jueves 17 de octubre de 2019 - 12:00 AM

Paciente de Coomeva lleva tres meses esperando una cirugía y un traslado

Debido a una embolia y trombosis Edgar Rodríguez Sarmiento perdió una parte del intestino delgado. Para mejorar su calidad de vida, le fue ordenada una cirugía de trasplante y rehabilitación intestinal. Pese a que interpuso una acción de tutela, que falló a su favor, y que ahora cuenta con un incidente de desacato, el procedimiento no se le ha realizado.
Escuchar este artículo

Según relata, la primera atención la recibió en urgencias en la Clínica Magdalena de Barrancabermeja el pasado 24 mayo. “Fui porque me dolía el estómago pero después de que me hicieron unos exámenes, como salí bien, me enviaron a casa”, mencionó.

Tres días después regresó a urgencias. “Cuando me iban a dar la salida empecé a vomitar. Luego intenté dar al cuerpo y tuve una hemorragia. Allí me llevaron a cirugía (...) después el médico me dijo que me había dado un trombo y que había perdido un metro del intestino”.

Para realizarle más estudios Rodríguez Sarmiento fue trasladado a la Clínica Comuneros de Bucaramanga. “Apenas llegué me remitieron a la Unidad de Cuidados Intensivos. En ese lugar duré 10 días. Poco después me bajaron a piso”.

Le puede interesar: En Bucaramanga, madre desesperada pide a Coomeva autorizar cirugía para corregir la columna de su hijo.

Marta Silva, su esposa, relató que durante las próximas semanas se mantuvo estable pero con fiebre, dolor y malestar. “Después de hacerle una cosa y la otra, como el estómago no le quería recibir alimento, lo llevaron a una cirugía como de cinco horas. Allí le sacaron el resto de intestino,(...) esto fue muy duro y fuerte”, destacó.

Por esta situación la junta médica le hizo una valoración el pasado 5 de julio y determinó que necesitaba una cirugía de trasplante y rehabilitación.

Acciones legales

Como el proceso no avanzó Silva interpuso una tutela el pasado 22 de julio contra su EPS Coomeva. Esta acción falló a su favor. “Mientras esperamos permanezco en la clínica (...) No puedo consumir comida normal sino que tengo nutrición por un catéter. Aunque veces me dan avena, licuados de sopa y gelatina”, mencionó el paciente. También cuenta con dos bolsas en las que se deposita lo que se produce en su intestino.

Lea también: Bumangueses cada vez tienen más acceso a la prueba rápida de VIH.

En el fallo se ordenaba a la EPS Coomeva que trasladara Rodríguez Sarmiento a una institución de mayor complejidad para que se realizaran los procedimientos. El pasado 10 de septiembre el Juzgado Noveno Penal Municipal impuso un desacato.

“En este momento no me han dado una respuesta satisfactoria, así que no puede decir uno que hay esperanza”, manifestó Rodríguez. Asimismo destacó que lo que más le preocupa de su situación es que no puede trabajar y aportar en su casa, en dónde es era el principal proveedor de ingresos.

Al cierre de esta edición Coomeva EPS no se había pronunciado sobre este caso.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad