Publicidad

Bucaramanga
Martes 20 de febrero de 2024 - 12:00 PM

Normal Superior de Bucaramanga cuarta a nivel nacional en Pruebas Saber TyT

Los estudiantes de esta institución de Bucaramanga obtuvo en puntaje global un promedio de 105 sólo superados por las Normales Superiores de Cúcuta 113 Santa Marta 110 y Armenia 106

Compartir
Imprimir
Comentarios
La Escuela Normal Superior de Bucaramanga cumplirá el próximo mes e abril 149 años de historia. (Suministrada/VANGUARDIA)
La Escuela Normal Superior de Bucaramanga cumplirá el próximo mes e abril 149 años de historia. (Suministrada/VANGUARDIA)

Compartir

La Escuela Normal Superior de Bucaramanga cumplirá el próximo mes e abril 149 años de historia. (Suministrada/VANGUARDIA)

La Escuela Normal Superior de Bucaramanga ocupó el cuarto puesto, entre las 137 instituciones de esa modalidad de formación que existen en Colombia, en el Examen de Estado de la Calidad de la Educación Superior, Saber TyT. Sus estudiantes obtuvieron un puntaje global promedio de 105. El dato es alto si se tiene en cuenta que el promedio nacional fue de 93.

Los tres primeros lugares en ese riguroso listado nacional, que le apuesta a la excelencia, lo ocuparon en su orden: primero, la Normal Superior de Cúcuta, con 113 puntos en promedio; segundo, la Normal de Santa Marta (110); y luego, la Normal de Armenia (106).

Este examen es un instrumento de evaluación estandarizada para la medición externa de la calidad de la educación superior, el cual evalúa las competencias de los estudiantes que están próximos a culminar los distintos programas de formación profesional.

Según Elías Vergel, rector de la Normal Superior de Bucaramanga, institución que el próximo mes de abril cumplirá 149 años de fundado, “este es el esfuerzo de una apuesta a la excelencia académica. Es bueno saber que seguimos desempeñando un papel relevante a niveles nacional y regional como garantes de preservar y fortalecer una cultura pedagógica a través de la preparación de los maestros en función de las necesidades del país”.

Por su parte, Johanna Beatriz Ayala Moreno, coordinadora académica de la institución, “dentro de nuestra formación han surtido diferentes procesos de transformación en la línea de las dinámicas del sector educativo en nuestro país y las tendencias pedagógicas a nivel mundial sobre la formación de docentes”.

Se mostró satisfecha al saber que “la Normal Superior de Bucaramanga se destaca por ser una institución formadora de docentes para la educación preescolar y básica primaria, dos niveles educativos claves en tanto que es en ellos donde se cimientan las bases para los futuros aprendizajes y para la vida”.

De este proceso académico también ha hecho parte la coordinadora del PFC, Deicy Ruth Jurado, quien agregó: “Destaco la gran trayectoria del plantel, que lleva más de un siglo formado maestros para la vida. Es gratificante para nosotros registrar que se han formado excelentes maestros que, con su desempeño, nos representan en el ámbito nacional”.

Una institución emblemática

El 15 de abril de 1875, bajo la dirección de María de Jesús Páramo, se inició la institución que hoy conocemos como Escuela Normal Superior de Bucaramanga.

En medio de la expectativa, la recién creada Escuela Normal Nacional de Institutoras de Bucaramanga entrega sus primeros frutos en 1877. Sus directivos graduaron a 10 mujeres para el servicio de la docencia.

Durante todo este tiempo, la institución ha tenido algunos recesos. Una corta suspensión de actividades se presentó en 1875, debido al terremoto que destruyó a Cúcuta y se sintió en la ciudad.

De igual forma, a causa de la ‘Guerra de Escuelas’, un conflicto que se causó porque el gobierno obligaba a los docentes a enseñar ideas políticas.

La Escuela también estuvo a punto de desaparecer en 1920, debido a una crisis económica. En 1922 se autorizó su funcionamiento, como instituto privado, hasta 1925, cuando volvió a ser financiada por el Gobierno Nacional.

La institución expidió en 1970, los primeros títulos de maestros y, desde entonces, continuó vinculada a los programas de capacitación y profesionalización del Magisterio.

Desde 1998 se recibió el proceso de acreditación, y a partir de 2018 ha cumplido con su objetivo.

Cuando los estudiantes terminan el grado 11, cursan dos años más para obtener el título de Normalista Superior. Esto los habilita para ser maestros de preescolar y primaria.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por Euclides Kilô Ardila

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad