jueves 23 de febrero de 2023 - 12:00 AM

Opiniones enfrentadas por las dos fechas del ‘Día sin carro y sin moto’ metropolitano

La iniciativa tiene tanto detractores como simpatizantes. Vanguardia habló con
los ciudadanos para conocer sus puntos de vista. Veamos:
Compartir

Las autoridades del área metropolitana determinaron dos fechas específicas del año para la realización del ‘Día sin carro y sin moto’, las cuales se cumplirán los próximos 27 de junio y 19 de septiembre.

Estos calendarios fueron estudiados y ratificados por el ‘Comité de Movilidad Sustentable’ y se cumplirán tanto en Bucaramanga como en Girón, Piedecuesta y Floridablanca entre las 6:00 a.m. y las 6:00 p.m.

Unos ciudadanos celebran esas jornadas, otros las rechazan y algunos más consideran que debería realizarse sólo una de ellas.

Argumentos

Opiniones enfrentadas por las dos fechas del ‘Día sin carro y sin moto’ metropolitano

Aunque Fabián Fontecha Angulo, subdirector de Transporte del Área Metropolitana de Bucaramanga, informó que “estas fechas fueron socializadas y concertadas con diferentes actores, entre ellos gremios, usuarios del transporte público y gerencias de centros comerciales del área”, muchos han criticado fuertemente el anuncio oficial.

“Tradicionalmente las ventas, en un ‘día sin carro y sin moto’ se nos reducen entre un 60 % y un 80 %. La última vez que lo hicieron nos tocó cerrar los negocios”, precisó Luis Obdulio Moreno, dueño de una cafetería del centro de Bucaramanga.

De acuerdo con Fontecha Angulo, “estas actividades se convierten en valiosas oportunidades para promover el uso de medios alternativos como la bicicleta e incluso para movilizarnos a pie o hacer deporte”.

Además explicó que, “la gente puede gozar de su espacio público y también la actividad sirve para demostrar que aquí, en el área metropolitana, sí se tiene un servicio de transporte masivo eficiente, que cuenta con la capacidad para movernos; además de garantizar un mejor ambiente, gracias a la descontaminación que se vivirá con las citadas restricciones vehiculares”.

A su turno, Gerardo Mora, ambientalista, celebró el hecho de que “la reducción de flujo vehicular, tras monitoreos de contaminación auditiva, demuestran que los niveles de ruido bajan y eso es fundamental para la salud mental de los ciudadanos”.

Para Yani Lizeth León Castañeda, experta en temas urbanos, “debemos contribuir todos los días a no contaminar y también debemos liderar un mejor modelo de movilidad. Sin embargo, para no tratar de desempatar nuestros pecados con rezos, el gobierno tiene la misión de ponernos al día en la consolidación de un sistema de transporte masivo sostenible, seguro y suficiente”.

León Castañeda recordó que del total de vehículos registrados en el área metropolitana de Bucaramanga, más del 90% corresponde a vehículos particulares (motos y carros), proporción que se mantiene en Bucaramanga, Girón y Piedecuesta; solo en Floridablanca es del 86,8%.

“De mantenerse el ritmo de crecimiento actual, para 2026 el área metropolitana alcanzaría más de 1 millón de vehículos, lo que supone una carga excesiva de carros y motocicletas para la conectividad de las personas y un incremento desbordado de la congestión y de la contaminación”, recordó la experta.

Lo bueno de la medida

1. Descontaminación: Está comprobado que con la reducción del parque automotor se bajan los niveles de polución en zonas como el Centro, Cabecera, La Ciudadela y el sur de la meseta.

2. La velocidad de desplazamiento promedio mejora en el área. La última edición del ‘Día sin carro y sin moto’ garantizó una tranquila movilidad por las calles.

3. Los biciusuarios participan de una de las actividades didácticas más masivas del área, comprobando que la bicicleta puede resultar más práctica que un vehículo tradicional.

Lo malo de la medida

1. Los comerciantes formales, sobre todo en zonas como el Centro, sostienen que durante los ‘días sin carro y sin moto’ se les reduce la clientela de manera considerable.

2. Muchos ciudadanos que tienen a la moto como su medio de sustento, en el papel, perderían dos días de trabajo. Ellos alegan que el no poder sacar sus motos les afecta.

3. Todavía no existe una cultura ciudadana que haga que la gente aproveche los espacios públicos y, al final, varios ciudadanos se quedan en casa y no participan de estas jornadas didácticas.

Ellos no están de acuerdo con la medida
Andrés Carrillo
Motociclista
“Nos van a implementar otra vez lo que yo denomino como el ‘toque de queda’ para los motociclistas. No nos dejan trabajar y nos dañan nuestra fuente de ingreso”.
Jorge Bernal
Motociclista
“No estoy de acuerdo con que nos dejen dos días sin la posibilidad de utilizar la moto. Este vehículo es mi herramienta de trabajo y, en cierta forma, me quitan dos días mi sustento”.
María E. Bonilla
Conductora
“Deberían tener en cuenta que uno no tiene la moto como lujo, ella es nos permite movilizarnos tranquilamente por las calles de Bucaramanga. No apruebo estas jornadas”.
Anyur Márquez
Motociclista
“No es justo que las políticas del alcalde y de las demás autoridades se vayan contra nuestro gremio y nos dejen atados de mano para poder movilizarnos por las calles del área”.
Ellos sí apoyan la iniciativa
Samuel Díaz
Taxista
“Me parece excelente que se programen esas jornadas. Además de que se descontamina la ciudad, se descongestionan muchas vías de Bucaramanga y del área”.
Arley Avellaneda
Transeúnte
“Me encantan estas jornadas porque se respira un mejor ambiente y uno, como peatón, puede disfrutar del arte de caminar. Las calles se ven despejadas y la ciudad se vuelve acogedora”.
Orlando Márquez:
Peatón
“Deberían programar más seguidas estas jornadas, porque de esta forma ganamos todos: el ambiente, la ciudad, la movilidad y en general la tranquilidad de la gente”.
Tavo Hernández: Transeúnte
“Le veo cosas buenas a la medida por el tema de la polución. Como ciudadano, lo mejor es apoyar esta iniciativa. Pero debería ser solo un día, para que todo el mundo quede contento”.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Image

Periodista de Vanguardia desde 1989. Egresado de la Universidad Autónoma de Bucaramanga y especialista en Gerencia de La Comunicación Organizacional de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro del equipo de Área Metropolitana y encargado de la página Espiritualidad. Ganador del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar.

@kiloardila

eardila@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad