miércoles 04 de diciembre de 2019 - 12:00 AM

Obra del Mesón en Bucaramanga, 33 meses en prórrogas y aún no se culmina

Una vez más se postergó la finalización del intercambiador vial del Mesón de Los Búcaros en Bucaramanga, cuyas obras se iniciaron en septiembre de 2014. En total, a este proyecto se le han adicionado $ 34 mil 579 millones.
Escuchar este artículo

De acuerdo con lo firmado en el contrato, la idea inicial era que el intercambiador vial del Mesón de Los Búcaros se construyera en 14 meses, contados a partir de septiembre de 2014. Es decir, este proyecto debió quedar culminado en noviembre de 2015, hace más de cuatro años.

Tal vez sea una de las obras que más retrasos ha tenido en Bucaramanga. Hasta la fecha se contabilizan en total 33 meses y 15 días en prórrogas, o sea, casi tres años más de lo planeado.

Y las añadiduras no han sido solamente en tiempo. Este proyecto ya suma $34 mil 579 millones en adiciones presupuestales, realizadas en cuatro ocasiones.

Lea también: Alcaldía de Bucaramanga completaría la compensación de la Normal en 2020

Esta es una de las obras de la Administración de Luis Francisco Bohórquez que más costos le ha ocasionado a la ciudad. En total, Bucaramanga ha invertido hasta la fecha alrededor de $84 mil 490 millones para la construcción del intercambiador del Mesón de Los Búcaros.

Fallas de planeación

En noviembre de 2015, cuando debió entregarse culminada tal obra a la ciudad, se llevó a cabo la primera prórroga. En aquella ocasión se extendió este contrato por 10 meses.

Ese mismo año también se hicieron las dos primeras adiciones presupuestales, las más cuantiosas de las cuatro que se han realizado en el proyecto.

Cuando Bohórquez fue alcalde de la capital de Santander, a esta obra se le adicionaron $25 mil 461 millones. En abril de 2015 se adicionaron $14 mil 516 millones y apenas siete meses después, en noviembre de ese mismo año, hubo otra adición de $10 mil 945 millones.

Desde el principio, este proyecto del Municipio despertó inquietudes en los organismos de control. Aunque la ejecución del contrato de obra comenzó se inició en septiembre de 2014, en diciembre de ese mismo año las obras no había empezado.

En esa oportunidad la contraloría Municipal le hizo múltiples requerimientos a la Secretaría de Infraestructura de Bucaramanga, por el no comienzo de los trabajos de construcción.

Obra del Mesón en Bucaramanga, 33 meses en prórrogas y aún no se culmina

En esa misma vigencia se conoció que este proyecto tuvo múltiples fallas en materia de diseño y planificación. Por ejemplo, ni si quiera se había contemplado el traslado de las redes de servicios públicos, tarea elemental en una obra de tal magnitud.

Líos jurídicos

Mientras se trataba de superar las fallas cometidas en el proyecto, una acción legal marchaba en contra del mismo. Un sector de la comunidad académica de la Escuela Normal Superior de Bucaramanga se opuso a ceder una porción de terreno de su sede principal, para la construcción de dicho intercambiador.

En octubre de 2016 y tras la orden de un juez, la Alcaldía de Bucaramanga procedió a suspender los trabajos de construcción en el área que pretendía intervenir en dicho plantel educativo. Ese año se efectuó una nueva prórroga en el proyecto, de cinco meses, y en 2017 se añadió un mes más.

En febrero de 2018, luego de realizar su defensa legal, el Municipio recibió el aval y el amparo de la justicia para poder continuar con la intervención que pretendía hacer en el terreno de la Escuela Normal.

En dicha vigencia se hicieron dos prórrogas más: una de seis meses y otra de un mes. También, se llevó a cabo la primera adición presupuestal del gobierno de Rodolfo Hernández, por un valor de $2 mil 886.

Obra del Mesón en Bucaramanga, 33 meses en prórrogas y aún no se culmina

Terminación de la glorieta

En diciembre de 2018 la Alcaldía de Bucaramanga culminó todos los componentes viales contemplados en dicho intercambiador. Para entonces, todavía faltaba terminar la glorieta y el circuito de senderos peatonales de la obra.

“Ya es hora de que entreguen ese intercambiador, mucha corrupción y ‘tomadera’ de pelo con esa obra. Hay que reconocer que hubo una para por trabas legales y que esta Alcaldía sacó adelante el proyecto, pero ya se va a completar un año y nada que acaban esa glorieta, mucha demora”, manifestó Pedro Antonio Torres, veedor ciudadano.

Torres, quien ejerce control cívico en diferentes obras de la ciudad, también señaló que “el puente peatonal metálico que se instaló entre la glorieta y la Escuela Normal quedó con riesgos. Las rejillas quedaron con huecos muy grandes, cabe casi todo un cuerpo por allí, y las barandas también quedaron muy bajitas. Hay que prestarle atención, por ahí pasan muchos estudiantes y podría haber un accidente”.

¿Qué dice la Alcaldía?

El alcalde (D) de Bucaramanga, Manuel Azuero, aseguró que “la glorieta y su parque se terminará y se pondrá en funcionamiento para el cumpleaños de la ciudad, el próximo 22 de diciembre. Ya estamos ultimando los últimos componentes. No habrá más adiciones de recursos”.

El mandatario resaltó que el intercambiador quedará con una amplia red de senderos peatonales, para brindar seguridad en los desplazamientos de los transeúntes en dicha zona de la ciudad.

“Agradecemos a la ciudadanía por la paciencia. Este fue un proyecto que tuvo graves errores de planeación en la Administración anterior. Con rigor y trabajo duro en este gobierno logramos superar todas las dificultades, y ya podremos contar con todos los componentes de este intercambiador”, expresó Azuero.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad