y a la cultura ciudadana.

“El sector de los plásticos ocupa el 10% de la industria nacional. En Santander es el segundo sector de exportaciones, al año generamos cerca de 15 millones de dólares. Este proyecto representa un daño significativo para la industria, puede a llegar a afectar 700 puestos de trabajo directos calificados en la región”, expresó.

Lea también: Desarrollan en Bucaramanga un ladrillo a partir de plástico reciclado

Reciclar es el camino

A pesar de que el proyecto de ley promueve la conciencia ambiental, el Ministerio de Ambiente no apoya la medida argumentando que la solución es fortalecer el reciclaje.

“Es evidente que hay un alto impacto por la mala gestión del plástico y que está terminando donde no debe estar. En ese sentido, una de las estrategias más importantes, desde el Ministerio, es la de la economía circular: disminuir el consumo y que el plástico vuelva a las cadenas productivas para ser reintegrado a la industria”, argumentó Alex Saer, Director de asuntos ambientales del Ministerio de Ambiente.

De acuerdo con el funcionario, el punto es mejorar la gestión del plástico para evitar un impacto negativo en las empresas, la economía y la generación de empleo.

Más plástico que peces en el mar

Según denunció la Organización de las Naciones Unidas, ONU, si no se toman acciones, en el 2050 habrá más plástico que peces en el mar.

Dicha problemática ambiental no es ajena a Colombia. Un estudio entregado por la Procuraduría General de la Nación, reveló que el país es el primer contribuyente a la contaminación plástica del mar Caribe.

Además, la organización Greenpeace estableció que al año, en Colombia, se consumen cerca de 24 kilos de plástico por persona. El plástico de uso único comprende cerca del 56% del consumo total.

Ante este panorama, es pertinente tomar medidas que defiendan el medio ambiente. ¿Es este proyecto de ley la solución?

Juan Carlos Losada, representante a la Cámara y autor de esta iniciativa, que ya pasó su primer debate en la Comisión Quinta de la Cámara, con votación unánime, explicó que es imperioso tomar acciones ante el descontrol del uso de plástico.

“Colombia produce un millón de toneladas plásticas al año. Los empaques de plástico duran cinco minutos en su mano y cinco siglos sobre el planeta. Debemos ponerle freno a la situación”, dijo Losada.

Le puede interesar: Solo se aprovecha el 2% de los residuos generados en el área metropolitana de Bucaramanga

¿Y los recicladores?

Para el gremio de recicladores de Santander, la prohibición del plástico afectaría el proceso de recuperación de este material en una disminución del 25%.

Elsa María López, gerente de la Cooperativa de Recicladores Formalizados, Copreser, explicó por qué el proyecto afectaría la economía y la calidad de vida del reciclador.

“Con este proyecto un reciclador estaría recibiendo 20% menos de su salario. La cooperativa agrupa a 50 personas, que se dedican al reciclaje en la fuente, pero en Santander el último censo señala que hay 942 familias dedicadas a esta actividad”, afirmó.

Según Elsa, la solución es la educación.

“Se debe trabajar por la educación del ciudadano, que entienda que reciclar no es una obligación sino una decisión de vida que debemos tomar cuanto antes. Nosotros le hemos enseñado a la comunidad a reciclar, estamos trabajando por el medio ambiente”, expresó López.

Copreser trabaja en 30 mil hogares de Bucaramanga, sin embargo, solo el 50% entrega los materiales separados desde sus hogares, una cifra que hace más visible el poco interés de la gente por reciclar.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad