jueves 12 de noviembre de 2009 - 10:00 AM

Otra vez, prohibida la venta de pólvora

A menos de un mes de que se inicie en firme la temporada decembrina, la decisión está tomada: la comercialización de pólvora estará totalmente prohibida en Bucaramanga, razón por la cual el gremio polvorero se quedará ‘viendo un chispero’ como ocurrió el año pasado.

La confirmación la hizo el propio alcalde Fernando Vargas Mendoza, quien declaró que en Bucaramanga este año no habrá venta de pólvora.

A pesar de que se le venga el gremio encima, el Mandatario Local aseguró que no está dispuesto a ir a los hospitales el 25 de diciembre a ver niños quemados por culpa de totes, volcanes o voladores: 'voy a darme esa pela y vamos a mantener la restricción, a través del Decreto que firme el año pasado, y que a la fecha está vigente'.

Aunque dijo que lo siente mucho por los comerciantes de productos pirotécnicos, sostuvo que no dará su brazo a torcer. En cambio se comprometió a comprarles mercancía para realizar quemas o presentaciones dirigidas, y así ayudarles en ese sentido.

Igualmente le planteó al gremio que venda la pólvora en otros municipios del área metropolitana, como Girón, donde sí está permitida.

Pero, tal y como sucede cada año, comienza el tire y afloje entre los polvoreros y la Alcaldía.


La otra cara de la moneda

La Asociación Pirotécnica de Santander, Asopisan, insistió en que antes que restringir su comercialización e imponer 'medidas represivas', las autoridades municipales deben reglamentarla para no llevar a la ruina a un gremio con 50 años dedicado a este oficio artesanal.

Hernán Valderrama, presidente de Asopisan, advirtió que la prohibición se traduce en dejar sin el sustento a 250 familias que viven de este negocio, sin contar a las 2.500 personas que se benefician en forma indirecta.

A juicio de este ingeniero mecánico, consagrado hace 39 años a este trabajo heredado de su padre, lo más irónico es que el Mandatario local, que según él, se precia de apoyar al microempresario, está 'hundiendo a un gremio'.

En ese sentido, Valderrama le propuso a la Alcaldía que al menos les permita el expendio, específicamente a los adultos y para los espectáculos pirotécnicos, durante los días más movidos de la temporada, que son el 7, 24 y 31 de diciembre.

'Lo que pedimos es que no nos conviertan en clandestinos, que nos dejen trabajar, estamos dispuestos a acatar la reglamentación de la Secretaría de Gobierno',  manifestó el directivo gremial, quien anotó que ya tiene $350 millones invertidos en la fabricación de pólvora.

A su turno, Luis Fernando Balaguera, dueño de representaciones Balaguera, con 40 años de tradición polvorera en la capital santandereana, no entiende por qué se vulnera el derecho al trabajo.

Aunque reconoció que la problemática de los niños quemados es compleja, alegó que la pólvora no es la mala: 'sino la imprudencia de los padres de familia y adultos, quienes no cuidan a sus hijos y los dejan manipular esos juegos pirotécnicos'.

 

síntesis

Las cifras

• A la Unidad de Quemados del Hospital Universitario de Santander, HUS, ingresaron en diciembre de 2008 dos niños con quemaduras de segundo y tercer grado, a consecuencia de manipulación de pólvora; mientras que otro menor de nueve años se quemó con una vela. Mientras que en enero del presente año no hubo reporte de quemados por pólvora.

• Así lo indicó Carlos Ramírez, médico cirujano de la Unidad del HUS, quien explicó que las lesiones que pueden provocar este ‘juguete peligroso’ van desde la quemadura de primer grado, hasta una amputación o pérdida de órganos como los de la visión.

• Además, corren el riesgo de intoxicarse y atragantarse, pues pueden llevarse a la boca este producto tóxico, como por ejemplo 'papeletas' o 'totes'.


LA POSICIÓN OFICIAL

Los argumentos que esgrime la Administración Municipal son claros en el sentido de que hay una política nacional, orientada a prevenir casos de quemados por mala manipulación de la pólvora durante la temporada decembrina.

Sobre el particular, Édgar Fernando Salcedo Silva, secretario de Gobierno de la Alcaldía, recalcó que la medida sólo autoriza que se utilice pólvora para espectáculos pirotécnicos, siempre y cuando sea manejada por personas especializadas, bajo estrictas medidas de seguridad.

Si bien admitió que es un hecho que la pólvora se filtra en la ciudad, el funcionario fue enfático en señalar que habrá estricto control a la comercialización clandestina so pena de sanciones y decomisos.

'Aquí lo que está en juego es la integridad física de las personas, y en especial de los niños, así que la seguridad está por encima de cualquier lucro para evitar lesionados', subrayó Salcedo Silva.

Y justificó que el Decreto 0260 ha sido un éxito, lo que se reflejó en que el año pasado se reportaron cero quemados por pólvora en la capital santandereana, mientras que en el resto del área metropolitana se reseñaron tres casos.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad