Publicidad

Bucaramanga
Martes 28 de marzo de 2023 - 12:00 PM

Olvido, desidia y abandono: radiografía del icónico parque Acualago, en Floridablanca

Vanguardia y funcionarios de la Personería de Floridablanca, junto a otras autoridades, recorrimos el abandonado parque Acualago para hacer una radiografía de dicho escenario.

Compartir
Imprimir
Comentarios
Acualago es un foco de contaminación y afecta al vecindario de Lagos, que denuncia la aparición de mosquitos y malos olores. (Foto: Diego Calderón / VANGUARDIA)
Acualago es un foco de contaminación y afecta al vecindario de Lagos, que denuncia la aparición de mosquitos y malos olores. (Foto: Diego Calderón / VANGUARDIA)

Compartir

Acualago es un foco de contaminación y afecta al vecindario de Lagos, que denuncia la aparición de mosquitos y malos olores. (Foto: Diego Calderón / VANGUARDIA)

La Personería de Floridablanca congregó ayer a varios funcionarios para recorrer, junto a ellos, las ‘ruinas’ de Acualago.  (Foto: Diego Calderón / VANGUARDIA)
La Personería de Floridablanca congregó ayer a varios funcionarios para recorrer, junto a ellos, las ‘ruinas’ de Acualago. (Foto: Diego Calderón / VANGUARDIA)

La Personería de Floridablanca congregó ayer a varios funcionarios para recorrer, junto a ellos, las ‘ruinas’ de Acualago. (Foto: Diego Calderón / VANGUARDIA)

El lugar era un espacio para la diversión de la comunidad. (Foto: Diego Calderón / VANGUARDIA)
El lugar era un espacio para la diversión de la comunidad. (Foto: Diego Calderón / VANGUARDIA)

El lugar era un espacio para la diversión de la comunidad. (Foto: Diego Calderón / VANGUARDIA)

Acualago contaba con toboganes y otras atracciones. (Foto: Diego Calderón / VANGUARDIA)
Acualago contaba con toboganes y otras atracciones. (Foto: Diego Calderón / VANGUARDIA)

Acualago contaba con toboganes y otras atracciones. (Foto: Diego Calderón / VANGUARDIA)

El parque tenía una capacidad para cinco mil personas. (Foto: Diego Calderón / VANGUARDIA)
El parque tenía una capacidad para cinco mil personas. (Foto: Diego Calderón / VANGUARDIA)

El parque tenía una capacidad para cinco mil personas. (Foto: Diego Calderón / VANGUARDIA)

La maleza se apoderó de todo el escenario. (Foto: Diego Calderón / VANGUARDIA)
La maleza se apoderó de todo el escenario. (Foto: Diego Calderón / VANGUARDIA)

La maleza se apoderó de todo el escenario. (Foto: Diego Calderón / VANGUARDIA)

A pesar de las quejas de la comunidad, todavía no se ha dado ninguna solución al lamentable estado de Acualago. La incertidumbre sobre el futuro del parque sigue ‘en veremos’. (Foto: Diego Calderón / VANGUARDIA)
A pesar de las quejas de la comunidad, todavía no se ha dado ninguna solución al lamentable estado de Acualago. La incertidumbre sobre el futuro del parque sigue ‘en veremos’. (Foto: Diego Calderón / VANGUARDIA)

A pesar de las quejas de la comunidad, todavía no se ha dado ninguna solución al lamentable estado de Acualago. La incertidumbre sobre el futuro del parque sigue ‘en veremos’. (Foto: Diego Calderón / VANGUARDIA)

Todo está cubierto de follaje: las atracciones acuáticas, los caminódromos, las bancas, en fin... El que fuera uno de los más populares centros de diversión de Floridablanca y del área metropolitana hoy es solo un esperpento, ‘decorado’ por ruinas y con la constante presencia de plagas y olores nauseabundos.

Los toboganes, las enredaderas y los charcos son testigos mudos del abandono y del desconcierto que impera en la zona. A decir verdad todo es silencio, un mutismo que solo es alterado por el zumbido de los mosquitos y el canto de algunas aves que merodean por allí.

Las escenas que pudimos ver al recorrerlo ayer evocan una singular ‘vorágine’, un remolino de elementos o situaciones que generan confusión alrededor.

Varios funcionarios, al igual que los periodistas de Vanguardia, desafiaron los senderos fangosos a través de la maleza para captar imágenes y hacer una radiografía de ese sitio.

La hiedra cubre completamente algunos de los aparatos acuáticos del ayer, pero en muchos de ellos todavía ‘brillan’ los coloridos resbaladeros; incluso parte de las rampas deslizantes sobresalen en medio de los frondosos árboles.

Sin embargo, los otroras pasos peatonales se volvieron senderos peligrosos, pues por estos lados se reúnen bandas de expendedores, consumidores de drogas alucinógenas y habitantes de calle.

Los vecinos de barrio Lagos están preocupados. No se trata solo de la creciente proliferación de zancudos, que ha desencadeno en enfermedades como el dengue; además la zona se convirtió en un basurero en donde los desperdicios de alimentos e incluso los putrefactos mortecinos se ven por doquier.

Además, en la antesala de la Semana Mayor, algunos vecinos sostienen que los grupos que están en contra de esta conmemoración religiosa estarían realizando ‘rituales satánicos’; es más, se han detectado restos de fogatas y felinos muertos.

Mejor dicho: lo que un día fue un parque de diversiones se ha convertido en una pesadilla para la comunidad.

Como si fuera poco, las piscinas están completamente sucias y llenas de moho, sin contar que el lugar lleva más de cinco años ‘abandonado a su suerte’.

Ante el desaseo, la comunidad les solicitó a las autoridades, entre ellas las de Salud y Medio Ambiente, adelantar una brigada de limpieza y de fumigación de toda la manzana.

De manera precisa ayer, la personera de Floridablanca, María Margarita Serrano Arenas, comandó una brigada de inspección en la zona e instaló allí lo que ella denominó como una ‘Mesa Técnica’. La idea es buscarle una salida a este lamentable cuadro de Acualago.

Ella, como representante del ente del Ministerio Público, estuvo acompañada de representantes de la CDMB, del Acueducto, de la Electrificadora, de la Gobernación de Santander, de la Empresa de Alcantarillado, de la Empresa de Aseo de Bucaramanga , de Veolia, de la Oficina del Riesgo, de la Policía Metropolitana, del Batallón Caldas, de la Secretaría de Infraestructura y de la Lotería de Santander.

Según Serrano Arenas, “la falta de mantenimiento del lugar se agudizó tras la aparición de la pandemia. Y aunque el escenario ya había cerrado sus puertas antes de la llegada del COVID-19, el tema trascendió a un asunto de salud pública”.

Para la Personera, “los más perjudicados con esta alarmante situación son los vecinos del sector, a quienes debemos darles respuestas concretas en el menor tiempo posible”.

Al final de la Mesa Técnica, quedaron varios compromisos entre los que se destacan: la realización de una gran brigada de limpieza Acualago, prevista para el 29 de abril; estudiar figuras legales que permitan destrabar el lío jurídico que tiene atadas de manos a las autoridades para proceder al rescate del parque; así como la revisión de redes públicas; y, sobre todo, la fumigación del terreno para erradicar las plagas que rondan en ese sector.

También la Policía se comprometió a redoblar los operativos de vigilancia para combatir el accionar de los delincuentes que merodean este abandonado sitio.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por Euclides Kilô Ardila

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad