domingo 14 de febrero de 2010 - 10:00 AM

Países emergentes avanzan a todo vapor

Los grandes países emergentes salen de la crisis a todo vapor, lo que les debería permitir superar a las economías industrializadas en una década, aunque este espectacular avance no borra por el momento los desequilibrios que sufre la economía mundial, indican analistas.

'Los mercados financieros y la economía real de los países emergentes arrancan mejor que los de los países avanzados', afirma Eswar Prasad, de la Universidad Cornell de Estados Unidos.

El ejemplo chino sirve de constatación: gracias a un plan de reactivación monumental, las estadísticas del gigante asiático no reflejan casi la recesión mundial, con un crecimiento previsto del 10% del PIB (Producto Interior Bruto) este año, tras el 8,7% de 2009.

Pero otros desempeños, desde India hasta Brasil pasando por Polonia, también son destacables ante las dificultades de la mayoría de los países ricos para volver a tener un crecimiento robusto.

Incluso antes de la crisis, había un movimiento de acercamiento entre esos dos tipos de economías.

Pero la tendencia se acentuó tras la reactivación, mucho más marcada en los países emergentes que, además, sufrieron menos la recesión, resume Philippe Martin, profesor en economía del instituto de Ciencias Políticas en París.

Una demostración espectacular de ese fenómeno es un reciente estudio del gabinete PricewaterhouseCoopers, según el cual el PIB acumulado de las siete principales economías emergentes (China, India, Brasil, Rusia, México, Indonesia y Turquía) podría superar a finales de esta década el del G7 de los países industrializados (Estados Unidos, Japón, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y Canadá).

En 2030, la jerarquía mundial cambiaría, con el PIB chino dominando al de Estados Unidos, seguidos de India, Japón, Brasil, Rusia, Alemania, México, Francia y el Reino Unido.

Según el economista Juan Carlos Rodado, de Natixis, el elevado endeudamiento de la mayoría de los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), considerado hasta aquí como el club de los países ricos, va a obligarlos a sanear sus finanzas públicas y, al mismo tiempo, reducir sus márgenes de maniobra presupuestaria para impulsar el crecimiento.

De todos modos, si la fuerza económica de los países emergentes es una realidad, durante mucho tiempo será un espejismo para sus poblaciones mayoritariamente pobres que no se benefician directamente de la situación. Además, tampoco es seguro que esas futuras potencias económicas puedan convertirse en locomotoras del crecimiento mundial.

'India o China aún no están en condiciones de aumentar sus importaciones', lo que tendría un efecto motor para el resto del mundo, advierte Eswar Prasad.

En la misma sintonía, Philippe Martin afirma que 'para mejorar el crecimiento mundial, es necesaria no solo una mayor expansión de China, sino también un reequilibrio del tipo de crecimiento'.

En efecto, los líderes mundiales han instado desde el surgimiento de la crisis financiera a una economía global más equilibrada, y no tan dependiente de Estados Unidos.

El derrumbamiento del consumo y de las importaciones en Estados Unidos hizo pensar que era posible una reducción del déficit de sus cuentas públicas.

Pero esta ilusión fue borrada rápidamente por la reactivación, que vino acompañada de un rebote de las importaciones.

Al mismo tiempo, el dinamismo chino se sigue apoyando en las exportaciones, ya que el mercado interno continúa en estado embrionario.


La recuperación de la Eurozona tropezó en el último trimestre de 2009

La recuperación económica de la Eurozona se frenó en el último trimestre de 2009, con un débil crecimiento del 0,1%, que se explica principalmente por el estancamiento de Alemania y supone un nuevo revés para los 16 países que la integran, ya desestabilizados por la crisis griega.

El dato, divulgado por la agencia europea Eurostat, sorprendió a los analistas, que habían previsto que la economía de la zona euro mantuviera el ímpetu con que salió de la recesión en el tercer trimestre, con un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del 0,4%.

Este frenazo es 'desesperadamente decepcionante' y demuestra que la 'región sigue afrontando condiciones económicas y financieras muy difíciles', declaró Howard Ancher, economista del instituto IHS Global Insight.

Los mercados, ya inquietos por la crisis de las finanzas públicas griegas y la ayuda poco concreta que Atenas recibió en una cumbre de la Unión Europea (UE), reaccionaron confusos a las cifras de Eurostat.

El euro se ubicó el viernes en su nivel más bajo frente al dólar en casi nueve meses, hasta 1,3532 dólares, mientras que la mayoría de las principales bolsas europeas registraban una tendencia dubitativa.

El conjunto de los 27 países que forman la UE también registró un crecimiento débil en el cuarto trimestre, de 0,1%, frente a una subida del 0,3% en el tercero.

Tanto la Eurozona como la UE cerraron 2009 con una contracción histórica de su economía, de 4% y 4,1%, respectivamente, como consecuencia de la crisis financiera mundial que estalló en 2008 en Estados Unidos, informó Eurostat.

Ambas regiones salieron no obstante de la recesión en el tercer trimestre.

Detrás del tropiezo en el cuarto trimestre de la Eurozona, se halla principalmente la avería que sufrió su principal motor: Alemania registró un crecimiento nulo debido a la caída del consumo y las inversiones, después de que el PIB se disparara un 0,7% entre julio y septiembre.

Italia también decepcionó al anunciar una contracción del 0,2% del PIB, una caída espectacular respecto al crecimiento del 0,6% que experimentó en el tercer trimestre.

España había confirmado el jueves que siguió sumergida en la recesión en el cuarto trimestre, con una contracción del 0,1%.

Francia, en cambio, dio la sorpresa acelerando su crecimiento un 0,6%, pero el dato no pudo compensar el frenazo de la Eurozona, que contrasta por otro lado con el buen desempeño de la economía estadounidense, que progresó 1,4% en los últimos tres meses de 2009.

Las malas noticias parecen acumularse para la zona euro: en los últimos días se extendieron los temores de que la crisis de Grecia, expuesta a la disparada de su déficit y deuda públicos, se propague en la Eurozona, donde otros países como España y Portugal también hacen frente a agujeros abismales.

En una cumbre la semana pasada en Bruselas, los 27 se comprometieron a no dejar sola a Atenas y a apoyarla con medios financieros en caso de necesidad, sin especificar los instrumentos a los que recurrirían.

Los datos del cuarto trimestre de la UE muestran que 'todavía tenemos mucho por hacer en términos de recuperación y medidas de estímulo', pero al mismo tiempo es 'importante' que los Estados miembros 'piensen' en la disciplina presupuestaria, advirtió un portavoz de la Comisión Europea.

En el caso de Grecia, se estima que el déficit en 2009 fue del 12,7% del PIB, frente al tope del 3% autorizado por Bruselas, lo que le ha obligado a adoptar una contundente estrategia de ahorro.


Los países emergentes lideran la salida a la crisis, según el FMI

El director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, afirmó que las economías emergentes como China, Brasil y la India lideran la salida de la crisis global, pero que deben reorientar sus modelos económicos hacia un mayor consumo interno.

En una rueda de prensa en Tokio, el jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo que Asia está marcando el fin de la crisis económica mundial y especialmente China, con cifras de crecimiento que se asemejan a las de antes de la crisis.

Los últimos datos del FMI adelantaron en octubre el fin de la recesión en 2010 y consolidaron a Asia como el motor de la recuperación de una economía mundial que crecerá un 3,1 por ciento este año, un dato que se actualizó al alza en la presentación a finales de enero de un nuevo informe de Perspectivas del Fondo.

Strauss-Kahn, que visitó Japón y Hong Kong el mes pasado, afirmó que las economías emergentes deben orientarse para potenciar la demanda interna, en sustitución de su enfoque exportador y sostener así su avance en un nuevo contexto económico.

En su opinión, el modelo de crecimiento de la economía global no será el mismo al de antes del 'crash' financiero de Estados Unidos y su extensión al resto del mundo, ya que los consumidores estadounidenses han dejado de ser una pieza clave del desarrollo mundial.

Según Strauss-Kahn, muchos piensan que el próximo motor mundial serán economías como la India, China o Brasil, aunque esto no será tan fácil, ya que las cifras macroeconómicas no favorecen dicho cambio de manera tan sencilla.

'Las fuentes del crecimiento de la próxima década serán los países emergentes, la economía verde y la tecnología', glosó Strauss-Kahn, que matizó que a pesar de todo líderes tecnológicos como Japón o Estados Unidos no serán desplazados en esta transición.

Las cifras del informe Perspectivas para la Economía Mundial, que la institución con base en Washington presentó a finales de enero, mostró una vuelta de China a ritmos de crecimiento anteriores a la crisis, en gran medida gracias a las medidas de estímulo y gasto público.

Para Strauss-Kahn, tanto las economías emergentes como las desarrolladas 'están recuperándose más rápido' de lo que inicialmente se preveía, aunque alertó sobre la debilidad de esta mejora y la posibilidad de una falta de liquidez.

El jefe del FMI aseguró que es demasiado temprano para retirar las medidas gubernamentales para cimentar la recuperación y recordó que 'las estrategias de salida' serán la clave para no recaer de nuevo en la recesión global, que ha generado 'altos niveles de deuda'.

Strauss-Kahn aconsejó a los Gobiernos que mantengan las medidas de estímulo hasta que la mejora de la demanda interna sea sostenible.

Estas medidas, que en la mayoría de los casos han supuesto inyecciones de liquidez y ayudas al consumo, han supuesto un gasto de unos dos billones de dólares en todo el mundo, tras el derrumbe del sistema hipotecario estadounidense en 2008.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad