sábado 23 de noviembre de 2019 - 12:00 AM

Nuevo basurero en Santander: Comunidad de Lebrija expuso su rechazo

El estudio para encontrar el remplazo del relleno sanitario El Carrasco está en su penúltima fase, en la cual se contemplan visitas a las áreas potenciales. Durante la primera socialización con comunidades, habitantes de Lebrija hicieron público su rechazo ante la posible adecuación de un basurero en su vereda.
Escuchar este artículo

En Girón, Lebrija y Rionegro se identificaron áreas potenciales para la adecuación de un nuevo relleno sanitario para 16 municipios de Santander, que sería el remplazo de El Carrasco. Así lo determinó el estudio que actualmente se adelanta entre la Universidad Industrial de Santander, UIS, y el Área Metropolitana de Bucaramanga, AMB. Con este anuncio, ya se alzaron las primeras voces de rechazo en la comunidad.

Dicha investigación, que tiene un costo de $2.600 millones, avanza en su penúltima fase. En esta etapa se realizarán visitas técnicas a las zonas preseleccionadas, por parte de diferentes expertos en campos como: geología, medio ambiente, biología y sociología, entre otros.

Lea también: Girón, Rionegro y Lebrija, áreas viables para el nuevo relleno sanitario

Primeras voces de rechazo

Para efectuar tales inspecciones, quienes adelantan el estudio iniciaron este viernes reuniones con los habitantes de las áreas potenciales que servirían para el nuevo sitio de disposición final. La idea de estos encuentros es presentar el proyecto del relleno que se pretende hacer y concertar con las comunidades si permiten que se efectúen las referidas visitas.

Guillermo Cardozo, subdirector Ambiental del AMB, informó a Vanguardia que “la primera socialización con comunidades se realizó este viernes. Estas reuniones continuarán durante este fin de semana. A los ciudadanos se les presenta el estudio que se adelanta y se hace una concertación del mismo. Se visitarán cuatro comunidades en total.

“En las reuniones se les pregunta a los residentes si permitirán que el estudio continúe o no. Se explica los avances que existen en la búsqueda de un sitio apto para relleno, el trabajo de campo que se haría si lo permiten, para luego recabar información sobre los recursos naturales que existen en dichas zonas”, explicó el funcionario.

El primer turno fue para la vereda El Líbano, ubicada en Lebrija. Ayer, hacia las nueve de la mañana, voceros de la UIS, del AMB y de dicha población rural sostuvieron un encuentro, en el cual la comunidad manifestó e hizo público su rechazo ante la intención de querer adecuar un relleno sanitario allí.

Fabián Blanco, presidente de la Junta de Acción Comunal, JAC, de la vereda El Líbano, terminada la reunión expresó que “en la zona hay alrededor de 25 diferentes fuentes de agua, y varias son nacimientos. La comunidad no quiere saber nada de relleno sanitario en la vereda. Solo en El Líbano habitan cerca de 60 familias, fuera de las otras cinco veredas que también se verían afectadas... son muchos núcleos familiares.

“La gente de acá vive es de lo que da el campo. Aquí se produce mucho cítrico, cacao, cerdos, ganado y leche. Están en los estudios, pero nos dicen que la zona más factible es esta. Nos dijeron que el proyecto nos traerá beneficios económicos, pero no queremos saber nada de basureros. Queremos continuar con nuestras vidas de agricultores”, manifestó este líder comunal.

“Destruirían el ecosistema”

Para Hernando Pérez, otro referente de la vereda El Líbano y asistente a dicha reunión, dijo que “el rechazo de la comunidad fue explícito. Al montar un basurero en la vereda se destruiría nuestro ecosistema y a su vez el progreso social logrado.

“Lo acordado en la reunión es que vamos a programar un recorrido con los expertos que adelantan el estudio, para visitar las fuentes hídricas que tenemos y toda la variedad natural que existe en la vereda. La idea es que ellos hagan los registros físico-químicos correspondientes. Esta actividad se haría el próximo miércoles”, agregó Pérez.

A dicho estudio todavía le falta una fase más por desarrollar. De acuerdo con lo informado, lo proyectado es que en marzo próximo se conozca con exactitud los resultados finales del proyecto.

“Una vez se tenga el sitio idóneo, faltaría por ejecutar trámites como el licenciamiento ambiental, entre otros. Pero nosotros solo llegaremos hasta la identificación del nuevo sitio que serviría para la disposición final de residuos”, precisó el Subdirector Ambiental del AMB.

El relleno sanitario El Carrasco se encuentra en plan de desmantelamiento y cierre, tras la orden que impartió un juez de Bucaramanga.

Según lo establecido, se podrá seguir disponiendo basuras en El Carrasco solo hasta octubre de 2020. Es decir, en cerca de 11 meses ya deberá existir otro sitio de disposición final, que permita enterrar las 29 mil toneladas de residuos que cada mes genera en promedio 15 municipios de Santander.

El funcionario del AMB afirmó que no se ejercerá ningún tipo de presión en las comunidades, en el marco de la selección del terreno que serviría para el nuevo relleno sanitario.

“En los ciudadanos está la decisión. Nosotros no vamos a forzar, obligar ni a imponer nada”, aseguró el Subdirector Ambiental del Área Metropolitana de Bucaramanga.

“No se persigue ningún interés privado”

La Empresa de Aseo de Bucaramanga, Emab, es propiedad del Municipio y la entidad responsable del manejo de El Carrasco.

Manuel Azuero, alcalde (D) de la capital santandereana, realizó un llamado de comprensión a las comunidades de las áreas en donde se podría adecuar el nuevo relleno regional.

Según Azuero:

1. “Cualquiera sea el resultado del estudio, será fruto de una investigación científica, técnica, objetiva y que es 100% de iniciativa pública. No se persigue ningún interés privado”.

2. “Además de tener en cuenta las variables ambientales, también se consideran las características sociales, por eso se elegirá un terrenos muy lejano a los centros urbanos y con baja densidad rural”.

3. “Este nuevo relleno sanitario se hará con tecnología del siglo 21, por ello no va a generar mayores pasivos ambientales y los que habrá se tratarán con técnicas de punta. También tendrá amplias zonas de compensación ambiental, con bosques existentes y reforestados”.

Datos:

* El terreno seleccionado para el nuevo relleno sanitario regional tendría una vida útil de, al menos, 30 años.

* 29 mil toneladas de basura, en promedio, se disponen cada mes en el relleno sanitario El Carrasco.

* El estudio que adelantado consta de tres fases. La investigación inició a mediados de 2019 y culminaría en marzo de 2020.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad