sábado 18 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Paciente de Coomeva lleva dos meses esperando una cirugía

Como consecuencia de un accidente de tránsito, ocurrido el 19 de noviembre de 2017, José Orlando Ariza sufrió una fractura abierta de tibia y peroné, que a la fecha no ha podido superar.

Según relata, la primera atención la recibió en el Hospital Internacional de Colombia, HIC, en donde le aseguraron debía someterse a una cirugía para tratar la lesión.

Sin embargo, tuvo que volver a su casa, con la herida abierta a la espera del procedimiento, porque Coomeva EPS no tenía convenio con el HIC.

“Tuve que salir del hospital y estando en la casa, un médico iba ocasionalmente a hacerme las curaciones. Perdí once centímetros de la tibia porque el hueso quedo mucho tiempo expuesto”, dijo José Orlando.

Once meses después y luego de interponer una acción de tutela, el 11 de septiembre de 2018 pudo ser operado.

El 4 de diciembre de 2018 tuvo que someterse a un nuevo procedimiento, esta vez para alargar el hueso de la tibia.

“En esa ocasión me pusieron unas barras, o tutor externo, un aparato que está conectado al hueso mediante tornillos que atraviesan la piel. La idea es que me ayude a sostener la pierna mientras que el hueso se regenera y se cura la fractura”, relató.

Lea también: Paciente con cáncer reclama cirugía a Medimás EPS

Una tercera cirugía

Tres meses después y luego de asistir a control, el ortopedista le comunicó a José Orlando que el hueso estaba sanando de manera desviada.

“El especialista que lleva mi proceso me aseguró que debíamos parar y hacer una nueva cirugía. Allí empezó nuevamente mi calvario”, aseguró.

Otra tutela

Tras recibir la noticia, José Orlando acudió a Coomeva EPS para solicitar la autorización y posterior programación de esta nueva intervención.

“El 12 de marzo pasado la EPS me autorizó el procedimiento con la Clínica Comuneros, quienes en este momento no tienen convenio con Coomeva”, indicó.

Al registrar esta situación y tras dos meses de espera, José Orlando tuvo que interponer una nueva acción de tutela, que falló a su favor y que ahora cuenta con un incidente de desacato.

“No veo el interés de Coomeva EPS por darme una solución. Llevo en este proceso cerca de dos años. He expuesto mi caso en la Defensoría del Pueblo, la Superintendencia de Salud, la Secretaría de Salud y no ha pasado nada”, cuenta con preocupación.

A raíz de esta situación Orlando no ha podido volver a su trabajo, su esposa es la única que en este momento sostiene el hogar, además que teme perder su pierna.

“Pido que me operen lo más pronto posible. Llevo mucho tiempo luchando por recuperar mi pierna. No estoy en peligro de muerte, pero una extremidad de mi cuerpo si está en peligro”.

Ante el caso, voceros de Coomeva aseguraron que “el usuario tiene orden generada para valoración por ortopedia con la Clínica Revivir el próximo 27 de mayo, en la cual se le definirá el manejo”.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad