domingo 07 de octubre de 2018 - 12:01 AM

‘Pasajera’ inspira programa en pro de las mascotas

Tal y como lo hizo Hachiko en 1935, un perro que esperó por 10 años, cada día, al fallecido profesor Eisaburo Ueno en la estación de tren de Tokio, asimismo, ‘Pasajera’, una perrita busca incansablemente a ‘Don Olegario’, su amo, en los buses padrones de la ruta P10 y en la estación de Metrolínea de Provenza.
Escuchar este artículo

Aunque ‘Don Olegario’ falleció hace cerca de dos meses, Pasajera, como fue bautizada por quienes la encontraron deambulando en Metrolínea, ante la ausencia de su amo, el pasado 1 de agosto salió de su casa.

El animal aprovechó que uno de los conductores de la ruta P10, Provenza Terminal, abrió las puertas del vehículo en la parada de Acrópolis, en Real de Minas, se subió y se ubicó bajo el asiento del operador.

Era cerca del mediodía de este lunes y Pasajera viajó en aquel bus padrón por cerca de 20 minutos hasta la estación de Provenza, descendió del vehículo y comenzó a recorrer ese lugar en busca de su amo. Permaneció allí casi todo el día y no paró de oler cada bus o persona que por allí pasaba.

Quien la rescató fue Alejandro Sotomonte, el director de la Fundación Fanat, una entidad que lucha por la defensa de los animales y trabaja ‘con las uñas’ por el rescate de estos seres.

Este curtido veterinario narró que recibió una llamada del equipo de prensa de Metrolínea, acudió a Provenza y se encontró con una perra empeñada en esperar que de un bus se bajara su amo.

Le puede interesar La historia de lealtad de una perra que busca en Metrolínea a su amo que murió en Bucaramanga

Ese mismo 1 de agosto, Sotomonte le dio de comer, la mantuvo junto a él y le consiguió un hogar de paso en zona rural de Floridablanca.

Dos meses y un día después del hallazgo de la perrita, el pasado 2 de octubre, Pasajera volvió a recorrer la ruta en la que bus a ‘Don Olegario’.

Como por instinto, al abrirse las puertas de un bus padrón en la parada de Acrópolis, Pasajera tiró la cadena de su rescatista y subió presurosa por las escaleras que dan acceso al torniquete del vehículo. Avanzó por el pasillo y comenzó a oler a cada uno de los que allí viajaban. Aullaba por momentos y se recostaba sobre algunos pasajeros que la acariciaban al notar su ‘lamento’.

La perrita ‘Pasajera’ será un ícono contra el abandono de animales.

La prueba de fidelidad de esta mascota llevó a que la Fundación Fanat creara el programa ‘Pasajera’ que pretende que los habitantes del área comprendan que la tenencia de un animal no es ‘pasajera’, sino para toda la vida.

“Hace cerca de un mes implementamos este programa en el que llevamos a la perrita a eventos de recolección de comida y jornadas de adopción a distintos sitios en los que se pueda llevar el mensaje de la tenencia responsable de animales y la adopción de cerca de 1.650 que se encuentran en los albergues del área”, puntualizó el rescatista.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad